Beijing dice que se necesita una tercera dosis de vacuna china luego que médico vacunado se infectara

Un experto dice que la mala calidad de la vacuna y la mutación del virus están causando infecciones
Por Alex Wu
24 de Marzo de 2021
Actualizado: 24 de Marzo de 2021

Las autoridades sanitarias chinas han dicho recientemente que podría ser necesaria una tercera dosis adicional de la vacuna contra el COVID-19 para aumentar su eficacia. El anuncio se publicó poco después de que se informó que un médico de la ciudad china de Xi’an fue infectado con el virus del PCCh tras recibir dos dosis de una vacuna contra el COVID-19 de fabricación china.

Un virólogo que habló con The Epoch Times cree que la mala calidad de las vacunas fabricadas en China y la creciente amenaza que representan las mutaciones del virus del PCCh (Partido Comunista Chino) están causando infecciones.

El médico chino de apellido Liu, de la ciudad de Xi’an, capital de la provincia de Shaanxi, dio positivo por el virus del PCCh a pesar de estar completamente vacunado y recibir dos dosis de la vacuna contra el COVID-19, informó un medio chino el 18 de marzo. El medio no mencionó qué vacuna de fabricación china recibió el médico ni proporcionó información adicional sobre el caso.

En una entrevista con la Televisión Central de China (CCTV) el 20 de marzo, Gao Fu, director de los Centros Chinos para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), explicó por qué dos dosis de la vacuna contra el COVID-19 podrían no ser suficientes y una tercera dosis podría ser necesaria para prevenir infecciones.

Un trabajador médico inocula a un hombre con la vacuna contra el COVID-19 en el Museo de Planificación Urbana de Chaoyang en Beijing, China, el 15 de enero de 2021. (NOEL CELIS/AFP a través de Getty Images)

Gao dijo que la infección del virus está en el tracto respiratorio, pero que los anticuerpos se producen en el cuerpo después de la vacunación. “Los anticuerpos en el cuerpo [producidos después de recibir la vacuna] podrían no ser tan buenos para prevenir infecciones respiratorias”.

Él dijo que la vacunación masiva acaba de comenzar y no hay datos que muestren cómo reacciona la gente a la vacuna.

Luego dijo que dos dosis de las vacunas contra el COVID-19 fabricadas en China, que son vacunas inactivadas, podrían no inducir suficientes anticuerpos y se necesitaría una tercera dosis.

Gao trató de tranquilizar al público sobre la eficacia de las vacunas hechas en el país haciendo hincapié en que pueden proteger a la población en general contra la enfermedad.

Mientras tanto, el distribuidor de la vacuna Sinopharm de China en los Emiratos Árabes Unidos ha comenzado a ofrecer una tercera dosis a algunas personas con baja respuesta inmune. Los EAU aprobaron la vacuna Sinopharm el año pasado. Las autoridades dijeron el 20 de marzo que casi el 56 por ciento de su población adulta ha sido inoculada con al menos una dosis de la vacuna china.

Problema de calidad de la vacuna y falta de transparencia de los datos

En una entrevista con The Epoch Times, el exinvestigador de virología del Instituto de Investigación del Ejército de EE. UU., el Dr. Sean Lin, dijo que todas las vacunas actuales contra el COVID-19 se inyectan por vía intramuscular.

“Básicamente, luego de ser inyectado se induce anticuerpos dentro del cuerpo y eso debería ser lo mismo”.

Lin dijo que no es una excusa para que el gobierno evite el problema de la calidad de la vacuna.

“Gao Fu mencionó que podría ser necesaria una tercera dosis. Las vacunas chinas son vacunas inactivadas. La segunda dosis es en realidad un potenciador. Si esto no produce suficientes anticuerpos, eso significa que esta vacuna inactivada en realidad tiene una eficacia muy baja. Y el tema es la calidad de la vacuna en sí”, explicó.

Los medios informaron recientemente que siete personas en Hong Kong murieron luego de ser vacunadas con la vacuna Sinovac de China en menos de tres semanas. Pero no está claro si la vacuna contribuyó a las muertes.

Un comentarista de Hong Kong criticó al gobierno por utilizar a su propia gente como “ratas de laboratorio” para la vacuna Sinovac.

Una enfermera muestra una vacuna contra el COVID-19 producida por la empresa china Sinovac Biotech en el Hospital Sao Lucas en Porto Alegre, Brasil, el 8 de agosto de 2020. (Silvio Avila/AFP a través de Getty Images)

La eficacia de las vacunas chinas ha sido cuestionada debido a la falta de transparencia en los datos de los ensayos. El ensayo clínico de fase tres de la vacuna Sinovac realizado en Brasil en enero informó que tenía un 50.4 por ciento de efectividad, lo cual está muy por debajo de las afirmaciones iniciales de la compañía china que promocionaba una tasa de eficacia del 78 por ciento.

Lin señaló que ni las vacunas Sinopharm ni Sinovac se han sometido a ensayos clínicos a gran escala en China continental y no hay datos sobre los efectos secundarios.

“Aunque las vacunas chinas se han administrado a gran escala en todo el país, de hecho, ni los departamentos gubernamentales ni Sinovac o Sinopharm han proporcionado estadísticas sobre la eficacia y los efectos secundarios de las vacunas después de que decenas de millones de personas fueron vacunadas”, dijo.

Lin también cuestionó la afirmación de Gao de que no hay datos sobre reacciones o efectos secundarios a las vacunas, a pesar de que el año pasado se realizaron vacunaciones masivas.

“Las vacunas Sinovac y Sinopharm se han utilizado en la mayor parte de China desde el verano pasado. Las autoridades anunciaron que casi 20 millones de personas habían sido vacunadas a principios de este año. Esta vacunación a gran escala fue ordenada por el gobierno central. Entonces, ¿cómo no podría haber estadísticas?”.

Personas hacen cola para recibir vacunas contra el coronavirus Covid-19 en un centro de vacunación temporal en Beijing el 8 de enero de 2021. (STR/CNS/AFP a través de Getty Images)

“Los países occidentales comenzaron la vacunación en diciembre pasado y después de tres meses [las estadísticas ya están disponibles]. China tuvo casi de nueve a diez meses (…) las estadísticas y los datos deberían haber salido hace mucho tiempo. El PCCh todavía oculta los datos y todo sigue siendo opaco”, agregó.

Mutación del virus

Lin dijo que se han reportado nuevas variantes de virus con capacidad de escape inmunológico en algunos países como Brasil, Sudáfrica, Francia y Filipinas.

“La mutación del virus también ha provocado una disminución significativa en la eficacia de la vacuna. La vacuna Sinovac fue particularmente ineficaz en el ensayo clínico de fase tres en Brasil. Esto también tiene mucho que ver con la epidemia de las nuevas variantes en Brasil”.

“Es poco probable que China continental se salve de las variantes de escape inmunológico, y la variante de Sudáfrica también se ha informado en Guangzhou”, agregó Lin.

Lin advirtió: “Las variantes han reducido en gran medida la capacidad integral y la eficacia de las diversas vacunas actuales. Entonces, el mayor peligro en China es en realidad el tipo de variantes que se están extendiendo por todo el país”.

Lin dijo que en China, independientemente de si las personas están vacunadas con vacunas de Sinovac o Sinopharm, estas se enfrentan al problema de que pueden carecer de inmunidad contra las nuevas variantes del virus.

“Hay algunas variantes que pueden infectar a personas que se infectaron antes y se recuperaron o se vacunaron. Así que esta es la amenaza que plantean las variantes”.

Con información de Luo Ya.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS