“Bebé milagro” colombiano que nació a las 26 semanas, ahora es un adorable niño de 8 años

Por Celeste Armenta
23 de Febrero de 2022 6:08 PM Actualizado: 27 de Febrero de 2022 1:00 AM

Maritza Guédez y su esposo están convencidos que tomaron la mejor decisión al luchar por la vida de su bebé, quien nació a las 26 semanas de gestación. Aunque inicialmente no fue un embarazo de alto riesgo, el pequeño nació prematuramente en medio de una incertidumbre que se fue despejando poco a poco, para dar paso un niño inteligente y feliz que hoy tiene 8 años.

“Tener un hijo prematuro es una bendición, una enseñanza, de vida, de fe, es un milagro. Como yo siempre digo, es un milagro ante mis ojos”, dijo Maritza Guédez, en entrevista al medio local Semana.

Maritza Cristina Guédez Maluff y su esposo, Juan Cordero, residentes de Bogotá, Colombia, esperaban la llegada de sus mellizos ―una niña y un niño― en un embarazo que “iba completamente normal” en 2013. Sin embargo, de un día para otro recibieron la noticia que tenía que dar a luz, cuando solo tenía 26 semanas de embarazo.

Pero la joven madre, de entonces 28 años, recuerda el mágico momento en que supo que dentro de su cuerpo se desarrollaba un niño y una niña, “sin que nadie me lo dijera”, explicó.

“En la semana ocho, yo sabía en qué lado de mi cuerpo estaba el niño y en qué lado estaba la niña. Es algo muy temprano [pero] uno lo sabe, no sé por qué, pero yo estaba segura y así fue”, aseguró Guédez.

(Cortesía de Maritza Cristina Guédez Maluff)

Desafortunadamente la experiencia de un embarazo regular de pronto se esfumó, pero la motivación de darlo todo por sus hijos hizo que Guédez obtuviera una fuerza que hasta ese momento no sabía que tenía. En especial, necesitó ese aliento para recibir a sus pequeños.

Guédez confesó que no tenía idea de “con qué me iba a encontrar”, al nacer sus bebés, si tendrían piel o si estarían físicamente formados.

Sin embargo, cuando vio el cuerpo “formadito” de Juan Ignacio, y que a pesar de ser tan pequeñito escuchaba y sentía, pudo ver su mirada diciéndole “mamá, yo quiero vivir”.

Aunque el pronóstico de los médicos era más favorable para la niña y nació en perfecto estado, finalmente falleció un mes después de nacer.

(Cortesía de Maritza Cristina Guédez Maluff)

Guédez también recordó que se encontró con un mundo muy duro para una mamá primeriza, pero la fe le dio certeza de saber que podía sacar adelante a su bebé. Su esposo, por su parte, afirma que recibir a un bebé prematuro es una bendición.

El niño nació pesando 1.5 libras (700 gramos), y logró crecer y convertirse un pequeño normal que hace deporte, toca el piano y es muy inteligente.

“Obviamente uno los ayuda y los estimula, después de mucha terapia, uno ve el resultado hoy en día y […] tenemos ocho años con él, y ahorita tiene un hermanito de dos años que lo adora y no me imagino una vida sin él”, compartió el padre de Juan Ignacio.

Debido a lo dramático que fue recibir a un pequeño de 26 semanas, y descubrir que no había literatura enfocada a los padres que hablara del tema, Guédez decidió compartir su experiencia a través del libro 1430 gramos: El peso de un milagro, publicado en 2020.

La idea es transmitir perseverancia, optimismo, y “cómo las mamás tenemos que hacer las cosas mientras estamos en una situación difícil, como esta”, dijo en una entrevista a la editorial Más que estilo, a través del canal de YouTube Medina Liber.

(Cortesía de Maritza Cristina Guédez Maluff)

De igual manera, Guédez compartió a The Epoch Times que el libro, además de brindar información y dar ánimo a los padres, lo que ella y su esposo hacen es crear un precedente “y enseñarle a la gente la forma en que lo logramos hacer, de una manera positiva y con la mejor actitud”.

Guédez explicó que, según la Unicef, el nacimiento de bebés prematuros está en aumento, por lo que es un tema de salud importante para el desarrollo de los niños a temprana edad.

(Cortesía de Maritza Cristina Guédez Maluff)

Además de acompañar a su hijo Juan Ignacio en su crecimiento emocional y físico, Guédez dedica parte de su tiempo al apoyo y asesoramiento a padres que reciben a sus bebés de manera prematura.

“Uno como mamá desarrolla muchas cosas y como dicen, cuando uno es mamá conoces una persona nueva, que obviamente es el bebé, [pero también] nace una persona nueva… la mamá, nace la mamá. Tiene otras cosas, otros conocimientos, otros instintos, otra forma de ver la vida”, reflexionó Guédez.

¿Cómo no intentarlo y darlo todo por esa vida?

(Cortesía de Maritza Cristina Guédez Maluff)

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí.


 

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.