Perrito pierde la vida para salvar a un bebé durante un incendio, la protegió hasta el final

Por La Gran Época
03 de Agosto de 2019 Actualizado: 05 de Agosto de 2019

Este perro de 6 años de edad, hizo el último sacrificio al tratar de proteger a una bebé de 8 meses de edad en el trágico incendio de su casa.

El 14 de agosto de 2016, Erika Poremski, de Maryland, había dado un paso fuera de la casa hacia su coche con el fin de cargar su teléfono celular. Pasaron solo unos pocos minutos y al regresar encontró su casa envuelta en llamas. Su pequeña hija Viviana, de 8 meses y su mascota, Polo, habían quedado atrapados en una habitación en el piso de arriba.

El fuego se inició a las 10:45 de la noche, debido a una vela encendida por Erika, luego que se cortara la energía eléctrica. El voraz incendio estalló una ventana de vidrio y despertó a los vecinos.

Erika estaba gritando “¡mi hija, mi bebé!” y corría de arriba hacia abajo de la calle. “Me acerqué a ella de inmediato y ella solo, se arrodilló, orando y gritando”, dijo Martha Herman, una espectadora. “Solo fui a abrazarla, a consolarla”.

Erika trató desesperadamente de entrar en la casa para rescatar a Viviana, pero el humo y el fuego eran demasiado pesados para ir arriba, donde su hija estaba durmiendo. 

“La escuché llorar y no pude llegar a ella”, dijo. “Lo intenté mucho, todos en el vecindario lo intentaron. Estaban pateando las puertas y sacando las ventanas. Yo no podía sacarla, nadie podía”.

“Seguí corriendo hacia fuera y hacia atrás, tratando de llegar hasta allí, pero la puerta se atascó y no pude volver a entrar”, dijo a CBS News .

Erika sufrió quemaduras en las manos y en la cara debido a los intentos por subir las escaleras. Ella dijo que en medio del pánico y el caos del incendio, no se dio cuenta que se había quedado sin piel en las manos. “Toda la piel estaba fuera de mi mano por agarrar la barandilla. Se derritió”.  

Samuel Johnson, portavoz del Departamento de Bomberos de Baltimore, dijo a wbaltv.com, que el incendio fue reportado a las 10:45 de la noche en la cuadra 6800 de Gough Street.

Asimismo, contó que cuando llegaron las cuadrillas, la casa de dos pisos estaba llena de fuego y humo. Al enterarse que la bebé estaba en el segundo piso, lograron ingresar usando una escalera y rompiendo la ventana.

Para su sorpresa, los bomberos encontraron al perrito Polo, la mascota de la familia, en la habitación, cubriendo a la bebé con su cuerpo para protegerla de las llamas. “Debido a eso, la bebé solo tenía quemaduras en un costado… se quedó todo el tiempo en la habitación con ella. Ni siquiera hizo el intento de bajar las escaleras y salir por la puerta”, dijo Erika.

Los paramédicos lograron revivir a la bebé y la trasladaron al hospital. Pero no se pudo salvar al valiente perrito que dio su vida por la pequeña Viviana.

Erika siente que su querido cachorro tenía una idea de lo que acaecería ese día. “El día del incendio, estuvo actuando raro todo el día”, dijo. “Incluso le dije a un amigo que lo llevaría al veterinario. Estaba llorando y siguiéndome y tenía un ataque de ansiedad “.

La historia de sacrificio del amado canino para salvar a la niña, ha conmovido el corazón de muchas personas en todo el país, que han llegado a la familia ofreciendo apoyo.

Mira este emocionante vídeo en el que la niña le da un regalo a su padrastro y le pide que la adopte

TE RECOMENDAMOS