Brennan informó a Obama sobre el presunto plan de Clinton para vincular a Trump con Rusia

Por Ivan Pentchoukov
29 de Septiembre de 2020
Actualizado: 29 de Septiembre de 2020

El entonces director de la CIA, John Brennan, informó al presidente Barack Obama a fines de 2016 sobre la inteligencia rusa que alegaba un plan de la candidata presidencial demócrata Hillary Clinton para provocar un escándalo sobre su oponente electoral, Donald Trump, vinculándolo al supuesto ataque al Comité Nacional Demócrata por parte de los servicios de inteligencia rusos, según una carta (pdf) del Director de Inteligencia Nacional, John Ratcliffe.

Luego de que los servicios de inteligencia de EE. UU. obtuvieron información sobre el análisis de inteligencia rusa a fines de julio de 2016, Brennan informó a Obama y a otros funcionarios de seguridad nacional sobre el presunto plan de Clinton, incluida la “supuesta aprobación de Hillary Clinton el 26 de julio de 2016 sobre una propuesta de uno de sus asesores de política exterior para difamar a Donald Trump al provocar un escándalo alegando interferencia de los servicios de seguridad rusos”.

El 7 de septiembre de 2016, los funcionarios de inteligencia de EE. UU. remitieron el asunto al entonces director del FBI, James Comey, y al entonces subdirector adjunto Peter Strzok, según Ratcliffe. La referencia se tituló “La aprobación de la candidata presidencial estadounidense Hillary Clinton de un plan sobre el candidato presidencial estadounidense Donald Trump y los hackers rusos para obstaculizar las elecciones de EE. UU. como un medio para distraer al público de su uso de un servidor de correo privado”.

“La [comunidad de inteligencia] no conoce la exactitud de esta acusación o hasta qué punto el análisis de la inteligencia rusa puede reflejar exageración o fabricación”, escribió Ratcliffe.

El candidato presidencial republicano Donald Trump pronuncia un discurso durante la sesión vespertina del cuarto día de la Convención Nacional Republicana en el Quicken Loans Arena en Cleveland, Ohio, el 21 de julio de 2016. (John Moore/Getty Images)

El FBI abrió formalmente una investigación de la campaña de Trump el 31 de julio de 2016, cinco días después de la supuesta aprobación de Clinton sobre la campaña de difamación contra Trump. La investigación se basó en una conversación en la que el asesor de asuntos exteriores de la campaña de Trump, George Papadopoulos, dijo que los rusos tienen “trapos sucios” sobre Clinton.

Strzok abrió la investigación Crossfire Hurricane y desempeñó un papel importante en la investigación sobre el uso de un servidor de correo electrónico privado no autorizado por parte de Clinton para realizar negocios gubernamentales. En algunos mensajes de texto, Strzok expresó un odio intenso hacia Trump y una deferencia hacia Clinton, y habló de evitar que Trump fuera presidente y mencionó una “póliza de seguro” en el improbable caso de que Trump ganara las elecciones.

Si bien cualquier información interceptada por inteligencia extranjera debe tomarse con un grano de sal, el informe de Brennan a Obama indica que había serias preocupaciones sobre la información, ya sea verdadera o falsa, en los niveles más altos de la administración Obama. La potencial relevancia del asunto se vio reforzada por la posterior denuncia penal contra Strzok y Comey.

Clinton, quien solo agrega un apartado postal como medio de contacto en su sitio web, no respondió a una solicitud de comentarios dirigida a ella en Twitter.

La campaña de Clinton pagó por un expediente de investigación de la oposición en 2016 que fue elaborado por un exespía británico que confiaba en un espía ruso que alguna vez se sospechó en Washington como la fuente principal. El FBI usó el expediente para obtener una orden judicial para espiar al exasesor de política exterior de la campaña de Trump, Carter Page. El FBI no informó a la corte que Clinton financió el expediente, el cual tenía una serie de errores y omisiones que se descubrieron en las solicitudes para espiar a Page por parte de un organismo de control del Departamento de Justicia.

Siga a Ivan en Twitter: @ivanpentchoukov


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Grupos comunistas están detrás de las protestas violentas en EE.UU.

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS