Biden afirma que sus planes de gasto reducirán la inflación, causando reacción de los conservadores

Por Tom Ozimek
22 de Julio de 2021
Actualizado: 22 de Julio de 2021

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, reconoció el miércoles una inflación a corto plazo insistiendo al mismo tiempo que  no será un problema de larga duración, con el argumento que se reduciría con los billones de dólares adicionales que él propone para infraestructuras y redes de seguridad social . Esto provocó la reacción de los conservadores.

En un foro ciudadano televisado el miércoles en Cincinnati, Biden dijo que “habrá inflación a corto plazo” a medida que la economía siga recuperándose de sus mínimos causados por la pandemia, pero insistió en que las presiones sobre los precios se reducirán en el futuro.

“La gran mayoría de los expertos, incluido Wall Street, sugieren que es muy poco probable que se vuelva una inflación de largo plazo que se vaya de las manos”, añadió.

Biden viajó a Ohio para recabar apoyo para su programa económico y, durante un foro ciudadano, respondió a preguntas sobre muchos de los temas más urgentes del momento, como las recientes alzas de precios.

Los datos publicados la semana pasada mostraron una inflación de junio superior a la esperada, con un índice de precios al consumidor (IPC) que aumentó un 0.9 por ciento el mes pasado, alcanzando su máximo en 13 años. En los 12 meses transcurridos hasta junio, la inflación subió un 5.4 por ciento. La inflación subyacente, que excluye los componentes volátiles de los alimentos y la energía, también aumentó un 0.88 por ciento, más del doble de la estimación de consenso. El IPC subyacente interanual se situó en el 4.5 por ciento, lo que supone un máximo de 29 años.

La creciente preocupación por la inflación arrastró la confianza de los consumidores estadounidenses a principios de julio a su nivel más bajo en cinco meses, según una encuesta realizada el viernes, tras la publicación de las cifras del IPC.

A la pregunta del moderador del foro ciudadano, sobre si es razonable la confianza de Biden en una naturaleza temporal del actual alza de inflación, dado que “se está inyectando todo este dinero en la economía”, Biden insistió en que la aprobación de los planes de gasto adicionales —el paquete bipartidista de infraestructuras y su propuesta de 3.5 billones de dólares para ampliar la red de seguridad social— realmente reducirían la inflación.

“Si aprobamos las otras dos cosas que estoy tratando de hacer, de hecho, reduciremos la inflación (…) porque vamos a proporcionar buenas oportunidades y puestos de trabajo para las personas que, de hecho, van a reinvertir ese dinero de nuevo en todas las cosas de las que estamos hablando, bajando los precios, no subiendo los precios”, dijo Biden, y, para apoyar su posición, se refirió a un reciente informe de Moody’s Analytics, que trató de enfriar las preocupaciones de que la economía se está recalentando peligrosamente.

“Las preocupaciones de que el plan provoque una inflación indeseablemente alta y un sobrecalentamiento de la economía son exageradas”, escribió Mark Zandi, economista jefe de Moody’s Analytics, en el informe publicado el miércoles.

“Esta preocupación no puede descartarse, pero es probable que esté fuera de lugar”, escribió Zandi.

Sin embargo, algunos líderes de Wall Street, como el consejero delegado de BlackRock, Larry Fink, y el jefe de JPMorgan Chase, Jamie Dimon, expresaron recientemente opiniones sobre la inflación que divergen de las predicciones de que los aumentos de precios son transitorios y se desvanecerán una vez que las perturbaciones de la oferta y otras presiones disminuyan.

“En mi opinión, la inflación va a ser más sistemática”, dijo Fink a la CNBC el 14 de julio. “Creo que este es un cambio fundamental, fundacional, en cómo nosotros gestionamos la política económica”.

Los ejecutivos de JPMorgan Chase son optimistas respecto a la economía estadounidense, pero creen que el fuerte repunte seguirá alimentando la inflación.

“No creo que todo sea temporal”, dijo Dimon el 13 de julio, durante una teleconferencia de resultados con analistas. “Pero eso no importa si tenemos un crecimiento muy fuerte”.

Los comentarios de Biden sobre que un mayor gasto llevaría a una menor inflación suscitaron críticas de los conservadores en las redes sociales.

RNC Research, la rama de investigación política del Comité Nacional Republicano (RNC), escribió en Twitter que “el ‘plan’ de Biden es salir de la inflación con MÁS gasto inflacionario. Sus políticas son un impuesto oculto para TODOS los estadounidenses”.

El republicano Jon Husted, vicegobernador de Ohio, posteó en un tuit que “el presidente Biden dice que su billón de dólares en nuevos gastos no creará inflación, esto lo ha hecho y lo hará”.

Por su parte el presidente de la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell, expresó el 15 de julio su preocupación por la inflación, diciendo que él y sus colegas están pensando en el aumento de los precios “noche y día”.

Así mismo, Powell dijo en una audiencia del Comité Bancario del Senado que la política monetaria fácil de la Fed continuará ya que la recuperación del mercado de trabajo “todavía está lejos”.

La Fed ha dejado claro que no tiene planes inmediatos de subir los tipos de interés desde los niveles cercanos a cero y de reducir su pandémico programa de compra de activos. El banco central sigue comprando al menos 120,000 millones de dólares al mes de bonos del Tesoro y valores respaldados por hipotecas, para apoyar la economía y el flujo de crédito, avivando los temores de una burbuja de activos.

Con información de Emel Akan.

Siga a Tom en Twitter: @OZImekTOM


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS