Bebé muere de intoxicación tras un parto prematuro luego de que la madre ingiere 1 lt de whisky

Por Zachary Stieber - La Gran Época
27 de Julio de 2019 Actualizado: 27 de Julio de 2019

Una madre de Minnesota fue arrestada después de que su bebé muriera de intoxicación.

Las autoridades dijeron en una denuncia penal que Rianna Marie Cameron, de 29 años, bebió en exceso antes de que se produjera un parto prematuro inesperado.

Los que respondieron a la emergencia corrieron a la casa de Cameron en Rogers el 30 de diciembre de 2018, después de recibir reportes de que un bebé se había vuelto insensible.

Los agentes encontraron a dos niños pequeños en el primer piso de la casa y se apresuraron a subir para encontrar a Cameron y a su novio en el piso de arriba. El bebé recién nacido estaba a los pies de Cameron, con el cordón umbilical todavía adherido.

Imagen ilustrativa de un bebé. (Fred Dufour/AFP/Getty Images)

La niña estaba azul o morada y no respiraba, según la denuncia, que fue obtenida por la WCCO.

Los que respondieron comenzaron a hacer RCP a la bebé antes de llevarla a un hospital cercano. Pronto fue declarada muerta y una autopsia reveló que su contenido de alcohol en sangre era de 0,234 (cuando el límite legal para conducir después de beber es de 0,08 en el Estado) y que el bebé murió por “complicaciones de intoxicación aguda por etanol y parto no asistido”.

Cameron dijo a los agentes que había estado “de juerga”, una referencia coloquial al hecho de beber alcohol hasta desmayarse o quedar inconsciente. Declaró que había bebido un litro de whisky; los oficiales encontraron una botella vacía de la bebida en la cocina.

Cameron fue llevada al hospital y su nivel de alcohol en la sangre analizado era de 0,21.

La denuncia detalla cómo la madre fue advertida en múltiples ocasiones de los efectos nocivos de beber durante el embarazo y había sido condenada por adicción al alcohol tres veces desde 2012.

Los Servicios de Protección Infantil fueron alertados sobre Cameron en 2015 después de que uno de sus hijos tuvo exposición prenatal al alcohol, de acuerdo con la WFAA. El 24 de julio de 2018, Cameron dijo a los agentes de policía que estaba en tratamiento por tercera vez en seis años. El 15 de diciembre de 2018, los agentes de policía le advirtieron de nuevo sobre el consumo de alcohol durante el embarazo y ella dijo que comprendía las repercusiones y que aún estaba en tratamiento.

Cameron se enfrenta hasta 10 años de prisión si es condenada por homicidio involuntario.

Beber durante el embarazo

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, “No hay una cantidad segura de consumo de alcohol durante el embarazo o mientras se intenta quedar embarazada”.

“Tampoco hay un momento seguro para beber durante el embarazo. Todos los tipos de alcohol son igualmente dañinos, incluyendo los vinos y la cerveza”, afirmó la agencia. “El alcohol en la sangre de la madre pasa al bebé a través del cordón umbilical. El consumo de alcohol durante el embarazo puede causar abortos espontáneos, mortinatos y una variedad de discapacidades físicas, conductuales e intelectuales de por vida. Estas discapacidades se conocen como trastornos del espectro alcohólico fetal (FASD)”.

Los niños con estos trastornos pueden tener rasgos faciales anormales, cabeza pequeña, bajo peso corporal, mala coordinación, dificultades de atención, mala memoria y bajo coeficiente intelectual, entre otros problemas.

Imagen de archivo de un vaso de cervaza. (Little Visuals/Pexels)

Alcohol Pharmacology Education Partnership dijo que todo el alcohol ingerido durante el embarazo es dañino, pero que ciertas situaciones son más peligrosas, como “las mujeres que beben en exceso periódicamente y las que beben continuamente durante el embarazo (por ejemplo, una bebida al día o varias a la semana)”.

“Durante el embarazo, los atracones de bebida, definidos como tomar cuatro o más bebidas en una ocasión (para las mujeres), pueden producir una variedad de efectos sobre el feto. Los niveles máximos de alcohol en la sangre alcanzados por la madre durante un solo atracón pueden ser más importantes que la cantidad total de alcohol consumido. Los atracones de bebida durante el primer trimestre (en un momento en que muchas mujeres no saben que están embarazadas y en que el cerebro fetal está comenzando a desarrollarse) pueden tener un impacto dramático en el desarrollo fetal”, señaló.

“Por ejemplo, las madres que beben más de 5 tragos en un solo día antes de enterarse de que están embarazadas tienen un mayor riesgo de que su hijo esté de 1 a 3 meses por detrás de sus compañeros en lectura y matemáticas al final del primer grado. Sin embargo, los atracones de bebida durante el crecimiento del cerebro (durante el segundo y tercer trimestre) pueden tener un impacto drástico en el feto en desarrollo”.

*****

Te puede interesar:

Sterling Campbell, baterista de David Bowie, cuenta cómo dejó las drogas en solo 2 semanas

TE RECOMENDAMOS