Biden no aumentaría los impuestos a los estadounidenses que ganen menos de USD 400,000

Por Tom Ozimek
22 de Mayo de 2020
Actualizado: 22 de Mayo de 2020

El presunto nominado demócrata, Joe Biden, dijo el viernes que no aumentaría los impuestos a las personas que ganan menos de USD 400,000 por año.

Biden hizo los comentarios en una entrevista de CNBC, allí informó que la recuperación económica del brote de COVID-19, la enfermedad causada por el virus del Partido Comunista Chino (PCCh), parece estar “muy lejos”.

“A nadie que gane menos de 400,000 dólares le subirían los impuestos. Punto. Bingo”, dijo el ex vicepresidente a Andrew Ross Sorkin, de CNBC.

Los cierres y la caída de la demanda asociada destruyeron un récord de 20.5 millones de empleos en abril, según las cifras del Departamento de Trabajo publicadas el 8 de mayo, y elevaron la tasa de desempleo al 14.7 por ciento, ambos registros récords desde la Segunda Guerra Mundial.

Las cifras más recientes del Departamento de Trabajo publicadas el viernes muestran que, en abril, 43 estados informaron niveles récord de desempleo, con Nevada siendo el estado más afectado. Nevada depende en gran medida de la industria hotelera, su tasa de paro aumentó 21,3 puntos porcentuales, ahora está en un nivel de desempleo del 28,2 por ciento.

Las peticiones de subsidio por desempleo en Estados Unidos se situaron en un total de 210.000, manteniéndose en los niveles más altos de los últimos 50 años, informó hoy el Departamento de Trabajo. (EFE/Archivo)

Las medidas billonarias de auxilios económicos del Congreso han llevado al Tesoro de Estados Unidos y a la Reserva Federal a establecer, aproximadamente, una docena de programas diseñados para mantener a flote a las familias y empresas estadounidenses durante el brote.

Biden, como parte de su apuesta por la Casa Blanca, ha hecho una serie de propuestas económicas y fiscales.

En términos de impuestos, Biden propone cambiar el código tributario para aumentar la carga impositiva sobre los ricos, quienes, según el sitio web de su campaña, “han recibido demasiadas exenciones impositivas durante demasiado tiempo”. Él ha abogado por una derogación general de la reducción de impuestos de Trump, argumentando que ha beneficiado desproporcionadamente a los ricos y ha alimentado la desigualdad de ingresos.

El aspirante a la presidencia demócrata, el ex vicepresidente de EE.UU. Joe Biden, hace un comentario mientras él y el senador Bernie Sanders participan en el 11º debate presidencial del Partido Demócrata 2020 en un estudio de la oficina de CNN en Washington, DC, el 15 de marzo de 2020. (MANDEL NGAN/AFP vía Getty Images)

La propuesta de Biden de devolver la tasa impositiva a los niveles anteriores a Trump significaría elevar las tasas en todos los ámbitos para todos los contribuyentes, aumentar los impuestos sobre las empresas familiares y elevar las tasas impositivas de los ingresos corporativos del 21 por ciento actual al 35 por ciento, una de las tasas más altas del mundo. También dijo que quiere aumentar los impuestos sobre las ganancias de capital a largo plazo y los dividendos calificados.

“El impuesto a las ganancias de capital debería ser el que debería ser el impuesto mínimo más alto, deberíamos elevar el impuesto nuevamente a 39.6 por ciento, en lugar de 20 por ciento”, dijo Biden en una entrevista de la Televisión Pública de Iowa.

Biden también ha pedido la eliminación de “exenciones fiscales especiales que recompensan los intereses especiales”. También prometió cerrar USD 1.6 billones en “lagunas fiscales”, incluida la promesa de eliminar la laguna base, que permite a los herederos pagar menos impuestos sobre su herencia.

Un análisis del plan de impuestos de Biden publicado en marzo por el Centro de Política Fiscal de Urban-Brookings, dirigido por un exfuncionario de la administración Obama, encontró que todos los grupos de ingresos verían aumentar sus impuestos, aunque las personas que ganan más de USD 837,400 enfrentarían las mayores alzas.

“Biden subiría los impuestos sobre la renta y la nómina de las personas de altos ingresos e incrementaría los impuestos sobre la renta para las empresas. Aumentaría los ingresos federales en USD 4.0 billones durante la próxima década. Según su plan, los hogares de mayores ingresos verían aumentos de impuestos sustancialmente mayores que los hogares que tienen otro rango de ingresos, tanto en cantidades en dólares como en proporción a sus ingresos”, señalaron los autores del análisis en el resumen.

Sigue a Tom en Twitter: @OZImekTOM


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

La infiltración comunista en Occidente

Lee la serie completa Cómo el espectro del comunismo rige nuestro mundo

TE RECOMENDAMOS