Cierran ciudad del norte de China después de que se informaron nuevas infecciones

Por Frank Fang
22 de Noviembre de 2020
Actualizado: 23 de Noviembre de 2020

Una ciudad en Mongolia Interior, en el norte de China, fue cerrada luego que las autoridades sanitarias anunciaran dos casos de infecciones locales del COVID-19.

La última infección apareció en Manzhouli, una ciudad que limita con Rusia, según la comisión de salud de Mongolia Interior, que anuncio la situación el 21 de noviembre en su sitio web alrededor de las 5 p.m., hora local. La comisión no proporcionó más detalles, aparte de que las personas que estuvieron en contacto cercano con los dos infectados estaban siendo localizadas.

Los funcionarios de salud chinos luego hicieron una serie de anuncios mediáticos después del pronunciamiento de la comisión. Según los medios de comunicación estatales de China, las comunidades locales de Manzhouli han sido sometidas a una “gestión de aislamiento” y todos los ciudadanos serían examinados para detectar COVID-19. Se suspendieron las clases en escuelas y jardines de infancia.

A las personas también se les ha prohibido celebrar reuniones a gran escala, como cenas y banquetes, según los medios estatales de China. Los lugares para eventos públicos debían suspender las operaciones.

Los servicios de tren y aeropuerto en Manzhouli también se interrumpieron hasta nuevo aviso.

COVID-19 es una enfermedad causada por el virus del Partido Comunista Chino (PCCh), comúnmente conocido como el nuevo coronavirus. El virus apareció por primera vez en Wuhan, la capital de la provincia de Hubei, en el centro de China, a fines de 2019.

Qin, residente en Manzhouli y propietario de un concesionario de automóviles, confirmó el sábado, a la versión en chino de The Epoch Times, que la ciudad estaba cerrada. Dijo que la comunidad residencial en la que vivía estaba sometida a una “gestión de aislamiento”, al igual que otras comunidades cercanas.

Qin dijo que las personas infectadas, a las que se refirieron los funcionarios de salud, eran una pareja. Ellos y sus tres hijos estaban entre las 13 personas puestas en cuarentena.

Entre las 13 personas, Qin dijo que una de ellas fue recientemente a Ulanhot, otra ciudad en Mongolia Interior, ubicada a unas 10 horas en auto de Manzhouli.

En cuanto a la fuente de los últimos casos de infección, Qin dijo que se enteró por un anuncio local de que el virus se originó en algunos paquetes de harina enviados desde Rusia.

Una pareja casada, que vive en Manzhouli, la cual se negó a dar sus nombres a The Epoch Times, dijo que se enteraron por un anuncio local que el esposo de la pareja infectada inicialmente contrajo el virus después de manipular algunos paquetes en la zona comercial de la ciudad. El esposo trabajaba como limpiador en la zona comercial, mientras que la esposa trabajaba como niñera.

Agregaron que las autoridades locales habían publicado una lista de nombres de personas que debían someterse a cuarentena.

Para sobrevivir al encierro, la pareja dijo que se habían abastecido de productos de primera necesidad. Mientras tanto, en los estantes de los mercados locales se habían agotado los productos, dijeron. También se enteraron de que un equipo del hospital había llegado a la ciudad para ayudar con las pruebas de detección del virus.

El transporte también se cerró, dijo la pareja, y señalaron que el servicio de autobús se detuvo, se prohibió la conducción de vehículos privados en las carreteras y algunas carreteras fueron cerradas.

Agregaron que esperaban que la infección local empeorara en los próximos días.

Según los medios estatales, personal anónimo del centro de prevención y control de la enfermedad de Manzhouli dijo que Manzhouli estaba cerrado, y que se había prohibido entrar y salir de la ciudad.

Siga a Frank en Twitter: @HwaiDer


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

A continuación

Antes del anuncio oficial del brote en China ya se habían reportado enfermos con síntomas similares a COVID

TE RECOMENDAMOS