Biden refuerza sindicatos y expandir la mano de obra, Trump apoya la libre elección

Por Charlotte Cuthbertson
27 de Agosto de 2020 12:37 PM Actualizado: 27 de Agosto de 2020 12:37 PM

WASHINGTON, Estados Unidos — La maestra de escuela pública Rebecca Friedrichs, dio un relato despectivo de los sindicatos de maestros durante su discurso en la Convención Nacional Republicana, el 24 de agosto.

“Nuestras voces han sido silenciadas durante décadas por los sindicatos que dicen representarnos. Ellos no lo hacen”, dijo.

Durante sus 28 años de carrera en California, Friedrichs dijo que se vio obligada a pagar cuotas a la Asociación de Profesores de California y a la Asociación Nacional de Educación, a pesar de que se oponía a sus programas.

Ella acusa a los sindicatos de utilizar las cuotas “de maestros desprevenidos” para impulsar un programa radical en las aulas y de trabajar activamente para derrotar a las escuelas charter y la libre elección de escuelas.

“La única forma de mantener una República libre es con una ciudadanía bien educada y moral que pueda autogobernarse. Los sindicatos están subvirtiendo nuestra República, por lo que socavan la excelencia educativa, la moralidad, la ley y el orden”, dijo Friedrichs.

El presidente Donald Trump ha abogado tanto por las escuelas charter como por la elección de escuelas y también ha sugerido que la financiación de las escuelas públicas debería seguir al niño, en lugar de verterse directamente en las escuelas.

La Corte Suprema decidió en 2018 que los empleados del sector público no podían ser obligados a pagar cuotas sindicales, ya que eso violaría sus derechos de libertad de expresión y de reunión establecidos en la Primera Enmienda.

De otra parte, el candidato presidencial demócrata, Joe Biden, es un ferviente defensor de los sindicatos y promete ayudar a fortalecer y ayudar a los sindicatos a proliferar en todas las industrias, incluyendo la energía limpia, la agricultura y los sectores manufactureros.

“Aumentaremos los fondos y el personal del Departamento de Trabajo para hacer cumplir agresivamente las normas salariales, las de horarios, de salud y de seguridad en toda la economía”, afirmó la plataforma del Partido Demócrata para el 2020.

El nominado presidencial demócrata Joe Biden habla dentro del Chase Center, en Wilmington, Del., el 20 de agosto de 2020. (Olivier Douliery/AFP vía Getty Images)

“Sabemos que los sindicatos estadounidenses fuertes ayudan a mejorar los salarios y las normas laborales de los trabajadores en toda la economía, por lo que los demócratas darán prioridad a la aprobación de la Ley PRO y a la restauración de los derechos de los trabajadores, incluyendo el derecho a lanzar boicots secundarios”.

La Ley PRO, o Ley de Protección del Derecho a Organizar, fue presentada por el representante Bobby Scott (D-Va.) en 2019 y fue aprobada por la Cámara en febrero.

La legislación prohibiría a los empleadores reemplazar a los huelguistas o a tomar medidas contra ellos; clasificaría a los contratistas más independientes como empleados; obligaría a los empleadores a dar a los sindicatos los datos personales de contacto de sus empleados, sin el consentimiento de éstos y esencialmente anularía las Leyes de Derecho al Trabajo que adoptaron 27 estados.

La Ley PRO, que está en línea con la plataforma Demócrata 2020, establece lo siguiente: “Derogaremos las llamadas ‘Leyes de Derecho al Trabajo’ que socavan el poder de los trabajadores y conducen a salarios más bajos y a menos protección para los trabajadores de toda la economía y aseguraremos que aquellos que se han quedado sin protección de salario y horas durante décadas, incluyendo los trabajadores domésticos y los trabajadores agrícolas, tengan los mismos derechos que los demás trabajadores”.

Pero un estudio del Instituto Nacional de Investigación de Relaciones Laborales publicado en octubre pasado encontró que el crecimiento del empleo entre 2008 y 2018 en los estados con Leyes de Derecho al Trabajo fue el doble del de los estados con sindicatos forzados. En 2018, el número de beneficiarios de la asistencia social en los estados con sindicalización forzosa fue tres veces mayor que en los estados con derecho al trabajo.

Los estados con Leyes de Derecho al Trabajo registraron un crecimiento del 1.5 por ciento en el número de residentes de 35 a 54 años de edad entre 2008 y 2018, mientras que los estados sin Leyes de Derecho al Trabajo sufrieron una pérdida del 7.9 por ciento durante el mismo período.

El Instituto de Política Económica (EPI) publicó un informe el 25 de agosto que aboga por los sindicatos y la acción colectiva de los trabajadores. Los autores del informe apoyan la aprobación de la Ley PRO, así como otras leyes pro-trabajo.

“El derecho a un sindicato es un asunto de justicia racial, así como un asunto de justicia económica”, declaró Celine McNicholas, autora del informe y directora de asuntos gubernamentales del EPI.

Los autores encontraron que los trabajadores sindicalizados ganan en promedio 11.2 por ciento más en salarios que sus pares no sindicalizados (trabajadores en la misma industria y ocupación con educación y experiencia similares). También dicen que los sindicatos ayudan a disminuir las disparidades raciales en la remuneración.

Sin embargo, los críticos dicen que los sindicatos funcionan como “cárteles laborales”.

“Un cártel laboral restringe el número de trabajadores de una empresa o industria para aumentar los salarios de los trabajadores restantes”, escribió James Sherk, investigador de economía laboral, para la Heritage Foundation.

“Ellos también retardan el crecimiento económico y retrasan la recuperación de la recesión. Con el tiempo, los sindicatos destruyen puestos de trabajo en las empresas que organizan y tienen el mismo efecto en la inversión empresarial que un aumento de 33 puntos porcentuales en el impuesto sobre la renta de las empresas”, añadió.

Trump recibe el respaldo del Consejo Nacional de Patrulla de Fronteras, la Asociación Nacional de Organizaciones Policiales, y varios otros sindicatos policiales, mientras que Biden tiene el respaldo de unos 40 sindicatos, incluyendo la AFL-CIO.

Siga a Charlotte en Twitter: @charlottecuthbo


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Mira a continuación

¿Cuál es el origen del grupo de extrema izquierda Antifa?

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.