Cacatúa celosa del hijo de su dueña finalmente se encariña con él, ¡ahora son el mejor dúo!

Por Anna Mason
13 de Junio de 2022 12:49 PM Actualizado: 13 de Junio de 2022 12:49 PM

La cacatúa Marni adora a su pequeño dueño humano, Rémi. A los dos, que comparten un vínculo fraternal, no hay nada que les guste más que jugar juntos. Pero, según la madre de Rémi, Grietje, no siempre fue así.

“Cuando nació Rémi, Marni estaba muy celosa”, cuenta esta gestora de proyectos digitales belga de 36 años a The Epoch Times.

Dado que las cacatúas pueden morder y ser imprevisibles, fueron necesarios muchos pasos de bebé y una estrecha supervisión para que el pájaro y el niño se conocieran. Desde el principio, dijo Grietje, su nuevo bebé se sintió fascinado por la criatura emplumada, y pronto, Marni participó en todo tipo de momentos.

“Cuando Rémi dormía encima de mí, cuando estaba despierto, tomaba leche, comía, se bañaba… Elegí que se conocieran desde el principio”, dijo. “Las señales de Marni siempre fueron muy claras y nunca me ha mordido, ni a Rémi”.

(Cortesía de @marnithecockatoo y de Marni the Cockatoo)
(Cortesía de @marnithecockatoo y de Marni the Cockatoo)
(Cortesía de @marnithecockatoo y de Marni the Cockatoo)

Tal vez el amor del que ahora disfrutan tenga algo que ver con la época en la que Rémi aún estaba en el vientre materno. Un día, al utilizar un doppler para escuchar los latidos de su bebé, Grietje hizo partícipe a Marni del momento.

“Tenía mucha curiosidad”, recuerda. “Cuando mi vientre creció, lo eligió como el lugar perfecto para sentarse. Siempre he bromeado diciendo que ayudó a empollar el huevo”.

Ahora que ha pasado la marca de los dos años, Rémi tiene una personalidad perspicaz, enérgica y dulce. Es muy hablador, le gusta cantar y bailar y siempre se alegra de ver a Marni.

“Cuando le digo que Marni es travieso”, dice su madre, “señala con el dedo a Marni y dice que es un pájaro malo”.

(Cortesía de @marnithecockatoo y de Marni the Cockatoo)

Los dos hacen todo tipo de actividades juntos. En un video, Rémi le da de comer sopa a Marni, y en otro, le lima las uñas a su amiga. Pero, sobre todo, el niño quiere abrazar, besar y sostener a su querida cacatúa.

Por su parte, a Marni le gusta sentarse cerca de Rémi y formar parte de la diversión. A veces, sin embargo, está harto de la energía del niño.

“Entonces se distancia y vuela a su globo, un lugar seguro donde Rémi no puede alcanzarlo”, dice Grietje.

Ser una madre primeriza con una cacatúa como mascota ha sido un reto que requiere mucha paciencia. “Involucré a Marni en los momentos con Rémi y también me aseguré de que tuviéramos tiempo de calidad Marni-Mamá sin Rémi. Hasta hoy, todas las noches, cuando Rémi duerme, Marni y yo tenemos nuestro tiempo de relajación. También trabajo desde casa, así que Marni es mi compañera de trabajo”, dice.


(Cortesía de @marnithecockatoo y de Marni the Cockatoo)


(Cortesía de @marnithecockatoo y de Marni the Cockatoo)

Grietje, que creció con loros, quería tener una cacatúa desde que era pequeña. Compró a Marni a un criador hace seis años, cuando tenía 8 semanas; sin embargo, recomienda a quien esté pensando en tener un pájaro que adopte en lugar de comprar.

“Fueron tiempos estresantes, ya que Marni no estaba completamente destetada y se necesita más tiempo para los pájaros más grandes”, dice. “Se necesita más tiempo para los pájaros más grandes”.

(Cortesía de @marnithecockatoo y de Marni the Cockatoo)
(Cortesía de @marnithecockatoo y de Marni the Cockatoo)

Grietje, una cacatúa de paraguas, llama a Marni una auténtica “cacatúa-perro”, ya que le gusta obligarla a que le rasque la cabeza como lo haría un perro. Grietje señala que las cacatúas son muy inteligentes —unas “10 veces más inteligentes” que los perros— y ve muchas similitudes con su hijo pequeño.

“Las cacatúas son niños pequeños de por vida y piden mucho cariño. Parecen muy mullidas, dulces y mimosas. Pero la otra cara de la moneda es que son muy manipuladoras y necesitan mucha atención”, explica.

“Marni es muy desordenado y le gusta tirar la comida. Destroza todo lo que ve. En el momento en que no le oyes andar, sabes que está mordiendo algo. Le encantan los controles remotos, los cables, los muebles y las cortinas.

“No son ni mucho menos las mascotas más fáciles de tener, y muchos loros acaban yendo de casa en casa, así que para quien esté interesado en tener una cacatúa, que se informe bien antes de tomar la decisión”.

(Cortesía de @marnithecockatoo y de Marni the Cockatoo)
(Cortesía de @marnithecockatoo y de Marni the Cockatoo)

Aunque Marni puede ser un trabajo duro, Grietje adora a su ruidoso y travieso pájaro y no lo querría de otra manera. Le encantan las duchas y las nueces de macadamia, come verduras, arroz o pasta para cenar y le gusta robar comida de los platos humanos.

“Le gusta dar golpecitos a las cosas: es su forma de demostrar que son de su propiedad”, explica Grietje. “No es un gran hablador, solo en el lenguaje de las cacatúas. Dice ‘hola'”.

Un verdadero miembro de la familia, Marni incluso se ha ido de vacaciones con ellos, a pasear por las montañas cuando Rémi tenía 6 meses. Y a la hora de dormir, cuando Rémi toma su biberón de leche, Marni se sienta cerca, disfrutando del ritual con su mejor amigo y hermanito.


(Cortesía de @marnithecockatoo y de Marni the Cockatoo)


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.