Buceadora encuentra dientes de un tiburón megalodon de 15 millones de años de antigüedad

Por The Epoch Times
15 de Octubre de 2020
Actualizado: 15 de Octubre de 2020

Una buceadora encontró dientes prehistóricos de especies submarinas extintas.

Terri Olah, de 53 años, encontró dientes de megalodones —de los cuales algunos tienen hasta 15 millones de años de antigüedad.

Los dientes de los tiburones extintos son un tesoro prehistórico que se puede encontrar en el mar, pero Terri dice que hay que tener “buen ojo” para verlos.

Terri Olah, de 53 años, con algunos dientes que encontró en una reciente inmersión. Los dientes del megalodonte están en el extremo derecho. (Caters News)

Terri pasó 12 horas buscando el “tesoro” en Carolina del Norte.

“Cazar dientes de megalodon requiere un poco de paciencia y un buen ojo”, dijo Terri, de Minnesota, Estados Unidos.

“Tuvimos que buscar pequeños puntos”, dijo, “que son las puntas de los dientes que salen de la arena y luego suavemente abanicar la arena de la zona con la mano sin crear una enorme nube de limo alrededor y dificultan la visibilidad”.

Dientes del megalodonte que Terri encontró; con su mano para ver la escala. (Caters News)

Terri compartió que encontrar dientes enterrados bajo la arena del mar “requiere algo de práctica”.

“La mala visibilidad lo hace aún más difícil cuando se tiene un tiempo de fondo muy limitado a esa profundidad”, dijo.

“Pero no hay nada más emocionante que encontrar el primer diente, algunos de ellos tienen de cinco a 15 millones de años”.

“El diente megalodon más grande que encontré tenía un poco menos de seis pulgadas, ¡lo que es realmente difícil de encontrar intactos de ese tamaño!”.

“Es difícil imaginar el tamaño de los megalodones con la boca llena de dientes, cada uno del tamaño de mi mano”.

“¡Estiman que los megas tienen entre 30 y 60 pies de largo!”.

(Caters News)

Terri y sus compañeros de buceo también encontraron huesos de ballena, colmillos y grandes huesos blancos prehistóricos.

“Era la primera vez que cazaba fósiles y me tocó el premio gordo”, dijo Terri.

“Bajé tres veces y llenaba mi bolsa cada vez, eran tan pesadas que ni siquiera podía sacar la bolsa del fondo del océano”.

“Después de hacer dos bajadas más, tuve una gran colección de dientes y huesos”, añadió. “Estaba más que eufórica. Todos los huesos y dientes se metieron a un balde y se sumergieron en una mezcla de vinagre de sidra de manzana y agua”.

(Caters News)

Terri dijo que después de remojarlos varios días, uno puede “frotar suavemente cualquier percebe y residuos que queden” usando un cepillo de dientes suave.

“Apenas se cepillan completamente”, dijo, “los remojo un día más en agua dulce, los saco y los dejo secar, y luego les aplico aceite mineral para evitar que se sequen”.

“¡Estoy muy feliz de decir que tengo una impresionante colección de historia prehistórica de tiburones!” añadió.

¡Nos encantaría escuchar sus historias! Puede compartirlas con nosotros en emg.inspired@epochtimes.nyc


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Le puede interesar

Cómo un exitoso empresario encuentra alivio al estrés y un significado más profundo para la vida

TE RECOMENDAMOS