Beijing detiene a un abierto crítico del régimen por supuesta prostitución

Por Eva Fu
06 de Julio de 2020
Actualizado: 06 de Julio de 2020

Las autoridades de Beijing detuvieron a un profesor de derecho el 6 de julio, bajo cargos que sus amigos dicen ser inventados para “ensuciar su reputación”.

Xu Zhangrun, un profesor de 57 años de edad de la prestigiosa universidad china de Tsinghua, es conocido por sus críticas públicas incansables al régimen chino en el poder.

La policía se lo llevó de su casa de Beijing a las 5 a.m. del lunes, acusándolo de prostitución. Sus conocidos informaron de su arresto: una docena de coches de policía llegaron a su edificio residencial, con más de 20 policías en su interior.

Mientras tanto, su conserje, que sonaba asustada e incoherente por teléfono, dijo que solo entraron dos o tres personas, según recordó la amiga de Xu, la Sra. Geng.

La conserje “aparentemente recibió advertencias y me dijo que dejara de llamarla, diciendo que no tenía nada que ver con este asunto”, dijo Geng en una entrevista.

Acusación “desvergonzada”

Las autoridades habían puesto a Xu bajo arresto domiciliario alrededor del 1 de julio, el 79º año de la fundación del Partido Comunista Chino. Días después, fue liberado y organizó una reunión en su casa con amigos, a la que asistió Geng.

Luego, el lunes temprano, fue repentinamente detenido por las autoridades, bajo la sospecha de solicitar prostitución.

“El Partido Comunista Chino [PCCh] es aún más desvergonzado de lo que podemos imaginar”, dijo Geng, refiriéndose a la acusación.

“Esta es la típica táctica de desprestigio del PCCh”, dijo.

Xu ha escrito artículos y hecho discursos públicos arremetiendo contra el régimen autoritario en los últimos años. “Seis Capítulos del Año del Perro 2018”, una colección de sus ensayos que destacan las amenazas de la autocracia y la necesidad de un cambio político en China, fue publicado en Nueva York el 27 de junio. El libro puede haber sido la gota que derramó el vaso para que las autoridades actuaran, dijo Geng.

Las autoridades han hecho todo lo posible para evitar la publicación del libro. Los superiores de Tsinghua lo llamaron advirtiéndole sobre los riesgos, mientras que una editorial de Hong Kong que inicialmente acordó publicar el libro finalmente se retiró bajo presión.

En marzo de 2019, la Universidad de Tsinghua, que está financiada por el Estado, inició una investigación sobre Xu por un artículo que escribió en 2018, y le prohibió dar conferencias, hacer investigaciones y reclutar estudiantes.

“Este [libro] provocó el estallido final [de las autoridades]”, dijo Geng.

Sus amigos, que no estuvieron presentes durante el arresto, no han podido localizar el paradero de Xu.

Durante el Festival del Barco del Dragón, el 25 de junio, los ciudadanos chinos hicieron circular un artículo con su firma, que criticaba las demoliciones forzadas de las autoridades en Beijing.

“A medida que la pandemia se ha extendido y el sur del país está sumergido en inundaciones… los desvergonzados medios de comunicación chinos están continuamente mostrando ceguera selectiva y cantando alabanzas al régimen”, decía el artículo. “Hay un espíritu maligno que está arrasando el mundo humano, así que, ¿cómo podemos quedarnos de brazos cruzados?”.

Sigue a Eva en Twitter: @EvaSailEast


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Masacre de Tiananmen: 5 verdades no conocidas

TE RECOMENDAMOS