Bebé elefante destruye un pastel hecho especialmente para su abuela: “¡Por favor, detenlo!”

Por Louise Bevan
02 de Diciembre de 2021
Actualizado: 02 de Diciembre de 2021

Un bebé elefante que vive en un santuario de Tailandia hizo reír a los internautas tras destrozar un hermoso pastel preparado con mucho cariño por el personal para su abuela.

Al ver el pastel preparado el 13 de octubre, el pequeño elefante corrió y se deslizó de rodillas por el pastel antes de comer un jugoso trozo de sandía y luego escupir un trozo de sandía a medio masticar. No satisfecho con la cantidad de desorden que había creado, se deslizó por segunda vez sobre la comida y se sentó encima, mientras la abuela masticaba los trozos restantes tranquilamente a su lado.

(Cortesía de Samui Elephant Haven)

El elefante de Samui Haven compartió más tarde el divertido momento entre Haven, de 2 años, y su abuela de 70 años, Sri Nin, en Instagram con la descripción: “¡Abuela! Por favor, ¡detenlo!”.

Ko Samui, representante del santuario con sede en la isla tailandesa, dijo a The Epoch Times que Sri Nin, su elefante más viejo, fue rescatada de un campamento de caballos. Antes de eso, la anciana elefanta pasó dos décadas arrastrando troncos pesados de madera de teca y troncos para la industria maderera, una práctica que posteriormente fue prohibida en 1989 por el gobierno tailandés. Está ciega de un ojo y otra elefanta le mordió la cola cuando era una cría.

Por su parte, Haven es la primera cría que nace en el santuario.

(Cortesía de Samui Elephant Haven)

En relación al adorable video de Haven destruyendo el pastel destinado a su abuela, que está circulando por Internet, el personal dijo que esperaban que Haven se comiera parte del pastel de arroz, calabaza y fruta, pero no esperaban que destruyera todo el pastel. “Está bien, porque los bebés elefantes son traviesos y no podemos controlarlos”, explicaron. “Al final, sabíamos que la abuela se comería todo el pastel”.

Describiendo a Haven, a quien le encanta la sandía, como una pequeña elefanta “educada y amistosa” pero “a veces traviesa”, debido a su corta edad, los empleados afirmaron que por el contrario Sri Nin es “tranquila” y “se mueve muy despacio”. Como ya no puede comer alimentos duros, como la calabaza cruda, ahora disfruta del arroz cocido y la calabaza hervida.

(Cortesía de Samui Elephant Haven)

El pastel de los elefantes era, de hecho, una sorpresa personalizada adornada con dos nombres y una figura sosteniendo un balón de fútbol; el santuario ofrece un servicio en el que los asistentes pueden donar un pastel a cambio de un video de los elefantes comiéndoselo.

El refugio para elefantes de Samui, fundado por el amante de los animales Maew Suriya en 2018, ha rescatado hasta la fecha a 14 elefantes de toda Tailandia y de la industria del turismo. Los empleados se alegran de que las divertidas imágenes de Haven y Sri Nin hayan sido tan bien recibidas, ya que ayudan a aumentar su visibilidad.

(Cortesía de Samui Elephant Haven)

“Creo que a mucha gente le encanta”, dijeron en el santuario a The Epoch Times. “Mucha gente nos pide el video”.

El santuario tiene dos consejos para la gente: no montar ni maltratar a ningún animal, y no respaldar a ninguna empresa que lo haga.

(Cortesía de Samui Elephant Haven)

Gracias a Samui Elephant Haven, Sri Nin y su nieta ahora tienen la oportunidad de vivir su vida en paz, con seguridad y alegría.

Vea el divertido video a continuación:

(Cortesía de Samui Elephant Haven)


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS