Belleza y misterio de las Dunas nevadas en Marte comienza a ser develado

25 de Agosto de 2017 Actualizado: 25 de Agosto de 2017

Si deseas visitar el planeta Marte, ahora tienes que contar con las tormentas nocturnas de nieve. Antes no se les tomaba en cuenta.

La NASA acaba de publicar imágenes donde se pueden ver claramente un grupo de dunas marcianas cubiertas de nieve.

Durante el invierno la nieve y el hielo cubren inexorablemente las dunas. A diferencia de la Tierra esta nieve y el hielo es dióxido de carbono, mejor conocido como hielo seco.

Cuando el Sol brilla sobre las dunas en primavera, el hielo de la superficie comienza a romperse dejando escapar gas, que a su vez transporta nieve oscurecida desde el interior de la montaña, lo que crea estos hermosos patrones visuales que apreciamos en la foto.

Origen de la nieve en las dunas del planeta rojo     

En el hipotético caso de que alguna vez fueras a Marte, deberás enfrentar sus épicas tormentas de arena. “Son enormes. Pueden cubrir todo el planeta. Pueden durar meses”, como dice Andy Weir, el autor de The Martian.

Ahora los científicos tendrán que agregar otra advertencia a los potenciales visitantes de Marte. Un nuevo estudio publicado en Nature Geoscience ha revelado que Marte es probablemente el hogar de tormentas nocturnas de nieve.

Aymeric Spiga y sus colegas del Laboratorio de Metereología Dinámica de París, combinaron tres modelos informáticos para simular el clima local en Marte.

Finales del invierno en el hemisferio sur de Marte, y estas dunas están recibiendo suficiente luz del sol para comenzar a descongelar su cobertura estacional de dióxido de carbono. (Esta imagen fue tomada el 27 de marzo de 2016, NASA).
Finales del invierno en el hemisferio sur de Marte, y estas dunas están recibiendo suficiente luz del sol para comenzar a descongelar su cobertura estacional de dióxido de carbono. (Esta imagen fue tomada el 27 de marzo de 2016, NASA).

Lo que encontraron es que a pesar de que Marte no tiene tanta agua en su atmósfera como la Tierra, la baja presión y los rápidos cambios de temperatura crean las condiciones perfectas para violentas tormentas nocturnas de nieve.

Durante el día, como en la Tierra, las nubes heladas en la atmósfera superior de Marte absorben la luz solar y mantienen la atmósfera cálida y estable. Sin embargo, cuando cae la noche la temperatura dentro de las nubes desciende a 4 ℃ por hora, enfriando el aire y haciéndolo más pesado, permitiendo que la nieve caiga sobre la superficie marciana hasta acumularse, aunque en cantidades menores que en la Tierra.

De los muchos rovers (vehículos robóticos de exploración) y landers (sin capacidades móviles) enviados a Marte, sólo uno –el Phoenix- fue capaz de observar el fenómeno nocturno. (Foto NASA)
De los muchos rovers (vehículos robóticos de exploración) y landers (sin capacidades móviles) enviados a Marte, sólo uno –el Phoenix- fue capaz de observar el fenómeno nocturno. (Foto NASA)

La misión Phoenix detectó las nevadas nocturnas en el 2008.

“La razón por la que los científicos se perdieron (hasta Phoenix) estas tormentas de nieve es porque pensaban que las nubes no tenían mucho impacto en el clima marciano”, dice Spiga, según Quartz.

Este modelo meteorológico es el primero en poder predecir el comportamiento de las nubes.

“Vamos a presionar para que los futuros los rovers puedan observar de cerca las tormentas de nieve”, dijo Spiga.

Quizás este sea el primer modelo para poder predecir el clima local de Marte de manera similar a como hacemos en la Tierra.

Ahora se puede predecir bastante bien la temperatura probable, la presión del aire, el viento y la cobertura de nubes en una pequeña región en Marte, en cualquier día en particular. Las predicciones pueden no ser tan exactas como las que tenemos en la Tierra, pero esperemos que los modelos mejoren antes de que los humanos aterricen en el planeta.

TE RECOMENDAMOS