Biden: Un impuesto más alto no ahuyentará a las empresas

Por Zachary Stieber
05 de Abril de 2021
Actualizado: 05 de Abril de 2021

Aumentar la tasa impositiva corporativa en un ocho por ciento no sacará a las empresas de Estados Unidos, dijo el lunes el presidente Joe Biden, quien prometió no negociar el aumento propuesto con los republicanos.

En declaraciones a la prensa tras llegar a la Elipse de Washington, Biden dijo que no hay pruebas de que el aumento de la tasa obligue a las empresas a abandonar el país.

“El impuesto era del 36 por ciento y ahora ha bajado al 21 por ciento. La idea de que… es extraña, estamos hablando de un impuesto del 28 por ciento que todos pensaron que era lo suficientemente justo para todos”, dijo.

“¿Aquí tiene 51 o 52 corporaciones en la lista Fortune 500 que no han pagado un solo centavo en impuestos durante tres años? Vamos hombre. Seamos realistas”, agregó.

El plan de infraestructura de USD 2 billones de Biden incluye aumentar la tasa de impuestos corporativos del 21 al 28 por ciento.

Durante la administración Trump, la tasa se redujo del 35 por ciento al 21 por ciento.

Biden también quiere imponer un impuesto mínimo del 15 por ciento a las grandes empresas.

Los aumentos de impuestos pagarían por completo el plan en 15 años, afirma la administración Biden.

Los republicanos se han opuesto en gran medida a la propuesta.

“Lo que propuso el presidente esta semana no es un proyecto de ley de infraestructuras. Es un gran aumento de impuestos, por un lado. Y es un aumento de impuestos a las pequeñas empresas, a los creadores de empleo en los Estados Unidos de América”, dijo el domingo el senador Roger Wicker (R-Miss.), integrante de mayor rango en el Comité Senatorial de Comercio, Ciencia y Transporte, en el programa “Meet The Press”.

“Si ese es el paquete, un montón de más dinero prestado y la reversión en la reducción de impuestos, que llevó a nuestra economía a un máximo de 50 años, no creo que sea muy atractivo para muchos republicanos”, añadió el líder republicano del Senado, Mitch McConnell (R-Ky.), en Kentucky el lunes.

Un análisis no encontró pruebas “de beneficios generalizados de ningún tipo que resulten en cambios en el comportamiento de las empresas” debido al recorte de los impuestos de sociedades, aunque los republicanos de la Cámara de Representantes dijeron el año pasado que los recortes estimularon la creación de empleo y el crecimiento económico.

Biden podría tener dificultades para obtener suficientes votos para su paquete porque, incluso, una sola deserción demócrata en el Senado 50-50 anularía el proyecto de ley si los demócratas deciden seguir la ruta de la reconciliación, eliminando la necesidad de obtener el apoyo de 10 republicanos.

El senador Joe Manchin (D-W.Va.) dijo el lunes que no quería volver a subir la tasa corporativa al 28 por ciento porque prefería un aumento menor al 25 por ciento.

La forma “como el proyecto de ley existe hoy, debe cambiarse”, dijo Manchin durante un programa de radio. “Si no voto a favor, no prosperará”, continuó, y agregó más tarde: “Hay otros seis o siete demócratas que están muy convencidos de esto. Tenemos que ser competitivos y no vamos a tirar la cautela al viento”.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, le dijo a la prensa en Washington, varias horas después, que la administración está “abierta a escuchar ideas y propuestas de los miembros y los alentamos a que las presenten”.

El secretario de Transporte, Pete Buttigieg, dijo en la televisión el domingo que el plan de la administración haría que las corporaciones pagaran su “parte justa a una tasa, por cierto, que sería más baja de lo que ha sido durante la mayor parte de mi vida”.

Sigue a Zachary en Twitter: @zackstieber

Siga a Zachary en Parler: @zackstieber


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS