Beijing inicia medidas de “burbuja olímpica” para controlar la pandemia

Por Jenny Li
12 de Enero de 2022
Actualizado: 12 de Enero de 2022

Un brote de coronavirus en la ciudad vecina de Beijing, Tianjin, ocurre justo cuatro semanas antes del inicio de los Juegos Olímpicos de Invierno en la capital china.

Esto significa que los 15 millones de residentes de Tianjin tienen prohibida la entrada a Beijing, que está a 100 kilómetros de distancia. Mientras tanto, las medidas de Beijing denominadas “bucle cerrado” o “burbuja” para los Juegos Olímpicos de Invierno están ya en pleno apogeo. Los Juegos Olímpicos comienzan el 4 de febrero.

El 9 de enero, el Centro de Control y Prevención de Enfermedades del distrito de Jinnan, en Tianjin, informó que otras 20 personas habían dado positivo en las pruebas de PCR de COVID-19, un día después de que se descubriera que otras 20 tenían el virus. Los infectados están vinculados a centros educativos, y el brote se ha extendido al menos a tres escuelas.

El Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Tianjin realizó la secuenciación genética del virus en dos de los casos e identificó el virus con la nueva variante omicrón.

El 9 de enero, el gobierno municipal de Tianjin decidió realizar pruebas de ácido nucleico a todo su personal. También se están llevando a cabo otras medidas de pruebas para el público.

“La gente de cuatro distritos, Jinan, Dongli, Xiqing y Nankai, se está sometiendo hoy a las pruebas de ácido nucleico”, dijo el Sr. Zhang, del distrito de Nankai, Tianjin, a The Epoch Times el 9 de enero.

“El resto las tomará mañana. El distrito de Nankai ha notificado el cierre del distrito. La gente del distrito de Jinan ha hecho básicamente todas las pruebas de ácido nucleico ayer”, dijo.

“La gente seguía haciendo cola a las tres de la madrugada. A las cuatro de la mañana, los inspectores empezaron a ir de puerta en puerta para administrar la [prueba] de ácido nucleico a las personas mayores que no se la habían hecho”.

Mientras tanto, el Instituto Municipal de Exámenes de Tianjin anunció que se habían cancelado todas las entrevistas para un examen de cualificación de profesores previsto para el 9 de enero.

“Hay un examen de cualificación para profesores estos dos días”, dijo Zhang. “Me enteré por internet de que los que terminaron el examen del día 8 debían hacer la cuarentena, pero a las 23:30 horas de ayer se anunció que la prueba del día 9 se cancelaba”, dijo.

“Mucha gente vino a Tianjin [para el examen] y vive en un hotel. Ahora no pueden volver. Puede que tengan que pasar la cuarentena por su cuenta. Vi a alguien decir en internet que no tenía dinero ni comida y que no podía salir”.

El 9 de enero, el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Beijing emitió un aviso en el que instaba a “los residentes de Beijing a no ir a Tianjin a menos que sea necesario, y a los residentes de Tianjin a no ir a Beijing a menos que sea necesario”.

Los funcionarios del puesto de control de Yingsi, en la autopista Beijing-Shanghai, declararon al diario estatal Beijing News que habían hecho retroceder a muchas personas y vehículos que entraban en Beijing en los dos últimos días.

Se entiende que la petición oficial no es una “advertencia de viaje” sino una orden ejecutiva.

En octubre de 2021, Beijing emitió una orden clara por la que se prohibía la entrada en Beijing de las llamadas “cuatro categorías de personas”, entre las que se encontraban “las personas del condado con una o más infecciones locales de COVID y las que tuvieran un historial de viajes en ese condado en los últimos 14 días”. En otras palabras, mientras haya un caso positivo confirmado de COVID-19 en un condado, no se permite la entrada a Beijing a todas las personas de ese condado, incluidos los residentes de Beijing que hayan permanecido allí en un plazo de 14 días.

Zhang dijo que las autoridades no se preocupan por el tratamiento de los enfermos del virus.

“Los medios de comunicación y el gobierno siempre se han centrado en cuántas personas han dado positivo en las pruebas”, dijo. “Pero cuántos se han infectado y cuántos han sido aislados, pero ¿cómo están estos pacientes? ¿Cuánto tiempo tardan en recuperarse? ¿Qué eficacia tiene el tratamiento? No se ve casi nada. ¿Por qué no se hace un seguimiento de la preocupación por los efectos adversos duraderos de las vacunas?”

Además de estar nerviosas por el brote en Tianjin, las autoridades del Partido Comunista Chino (PCCh) están preocupadas por la posibilidad de que el virus se extienda desde Xi’an, en la provincia de Shaanxi, a través de la provincia de Shanxi, de nombre similar, además de las provincias de Henan y Hebei, y luego a Beijing.

Las ciudades de Zhengzhou y Xuchang, en la provincia de Henan, al sur de Beijing, se han visto afectadas por el virus. Henan es una de las principales rutas de transporte hacia Beijing y actualmente todos los pasajeros que viajen en tren a través de la provincia no podrán entrar en Beijing.

Otra provincia que se une a las de Shaanxi y Hebei es Shanxi. El 6 de enero, la Oficina Provincial de Prevención y Control de Epidemias de Shanxi emitió un aviso en el que se exige a los ciudadanos que no salgan de la provincia a menos que sea necesario. El aviso también requiere que las personas que entren o regresen a Shanxi se presenten inmediatamente en sus lugares de trabajo, comunidades u hoteles y se sometan a pruebas de ácido nucleico.

El 9 de enero, la Oficina de Prevención y Control de Epidemias de la ciudad de Jincheng, en la provincia de Shanxi, declaró que, debido a que “la situación epidémica en torno a nuestra ciudad es cada vez más grave”, reforzará “estrictamente” los controles. Entre esas medidas está la de prohibir el acceso a las carreteras de los condados y pueblos de la provincia de Henan a Jincheng y desalentar el regreso de vehículos extranjeros y de personas con antecedentes de viajes a la provincia de Henan a través de las carreteras nacionales y provinciales y los trenes de alta velocidad.

Con el inicio de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022 en Beijing el 4 de febrero, el PCCh espera demostrar su “confianza institucional” al mundo con sus medidas antiepidémicas.

Beijing también ha llevado a cabo su “gestión de la burbuja” en el período previo al evento para garantizar que las personas relacionadas con los Juegos, incluidos los miembros de los equipos deportivos extranjeros y los participantes chinos, no entren en contacto con otros “chinos comunes”.

Dado que los datos sobre la pandemia publicados por el PCCh se consideran en gran medida ilógicos, la comunidad internacional no los reconoce. Es incomprensible para la comunidad internacional que la ciudad de Xi’an, con una población de unos 12 millones de personas, haya sido precintada después de que se hayan encontrado menos de 100 infecciones oficialmente positivas.

Con la colaboración del periodista de Epoch Times Kane Zhang.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS