Brasil retira invitaciones a Cuba y Venezuela: “No los voy a recibir”, dijo Jair Bolsonaro

Por La Gran Época
17 de Diciembre de 2018 Actualizado: 17 de Diciembre de 2018

La Cancillería de Brasil informó que los presidentes de Cuba y Venezuela no están invitados a la investidura de Jair Bolsonaro el 1 de enero próximo.

El futuro ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Ernesto Araújo, anunció hoy que el mandatario venezolano, Nicolás Maduro, no fue invitado a la investidura del presidente electo Jair Bolsonaro el 1 de enero en Brasilia “por respeto al pueblo” de la nación caribeña,  según EFE.

Según la Cancillería se invitó a los gobernantes de todos los países con los que tiene relaciones diplomáticas, pero se retiró las invitaciones que se habían hecho a Cuba y Venezuela.

El futuro presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, afirmó que no recibirá en la ceremonia de asunción del cargo a los mandatarios de Venezuela, Nicolás Maduro, ni de Cuba, Miguel Díaz-Canel.

“A Maduro no lo voy a recibir, ni a él ni al dictador que sustituye a Fidel Castro, Fidel Castro no… a Raúl Castro”, declaró Bolsonaro a periodistas que lo abordaron cerca de la playa en el barrio Barra da Tijuca, en la zona oeste de Río de Janeiro, de acuerdo con medios uruguayos.

“Naturalmente, regímenes que violan las libertades de sus pueblos y actúan abiertamente contra el futuro Gobierno de Brasil por afinidad ideológica con el grupo derrotado en las elecciones, no estarán en la investidura presidencial”, afirmó en el gobernante electo en sus redes sociales.

No apoyar a Venezuela

El próximo jefe de la diplomacia brasileña instó además a que “todos los países del mundo” dejen de apoyar a Maduro y se unan “para liberar a Venezuela”, sin ofrecer mayores detalles.

Bolsonaro, del Partido Social Liberal, fue electo en el balotaje del 28 de octubre y asumirá el 1° de enero en una ceremonia en Brasilia.

Recientemente Maduro trató de implicar a Bolsonaro en un supuesto plan con Estados Unidos con objeto asesinarlo, luego de una reunión del gobernante electo con el asesor de Seguridad Nacional estadounidense, John Bolton.

El presidente electo de Brasil ha manifestado su deseo y compromiso con relación a que se resuelva la crisis creada por el gobierno izquierdista de Maduro.

“Tenemos que buscar soluciones para Venezuela. Hay que tomar medidas”, señaló entonces Bolsonaro.

El mandatario electo remarcó que harán lo posible para resolver la crisis en el vecino país por “las vías legales y pacíficas”, pues sienten “el reflejo de la dictadura instalada en Venezuela”.

En otra ocasión, Bolsonaro descartó apoyar una intervención militar en el vecino país y reiteró que “Brasil siempre va a buscar la vía pacífica para resolver los problemas”.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil en una nota que envío a Efe aclaró sobre informaciones divergentes que aparecieron luego que se retirara la invitacion a Venezuela.

El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, se dirige a la prensa tras una reunión en el cuartel general del ejército brasileño en Brasilia, el 5 de diciembre de 2018. (Foto de EVARISTO SA/AFP/Getty Images)

La Cancillería informó en su nota que “inicialmente recibió del Gobierno del presidente electo la recomendación de que todos los jefes de Estado y de Gobierno de los países con los que tenemos relaciones diplomáticas debían ser invitados y así fue hecho”.

“En un segundo momento fue recibida la recomendación de que Cuba y Venezuela no deberían ser incluidos en la lista, lo que exigió una nueva comunicación a esos dos Gobiernos”, agregó el Ministerio.

“No hay lugar para Maduro en una celebración de la democracia y del triunfo de la voluntad popular brasileña. Todos los países del mundo deben dejar de apoyarlo y unirse para liberar a Venezuela”, señaló en Twitter Ernesto Araújo, el próximo jefe de la diplomacia brasileña.

De acuerdo con la Cancillería, toda la organización de la investidura está siendo coordinada con el Gobierno electo, ya que las decisiones son tomadas tras consulta al equipo que asumirá el 1 de enero.

A continuación:

¿Por qué el comunismo no es tan odiado como el fascismo?

TE RECOMENDAMOS