Biden realizará inusual visita a la frontera sur

Con un índice de desaprobación de más del 55 por ciento en el presente año electoral, el presidente llevará un paquete al Senado que los republicanos de la Cámara consideran inadecuado

Por Jackson Richman
26 de Febrero de 2024 3:03 PM Actualizado: 26 de Febrero de 2024 3:05 PM

El presidente Joe Biden visitará la frontera sur el 29 de febrero, anunció la Casa Blanca.

“El jueves, el presidente Biden viajará a Brownsville, Texas, para reunirse con agentes de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos, fuerzas del orden y líderes locales”, dijo un funcionario de la Casa Blanca a la prensa el 26 de febrero.

“Hablará sobre la urgente necesidad de aprobar el acuerdo bipartidista del Senado sobre seguridad fronteriza, el conjunto de reformas más duras y justas para asegurar la frontera en décadas”, continuó el funcionario.

“Reiterará sus llamados a los republicanos del Congreso para que dejen de jugar a la política y proporcionen los fondos necesarios para agentes adicionales de la Patrulla Fronteriza, más oficiales de asilo, tecnología de detección de fentanilo y más”.

La visita del presidente Biden, cuyo índice de desaprobación supera el 55 por ciento, se produce durante una crisis en curso en la frontera sur que coincide con el actual año electoral.

Desde el 1 de octubre, que es el inicio del año fiscal, ha habido 961,537 encuentros en la frontera, según la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP). Durante la presidencia de Biden se han producido más de 7.25 millones de encuentros fronterizos, según la CBP.

Según una encuesta de la Universidad de Monmouth, el 76 por ciento de los estadounidenses desaprueba el manejo de la frontera por parte del presidente Biden. Una encuesta de la CBS News hecha el mes pasado mostró que el 68 por ciento de los estadounidenses desaprueba su respuesta al problema.

La visita a la frontera del presidente Biden se produce cuando el Congreso no ha logrado aprobar medidas de seguridad fronteriza y la mayoría de los republicanos dicen que las propuestas son inadecuadas.

Las disposiciones fronterizas bipartidistas, como parte de un paquete de 118,000 millones de dólares que también incluía ayuda exterior a Israel y Ucrania, consistían en una autoridad de emergencia para que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) cerrara la frontera si se alcanzaba una media de 4000 encuentros diarios durante una semana.

Si la media de encuentros llegaba a 5000 al día durante el mismo periodo, el secretario del DHS tendría que cerrar la frontera.

La legislación también habría limitado la autoridad de libertad condicional del presidente, un poder que le da la capacidad de permitir la entrada de más inmigrantes ilegales al país y eleva el listón legal para la evaluación inicial de las solicitudes de asilo.

También habría acelerado el tiempo de procesamiento de asilo a seis meses en lugar de muchos años.

El Partido Republicano señaló problemas

El paquete no incluía una restauración de la política de Permanecer en México del presidente Trump, una política que muchos republicanos le han dicho a The Epoch Times que es imprescindible.

Los republicanos del Congreso han dicho que las medidas fronterizas deben incluirse en cualquier proyecto de ley que asigne asistencia exterior a Kiev y Jerusalén, además del Indo-Pacífico.

“No puedo apoyar un proyecto de ley que no asegura la frontera, proporciona abogados financiados por los contribuyentes a los inmigrantes ilegales y da miles de millones a los grupos radicales de fronteras abiertas. Yo digo que no”, escribió el senador Steve Daines (R-Mont.) en la plataforma de redes sociales X.

Daines pidió al presidente Biden, que apoya el acuerdo, que utilice su autoridad ejecutiva actual para asegurar la frontera.

“A lo largo de este proceso, dije que estaba escuchando y esperando una solución, pero para mí decepción, este proyecto de ley no da en el blanco”, escribió el senador Roger Marshall (R-Kan.).

“El terrible suplemento de USD 118,000 millones empeora la invasión fronteriza, incentiva la entrada ilegal, envía más dólares de los contribuyentes a Ucrania y exacerba nuestra crisis fiscal”, escribió en X el representante Bob Good (R-Va.), presidente del grupo conservador de línea dura, el House Freedom Caucus.

“Los estadounidenses verán qué republicanos están de su lado en función de quién apoya o se opone a este desastre”.

El liderazgo del GOP de la Cámara -el presidente Mike Johnson (R-La.), el líder de la mayoría de la Cámara Steve Scalise (R-La.), el líder de la mayoría de la Cámara Tom Emmer (R-Minn.) y la presidenta de la Conferencia del GOP de la Cámara Elise Stefanik (R-N.Y.)- emitieron una declaración conjunta el 5 de febrero denunciando el proyecto de ley.

“Los republicanos de la Cámara de Representantes se oponen al proyecto de ley de inmigración del Senado porque falla en todas las áreas políticas necesarias para asegurar nuestra frontera y, de hecho, incentivaría una mayor inmigración ilegal”, afirmaron.

“Cualquier consideración de este proyecto de ley del Senado en su forma actual es una pérdida de tiempo. Está muerto al llegar a la Cámara”, agregaron. “Alentamos al Senado de Estados Unidos a rechazarlo”.

En cambio, el Senado aprobó un proyecto de ley de 95,000 millones de dólares con ayudas al exterior que figuraba en el proyecto de ley inicial, pero sin ninguna disposición fronteriza.

Joseph Lord contribuyó a este artículo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.