“Cada día de conversaciones favorece a la dictadura de Maduro”, señala vicepresidente de Colombia

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
20 de Junio de 2019 Actualizado: 23 de Junio de 2019

La  vicepresidente de Colombia Marta Lucía Ramírez durante la entrevista a NTD 24 este lunes, pidió a la comunidad internacional que “dejen de estar distrayendo al pueblo venezolano con reuniones inútiles”.

“Realmente no le están dando ningún beneficio a nadie distinto que a Nicolás Maduro”.

Ramírez insistió que no solo debe estar el deseo de apoyar sino también una “coherencia” de respetar la constitución venezolana que hace que el presidente encargado, para llevar al vecino país a elecciones democráticas, sea Juan Guaidó.

“A mi me parece increíble por ejemplo todavía el Consejo de Seguridad Nacional de las Naciones Unidas, la propia Comisionada de los DDHH que anuncia que va a ir a Venezuela. Pero por Dios es que hace seis meses debía haber ido ahí. Es que hace seis meses que estamos viendo esta tragedia de un pueblo que sale despavorido todo los días con los niños en brazos”, dijo Ramírez.

“Si las cosas fueran lógicas (a Maduro) debería quedarle poco tiempo; pero como hay tanta cosa que va contra la lógica y contra la racionalidad, yo no me atrevería a decir cuándo pero creo que la comunidad internacional, toda la gente, hay que hacerlo pronto… y que este hacerlo pronto no significa que se hagan negociaciones que uno sabe que no tienen sentido”, insistió.

La vicepresidente mencionó que la posición de Guaidó sobre las conversaciones en Noruega es clave. Si se le da la posibilidad a un grupo criminal a que tenga participación en un futuro gobierno queda en juego su credibilidad internacional.

Las conversaciones, dijo Ramírez, “se hace con las personas que tengan la voluntad de hacer el cambio” y no con la gente “que dice que no va a salir ni en las buenas ni en las malas… Ahí la conversación es una pérdida de tiempo”.

Fotografía cedida por la prensa del Ministerio de Relaciones Exteriores del régimen de Nicolás Maduro. El canciller venezolano Jorge Arreaza mientras se reúne con la alta comisionada de Naciones Unidas para los derechos humanos, Michelle Bachelet el 20 de junio de 2019, en Caracas (Venezuela). EFE/ Cortesía Ministerio de Relaciones Exteriores

“Una conversación se hace con gente que tenga claro que la prioridad es la democracia en Venezuela. La transición hacia unas elecciones libres. Que tenga clarísimo que esa transición no se puede hacer con quienes han estado involucrados en actividades criminales que van desde el narcotráfico para arriba y para abajo”.

“Estas actividades criminales sabemos que tienen interés en mantener el régimen de Maduro. Cualquier tiempo en una negociación lo van a aprovechar a su favor para distraer la atención”, enfatizó.

“El presidente es Juan Guaidó y nosotros le pedimos todos los días se le de sabiduría para no caer….. para mantener la firmeza, porque de eso depende la credibilidad de la comunidad internacional… porque si la gente ve mensajes contradictorios nos preocupa mucho. Nos preocupa que ese apoyo de 60 países o más, vaya declinar”.

Ramírez recomendó a Guaidó una “claridad de cuál es el curso de acción para el gobierno del presidente”.

El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó (c), habla durante una concentración el sábado 11 de mayo en la Plaza Alfredo Sadel en Caracas (Venezuela). EFE/ Raúl Martínez.

Volviendo al tema de las conversaciones y reuniones reiteró que “lo que me impresiona de todo esto es que hay gente candorosa de buena fe que quisiera realmente ayudar (…). Son de pronto ingenuos y todavía creen en una buena voluntad de Maduro. Está totalmente claro que cada día que pasa es un día a favor de Maduro”.

La dictadura socialista en Venezuela “es un régimen que está atornillado por sus propias esfuerzos y por los esfuerzos de otros que lo hacen de afuera, como es el tema de Cuba. Sabemos que tiene una participación absoluta y definitiva”.

Quién apoya a Maduro “es una fuerza que está conformada por gente que algunos de ellos ni siquiera son venezolanos y muchos no son parte de las Fuerzas militares regulares”.

Nicolás Maduro. Foto de Spencer Platt/Getty Images.

Incertidumbre

Sobre lo que está pasando en Venezuela, la vicepresidente dijo que “es muy difícil aceptar la incertidumbre”. Al inicio para todos estaba claro que a Maduro le quedaban horas, y de pronto no se sabe qué está pasando. En parte culpó a los medios.

“A estas alturas de la vida hay medios de comunicación que le dicen ‘el autoproclamado presidente Juan Guaidó’ y hay medios de comunicación que todavía hablan del ‘presidente Nicolás Maduro’. Todos saben que ni lo uno ni lo otro es cierto. Nicolás Maduro no es el presidente legítimo de Venezuela. Él es el usurpador que está en el Palacio Miraflores. El otro, Juan Guaidó, es el Presidente que atendiendo lo que dispone la Constitución venezolana, está en esa función y obviamente claro sin tener la fuerza militar acompañándolo”.

La vicepresidente de Colombia resaltó el temor de dichos que se propagaron en la población venezolana.

“La propia  ciudadanía en Venezuela tenía tanta convicción sobre el cambio a la transición… que debía darse de inmediato pero al mismo tiempo la gente tiene temor y con toda la razón. Todos los días hay voces de los venezolanos diciendo que habría una intervención militar. Entonces nadie quiere una intervención militar y esto se ha ido realmente haciendo muy difícil, por eso el Presidente insiste en la presión que hay que hacer a nivel internacional”.

Ramírez concluyó dando importancia a las sanciones “contra los líderes” de la dictadura venezolana, “contra sus familiares, contra tanta gente que se ha robado los recursos de los venezolanos”.

“Han permitido semejante tragedia humanitaria de que no tengan medicamentos y de que no tengan alimentos por la decisión arbitraria de un dictador. Esas cosas hay que presionarlas desde la comunidad internacional”.

***

Le puede interesar

Cómo el comunismo en China hace 20 años intenta eliminar a 100 millones de chinos

TE RECOMENDAMOS