Bomberos y policías de NY desafían las órdenes de vacunación en la mayor protesta hasta la fecha

Por Enrico Trigoso
27 de Octubre de 2021
Actualizado: 27 de Octubre de 2021

La orden del alcalde de Nueva York Bill de Blasio que establecía la semana pasada que todos los trabajadores de la ciudad debían vacunarse contra la COVID-19 dio lugar a que más manifestantes se levantaran contra lo que consideran una violación de la libertad de elección y una toma de posesión comunista del país.

The Epoch Times estuvo allí para entrevistar a algunos de los agentes de la policía de Nueva York y a los participantes del FDNY, y para presenciar la masiva marcha a través del puente de Brooklyn que terminó frente al Ayuntamiento el lunes por la tarde.

Los manifestantes corearon consignas mientras marchaban en apoyo de la libertad y en contra de las órdenes emitidas por de Blasio y el presidente Joe Biden.

El capitán activo del FDNY Jason Wendell, del Motor 274, dijo que había “miles y miles” de ellos presentes en la marcha del lunes.

“Los bomberos y policías de la ciudad de Nueva York han estado expuestos durante los últimos 20 meses a la COVID-19. La mayoría de nosotros hemos contraído la enfermedad y la hemos superado perfectamente y tenemos inmunidad natural”, dijo Wendell, “y el hecho de que el alcalde y los políticos no reconozcan que la gran mayoría de nosotros ya somos inmunes por naturaleza es poco menos que tiránico”.

El bombero Jason Wendell protesta contra las órdenes de vacunación obligatorias en Nueva York el 25 de octubre de 2021. (Sarah Lu/The Epoch Times)

“Había miles y miles de bomberos y policías de la ciudad de Nueva York, sanitarios y profesores aquí hoy para protestar por estas obscenas órdenes”.

La orden afectará a 160,500 empleados de la ciudad, lo cual incluye al personal de primeros auxilios.

Si no muestran la prueba de vacunación antes del 29 de octubre, es probable que sean enviados a casa sin paga.

“La ciudad se volverá mucho más insegura sin el personal de primeros auxilios, los agentes de policía y los sanitarios que mantienen la ciudad en funcionamiento, esto tendrá un tremendo impacto negativo en la gente de Nueva York al expulsar a estos trabajadores del servicio”, añadió Wendell.

Paul, un agente de la policía de Nueva York de 24 años, lleva tres años en la policía. Dijo que se unió a la marcha porque se le niega la libertad de elección.

“Debería ser nuestra elección”, dijo Paul. “Personalmente no quiero [la vacuna] y si es tan eficaz para todos los demás, entonces no debería importarles a ellos que nos la pongan”.

“El mensaje del gobierno decía que no era eficaz (…) si el gobierno dice eso, entonces por qué me la pondría. No es eficaz”.

Miles de manifestantes que se oponen a las órdenes de vacunación obligatorias en Nueva York marchan a lo largo del puente de Brooklyn hacia Manhattan (Nueva York) el 25 de octubre de 2021. (Petr Svab/The Epoch Times)

El policía jubilado Philip McManus trabajó para la policía de Nueva York desde 1990 hasta 2018.

“¿Por qué estamos aquí? Estamos aquí, no es solo por órdenes forzadas, órdenes médicas. Se trata de la libertad. Esta es la verdadera cuestión, se trata de la libertad. Y estamos luchando contra una dictadura en este país. Estamos luchando contra una tiranía en nuestro país. La realidad es que tenemos un presidente que está obligando a la gente a hacer algo que está absolutamente en contra de sus opiniones religiosas o de sus decisiones médicas, y tenemos que hacer todo lo posible para luchar por todos. Todos los que fueron forzados a vacunarse necesitan mantenerse unidos por la libertad. Todos sabemos lo que está pasando en este país. Tenemos una toma de posesión comunista en este país”.

“Dadme la libertad o dadme la muerte”, dijo, citando las famosas palabras de Patrick Henry de 1775.

El policía de Nueva York jubilado Philip McManus protesta contra las órdenes de vacunación obligatoria en Manhattan (Nueva York) el 25 de octubre de 2021. (Sarah Lu/The Epoch Times)

“¿Cómo se atreve algún político, algún político corrupto, a pensar que puede obligar a los estadounidenses a tomar esta vacuna?

“¡Despierta Estados Unidos! Estamos luchando contra la tiranía en este país. Estamos luchando contra el comunismo en este país”.

“Estamos del lado de Dios y de la verdad”.

Miles de manifestantes que se oponen a las órdenes de vacunación obligatorias en Nueva York marchan a lo largo del puente de Brooklyn hacia Manhattan (Nueva York) el 25 de octubre de 2021. (Petr Svab/The Epoch Times)

George, de 53 años, bombero jubilado y veterano que trabajó para el FDNY durante 22 años y medio, no quiere vacunarse porque cree que las vacunas son peligrosas.

“Las pandemias globales reales y mortales no tienen una tasa de supervivencia [tan alta]”, dijo George, “y si ese es el caso, no necesitamos [una] vacuna”, dijo George.

“Si navega en todos los sitios de medios alternativos —no en Facebook, ni en Youtube, donde censuran todo eso— hay un millón de videos de personas que tienen parálisis, tienen temblores, una chica tiene coágulos de sangre gigantes en las mejillas, la gente está muriendo”.

“Estamos en el segundo año de ’15 días para frenar la propagación’. Y como estadounidense libre y veterano, no hay ningún político vivo en este país que tenga el poder o la autoridad para obligarnos a usted, a mí o a cualquier otra persona a ponernos la vacuna o a usar una mascarilla. Somos estadounidenses libres. Es hora de que la gente despierte”, señaló además George.

“La misma multitud que quiere prohibir las armas para ‘salvar a los niños’ mientras son campeones del aborto, están diciendo ‘mi cuerpo mi elección’. Curiosamente, el ‘mi cuerpo mi elección’ no quiere actuar para esto”.

Añadió que el mero hecho de que le pregunten si está vacunado, podría suponer una violación de las leyes de privacidad médica HIPAA.

Se trata de control

Un agente de la policía de Nueva York que se identificó como “Qball y jubilado” opinó que las órdenes podrían conducir a un sistema de control tecnológico totalitario.

“Me opongo a la orden por el Nuevo Orden Mundial. No se trata del virus. Se trata de la tecnología y del control de las masas”, dijo.

The Epoch Times también entrevistó a la profesora de educación especial y de educación general de Nueva York Jessica Castellón.

“No creo que deban ordenarse fármacos experimentales a niños cuyo desarrollo físico y cognitivo aún está en marcha. No conocemos los efectos a largo plazo de esto en los niños. No conocemos los efectos a largo plazo de esto en los adultos que ya tienen cuerpos completamente formados y funcionales. No sabemos lo que esto hará a los niños y no podemos permitirnos que la futura generación de Estados Unidos esté en peligro por un medicamento, solo para [llenar] los bolsillos de los políticos y los de Pfizer, Moderna y todas las demás empresas farmacéuticas”, dijo Castellón.

“Las órdenes han tenido un impacto negativo en los maestros y en otras personas, como los asistentes de maestros y otros miembros del personal del DOE [Departamento de Educación], porque son de ámbito estatal. En el estado de Nueva York hay una escasez de profesores en todo el estado, así que cuando los profesores son puestos en licencia sin sueldo, eso estresa el sistema subcentral. No hay suficientes profesores sustitutos para cubrir esas ausencias”.

The Epoch Times se puso en contacto con la oficina del alcalde para una solicitud de comentarios.

The Epoch Times informó que en Chicago, la gran mayoría de los bomberos y policías inicialmente no querían vacunarse, pero esa situación cambió después de que empezaron a ser enviados a casa sin sueldo, enfrentándose a un proceso largo e incierto con RRHH si quieren volver.

Peter Svab y Sarah Lu contribuyeron a la elaboración de este artículo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS