Bolsonaro dice que no facilitará a la izquierda “formar una gran patria bolivariana”

Por Julian Bertone
24 de Octubre de 2019
Actualizado: 24 de Octubre de 2019

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, dijo en unas declaraciones a la prensa mientras se encontraba de visita en Japón este miércoles, que no está dispuesto a “facilitarle a la izquierda formar una gran patria bolivariana”. 

El mandatario brasileño hacía referencia al futuro del Mercosur ante una posible victoria de la fórmula Alberto Fernández-Cristina Fernández en las próximas elecciones presidenciales de Argentina.

“Sabemos que el regreso del grupo del Foro de San Pablo de la mano de Cristina Kirchner puede poner en riesgo a todo el Mercosur”, afirmó Bolsonaro, y dejó en claro que el objetivo de su país no es favorecer los planes de la izquierda.

Su preocupación ante la posible victoria de la oposición al actual presidente argentino Mauricio Macri en las elecciones que tendrán lugar el domingo 27 de octubre, radica en la “continuidad de la apertura comercial”, que podría suspenderse ante la victoria de Fernández en pro de otros acuerdos políticos y de la imposición de restricciones al comercio con Brasil, como hizo el kirchnerismo en el pasado.

Los presidentes y expresidentes (de izquierda a derecha) Sebastián Piñera de Chile, José Mujica de Uruguay, Luiz Inácio Lula Da Silva de Brasil, Cristina Fernández de Kirchner de Argentina, Fernando Lugo de Paraguay, Evo Morales de Bolivia y el por entonces ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Nicolás Maduro, posan para una foto durante la cumbre presidencial del MERCOSUR en San Juan, Argentina, el 3 de agosto de 2010. (JUAN MABROMATA/AFP vía Getty Images)

“Es necesario estar listos para posibles cambios en el Mercosur”, señaló el mandatario, y adelantó que de ser necesario “propondrá dentro del Mercosur algún tipo de penalización” hacia Argentina, como se hizo años atrás con Paraguay cuando el exmandatario Fernando Lugo fue destituido de su cargo presidencial en 2012 por medio de un juicio político que fue calificado por la mayoría de los gobiernos latinoamericanos como un “ruptura del orden democrático” y llevó a que Paraguay fuera suspendido como socio del Mercosur. 

Bolsonaro también insistió en la necesidad de “flexibilizar” el bloque sureño para que cada país sea libre de realizar acuerdos comerciales con terceros de manera individual y no colectiva. “Nuestra idea es abrir el mercado y comerciar con todo el mundo”, explicó.

Según se informó en varios medios de comunicación, el gobierno de Brasil, que puja por una mayor apertura comercial del Mercosur a través del recorte de aranceles para las importaciones, ejerciendo la presidencia rotativa del bloque fijó la próxima cumbre de presidentes para los días 4 y 5 de diciembre, adelantándose a la asunción de un posible nuevo gobierno en Argentina para asegurar la presencia de Macri en las negociaciones.

Por su parte, Alberto Fernández se refirió a Bolsonaro anteriormente como “un racista, un misógino, un violento”, luego de que el mandatario brasileño declarara en agosto que de volver la izquierda (el kirchnerismo) a la Argentina, podría darse en Brasil un “nuevo estado de Roraima” (estado fronterizo con Venezuela) con millones de argentinos migrando hacia su país.

El candidato presidencial argentino Alberto Fernández, del Frente de Todos, hace gestos durante un acto de campaña en Buenos Aires el 7 de octubre de 2019. – Argentina celebrará elecciones presidenciales el próximo 27 de octubre. (Foto de JUAN MABROMATA/AFP vía Getty Images)

“No queremos eso, no queremos hermanos argentinos huyendo hacia acá”, dijo Bolsonaro haciendo referencia a un posible escenario en caso de que Alberto Fernández resulte electo el próximo domingo en Argentina.

El Presidente brasileño también realizó comentarios en relación a las revueltas ocurridas en Chile en los últimos días y señaló que se trata de “partidos de izquierda que intentan desestabilizar gobiernos de centroderecha para volver al poder”, según fue citado en numerosos medios.

Lo mismo dijo Augusto Heleno, ministro del Gabinete de Seguridad Institucional de la Presidencia de Brasil.

“En este momento en América del Sur estamos viviendo un período difícil, en que la izquierda radical, desesperada con la pérdida de poder, va a jugar todas sus fichas en la mesa para sublevar la vida de los países sudamericanos e intentar retornar al poder de cualquier manera”, aseguró Heleno según es citado por O Globo.

En este sentido, Bolsonaro aseguró que tiene al ejército preparado en caso de que en su país ocurran manifestaciones o incidentes similares.

El presidente brasileño Jair Bolsonaro (izq.) habla con un militar durante la ceremonia del Día del Soldado en el cuartel general del ejército brasileño en Brasilia, Brasil, el 23 de agosto de 2019. (SERGIO LIMA/AFP/Getty Images)

“A pesar de que las Fuerzas Armadas están todo el tiempo preparadas para sus actividades constitucionales […] lógicamente tienen que potenciarse en el momento en el que se encuentra Sudamérica”, afirmó el mandatario brasileño.

“No podemos ser sorprendidos, tenemos que tener la capacidad de anticiparnos a los problemas”, advirtió el jefe de estado según O Globo, y añadió: “Su intención es atacar a Estados Unidos y ayudarse mutuamente para que sus partidos a la izquierda asciendan”.

Sin embargo, considera que en su país “están lejos de vivir una situación como la de Chile”, según informa el portal de noticias 24 Horas de la Televisión Nacional de Chile.

*****

Mira a continuación:

TE RECOMENDAMOS