Brasil: oficialismo celebra abatir a secuestrador, izquierda lo reprocha

Por Mamela Fiallo Flor
21 de Agosto de 2019 Actualizado: 21 de Agosto de 2019

Un secuestrador mantuvo a Brasil en suspenso al tomar como rehenes a 37 personas a bordo de un bus y amenazar con prenderlo fuego sobre el puente Río-Niteroi de Río de Janeiro. Anunció estar armado con una pistola de choque, un cuchillo y gasolina. Finalmente, un francotirador del Batallón de Operaciones Especiales (BOPE) neutralizó al atacante con un tiro certero. Mientras el oficialismo celebró abatir al atacante, la izquierda política y la prensa lo criticó arduamente.

El gobernador de Río de Janeiro, Wilson Witzel, llegó al lugar de los hechos en helicóptero y celebró la liberación de los cautivos. El presidente Bolsonaro agradeció a las fuerzas de seguridad. Pero la izquierda política, particularmente legisladores del Partido Socialismo y Libertad, lamentaron la noticia e incluso denominaron “tragedia” al resultado y llamaron “sociópata” al gobernador.

Hasta el medio de noticias más grande de Brasil, O Globo, acusó al gobernador de hacer campaña política con el atentado.

Subversión ideológica: izquierda pide compasión para el delincuente y pena capital para el inocente

La diputada federal Sâmia Bomfim del Partido Socialismo y Libertad (PSOL) criticó al gobernador Witzel por el comportamiento durante la operación. “Celebra una tragedia como un partido de fútbol”, dijo en una publicación de Twitter. “Wilson Witzel es un sociópata”, agregó.

Cabe señalar que la parlamentaria Bomfim es una renombrada feminista que busca instituir el aborto legal. Es decir, promueve un sistema legal donde haya impunidad para matar al inocente pero lamenta públicamente cuando las fuerzas de seguridad matan a quien puso en riesgo la vida de decenas de personas.

Esto se denomina subvertir, donde el arquetipo de la madre protectora se subvierte por una destructora. Del mismo modo que los agentes de seguridad son juzgados por desempeñar su trabajo: proteger. Este fenómeno expone lo que se denomina “la grieta”, una separación entre bandos políticos irreconciliable. Pues no se remedia con leyes o medidas, ya que las diferencias son una cuestión de ética.


Mientras la izquierda política promueve el garantismo jurídico, heredero del positivismo, que conlleva la compasión al culpable, denominado víctima de la sociedad, exige la mayor de las penas, pagar con la vida misma, a quien no solo no ha lastimado a nadie sino que es incapaz de hacerlo.

Por ello, junto a la coidearia de la diputada Bombin, la también parlamentaria del PSOL, Isa Penna, presentó el Proyecto de Ley para la “atención humanizada” en caso de aborto legal. Pero la medida fue revocada por el concejal Fernando Holiday del bloque Demócratas. Holiday fue el primer homosexual en ocupar ese cargo y es el coordinador del Movimiento Brasil Livre, de inspiración libertaria, que fue uno de los más prominentes para lograr la destitución de Dilma Roussef.

Acusan al gobernador de Río de Janeiro de hacer propaganda electoral con el secuestro

Ahora, con términos muy similares a los de la diputada Bomfim con respecto al gobernador de Río, el periódico O Globo criticó a Witzel por bajarse del helicóptero con “gestos de celebración de los fanáticos del fútbol”.

En una editorial publicada el martes (20), O Globo acusó al gobernador de Río de Janeiro, Witzel, de usar el secuestro en el puente Río-Niteroi con “fines político-electorales”. Pese a las críticas a Witzel, el periódico elogió el papel de la Policía Militar de Río en la operación, especialmente como “un francotirador […] que demostró competencia, adquirida con entrenamiento”.


“Actuó correctamente en una situación que requiere tales profesionales”, agregó la editorial.

Por último, la nota critica al Gobierno de turno. “Luego, tratando de justificar, en una entrevista, la lluvia de balas perdidas que el mismo primer ministro, con su aliento, se ha estrellado contra las favelas desde helicópteros, lo que no tiene nada que ver con disparos de precisión”, dice la editorial.

Hasta la prensa que critica al Gobierno admite que disminuyó la criminalidad

A pesar de las críticas del accionar del Gobierno, la misma plataforma de noticias (O Globo) anunció en la segunda quincena de agosto que las principales tasas de criminalidad del país se desplomaron en los primeros cuatro meses del año en comparación con el mismo período del año pasado.

Los asesinatos cayeron 21,2%. De 16 670  a 13 142. Las agresiones que terminaron en muertes cayeron 5,8 %, de 302 a 286 casos registrados.

Asimismo los robos que terminan en muertes, también disminuyeron significativamente en Brasil: 23.8 %. Hubo 689 en el primer cuatrimestre del 2018 y 525 de enero a abril de este año.

Tanto el robo de carga como el de vehículos se redujeron, respectivamente, en un 27,3 % (de 7 930  a  5 763 cargamentos robados) y 27,5 % (de 88 104  a 63 852 vehículos robados).

Por último, las violaciones sexuales bajaron un 13,6 % en comparación al primer cuatrimestre del 2018, donde hubo 16 220 casos de violación, mientras que en el mismo periodo del 2019 hubo 14 015.

El combate frontal a la delincuencia fue la promesa de campaña que condujo a Jair Bolsonaro al poder y la evidencia indica que está cumpliendo. Pese a las críticas de su supuesta misoginia, bajo su mando las violaciones bajaron sustancialmente y puso a cargo de la BOPE (la policía militarizada), a una mujer por primera vez en la historia, cuyo equipo abatió ayer a un secuestrador.

Este artículo fue publicado originalmente en PanAm Post.

Los puntos de vista expresados en este artículo son las opiniones del autor y no reflejan necesariamente los puntos de vista de La Gran Época.

Video relacionado

Eduardo Bolsonaro: Purgando a Brasil del socialismo, una batalla en curso – Entrevista exclusiva

TE RECOMENDAMOS