Baterías de celulares: mitos y consejos para la hora de cargarlas

24 de Julio de 2015 Actualizado: 24 de Julio de 2015

El teléfono celular se ha convertido en una extensión del ser humano. En todo momento y lugar, para jugar o para trabajar, el teléfono inteligente no deja de acompañar a sus usuarios.

Ante las múltiples funciones de estos y la cantidad de utilidades que le dan las personas es necesario conocer algunos mitos y consejos sobre la batería de su móvil, como si fuera la vida de este.

Mitos

Es falso que se debe esperar a que el teléfono esté completamente descargado para volver a cargarlo, pues las baterías de litio no se ven afectadas ante este proceso.

También es mentira que poner la batería en el congelador aumenta la vida de esta o que si la batería se calienta es señal de que va a explotar, pues si la temperatura aumenta estas dejan de cargarse como un método de protección.

Por último, es falso que las baterías externas afectan el funcionamiento del teléfono celular, pero sí cambia el tiempo de recarga.

Máxima duración

Para aprovechar al máximo la batería del móvil es recomendable estar consciente de los procesos que este está realizando.

Las notificaciones y la barra de tareas se convierten en los principales aliados a la hora de cargar el teléfono.

Para aumentar la cantidad de tiempo de la carga de la batería y aumentar la vida útil de la misma siga estos consejos:

– Desactive la sincronización automática.

– Disminuya el brillo de la pantalla.

– Desactive el modo automático de la conexión a las redes Wi-Fi.

– Desactive las redes LTE cuando no las esté utilizando.

– Desactive la localización GPS si no es necesario.

– Desactive el modo automático en el correo electrónico.

– Ajuste el bloqueo de la pantalla.

– Desactive la vibración si no es imprescindible.

– Limite la cantidad de aplicaciones en segundo plano.

– Realizar cargas completas de la batería regularmente.

– Active el modo ahorro.

– Configure el tiempo en que la pantalla estará encendida cuando este no se esté utilizando.

Lea el artículo original aquí.

TE RECOMENDAMOS