“Es inevitable”, la basura espacial explotará entre sí

01 de Junio de 2017 Actualizado: 02 de Octubre de 2017

Científicos internacionales se reunieron en Camberra el 31 de mayo para analizar el peligro que las colisiones de basura espacial dejen el borde de la atmósfera superior inutilizable para los satélites en los próximos años.

“Hay tanto escombro que está chocando consigo mismo y creando más escombros, una avalancha catastrófica de colisiones, que podría destruir rápidamente todos los satélites en órbita; esto ahora es posible”, dijo el Dr. Ben Greene, consejero delegado de Space Environment Research Center (SERC), de acuerdo al reporte de ABC.

En el encuentro se habló de al menos 170 millones de pedazos de escombros en órbita, de restos de satélites o piezas de otras naves espaciales, que viajan a cerca de 27.000 km/hora, lo que hace que un trozo milimétrico se comporte como un proyectil de potencial peligro.

“Una pieza de 5 milímetros de escombros es una importante amenaza para los satélites y otras infraestructuras en el espacio. Cada año se producen daños considerables”, destaca la SERC, cuya organización ha estado trabajando en un proyecto de gestión de desechos espaciales.

El profesor Moribah Jah, experto en desechos espaciales de la Universidad de Texas, resaltó a su vez que “la amenaza crece cada día en la medida que se hace más fácil para las empresas lanzar objetos en órbita”, según ABC.

“La disponibilidad de drones en las manos de las personas ha superado la capacidad del Gobierno para regular realmente estas cosas”, dijo el académico.

A lo cual sentenció: “Creo que estamos ciertamente en el camino de lo que yo llamo una tragedia de la comunidad”. Según el experto, sin una acción, una colisión catastrófica era “inevitable”.

En el encuentro de Camberra se habló que “es una cuestión de cuándo, y no de si,tal evento calamitoso tendrá lugar”, según News.

Expertos del Observatorio MT Stromblo de Australia, al respecto añadieron que la falta de datos de como se están moviendo en el espacio las millones de piezas de basura circulante es un gran problema.

Esto significa que no solo están en peligro la inversión de 900.000 millones de dólares en satélites e infraestructura espacial circulante, sino los servicios que estos proporcionan: comunicaciones, televisión, GPS, etc.

¿De quién es la culpa? De los mismos satélites, y demás misiones espaciales. Las naves explotan por el combustible remanente luego de ser abandonadas por sus dueños. Se incendian y una sola gran pieza de basura espacial se convierte en miles de piezas más pequeñas.

En el encuentro se habló de buscar algún tipo de regulación, sin embargo no se sabe cual misión espacial dará el primer paso en ello de no abandonar a la comunidad sus desechos.

De acuerdo a reportes previos de la NASA, hay escombros de naves espaciales (incluido satélites) no funcionales, de partes abandonadas de los vehículos de lanzamiento, por ejemplo lanzamiento de satélites, desechos eliminados durante las misiones, y los escombros de fragmentación.

[insert page=’suiza-desarrolla-un-pac-man-gigante-para-recoger-basura-espacial’ display=’template-relacionadas.php’]

En 1996, por ejemplo, un satélite francés fue golpeado y dañado por los restos de un cohete francés que explotó una década antes.

El 10 de febrero de 2009, un satélite ruso abandonado colisionó y destruyó un satélite comercial estadounidense Iridium en función. Según la NASA, la colisión agregó más de 2.000 piezas de escombros al inventario de basura espacial rastreable”.

Además está el caso de “la prueba anti-satélite de China, en 2007, cuando usó un misil para destruir un viejo satélite meteorológico, y agregó más de 3.000 piezas al problema de los escombros”.

Sin embargo “sólo 30.000 de los 300.000 piezas de desechos en órbita que son mayores que 5 mm pueden ser monitoreados actualmente”, destaca la SERC.

[insert page=’video-muestra-la-basura-espacial-acumulada-desde-1957′ display=’template-relacionadas.php’]

Tráfico caótico

Los desechos espaciales también abarcan las partículas naturales o meteoroides, sin embargo estos están orbitando alrededor del Sol, mientras que la mayoría de los escombros artificiales están en órbita alrededor de la Tierra, de acuerdo a la NASA.

Entre estos escombros artificiales, en 2013, se había registrado 20.000 piezas de escombros más grandes que una pelota, mientras millones de pedazos pequeños de escombros estaban sin rastrear. Han pasado 4 años y el problema persiste.

El hecho que ventanas de una lanzadera espacial fueran substituidas debido a los daños causados por simples manchas de la pintura proveniente de los escombros espaciales, nos hace preguntar por qué los gobiernos han dejado el espacio sin regular, con plena libertad de lanzar lo que se quiera.

De hecho “el mayor riesgo para las misiones espaciales proviene de escombros no rastreables”, señala Nicholas Johnson, científico jefe de la NASA para los desechos orbitales.

De acuerdo al Sr. Jah, “necesitamos un esquema de clasificación para las cosas en el espacio… para manejar ese tráfico”, dijo.

“Definitivamente no es un problema de poca importancia, el cielo se está cayendo, es pánico, pánico, un momento de pánico, y si no hacemos nada en absoluto, estamos sin duda en un mal camino de no poder utilizar el espacio de la manera que podemos hacerlo ahora, con toda libertad”.

[insert page=’captada-en-video-la-reentrada-del-misterioso-fragmento-de-basura-espacial-2′ display=’title’]

TE RECOMENDAMOS