Canadá importa un millón de mascarillas defectuosas de China

Por Tom Ozimek
24 de Abril de 2020
Actualizado: 24 de Abril de 2020

Las autoridades sanitarias canadienses dijeron que alrededor de 1 millón de mascrillas KN95 adquiridas de China no cumplían las normas federales de calidad para su uso contra COVID-19 y, por lo tanto, no se distribuyeron entre el personal de primera línea del brote.

Eric Morrissette, portavoz de la Agencia de Salud Pública de Canadá (PHAC), dijo que las mascarillas KN95 adquiridas a China se consideraron “no aptas” para su uso y, como resultado, el gobierno federal no pudo distribuir las mascarillas que no cumplían con los estándares a las provincias y territorios de Canadá que están enfrentando escasez en medio de la pandemia.

“Hasta la fecha, la PHAC ha identificado aproximadamente 1 millón de mascarillas KN95 como no adecuadas con las especificaciones de los centros de atención médica”, dijo Morrissette en una declaración, según el medio de comunicación canadiense The Globe and Mail.

El Departamento de Salud de Canadá no indicó si el gobierno obtendría un reembolso por las mascarillas defectuosas, señaló el informe.

Las mascarillas KN95 son un modelo fabricado en China de la popular mascarilla N95 utilizada para proteger al personal médico de primera línea del virus del Partido Comunista Chino (PCCh), el nuevo coronavirus que causa el COVID-19.

El alcalde de Jerusalén lleva una máscara protectora KN95 en un lugar de pruebas para COVID-19 en Jerusalén del Este el 2 de abril de 2020. (Ahmad Gharabli/AFP/Getty Images)

Según un informe de Politico, Canadá depende de China en un 70 por ciento para las importaciones de suministros médicos de COVID-19.

Estados Unidos también es vulnerable a la interrupción de las cadenas de suministro médico que están enraizadas con China, aunque aparentemente en menor medida. Según un informe del 6 de abril del Servicio de Investigación del Congreso (pdf), las importaciones estadounidenses de productos farmacéuticos y equipos, productos y suministros médicos procedentes de China ascendieron al 9.2 por ciento de todas las importaciones nacionales de dichos productos. Estados Unidos importa más de esta categoría de productos de Alemania (11.3 por ciento) e Irlanda (15.9 por ciento).

Aún así, en medio de un pico en la demanda mundial de tales productos durante la pandemia, Estados Unidos ha enfrentado escasez.

“Debido al papel de China como proveedor mundial de PPE, dispositivos médicos, antibióticos e ingredientes farmacéuticos activos, la reducción de las exportaciones de China ha provocado una escasez de suministros médicos críticos en Estados Unidos”, señalaron los autores del informe.

“COVID-19 proporciona una importante experiencia de aprendizaje, potencialmente más convincente que cualquier juego de guerra o simulación de desastre natural, sobre los efectos directos y los costos de una seria interrupción o corte de los suministros esenciales de China a Estados Unidos”, dice el informe.

Kyle Bass, fundador y director de inversiones de Hayman Capital Management, una empresa de fondos de cobertura con sede en Dallas, dijo que la experiencia de Canadá con los respiradores defectuosos de origen chino es parte de un tema mucho más amplio y común. Bass, que analizó el riesgo de la exposición de Estados Unidos a los suministros médicos fabricados en China en un episodio de “American Thought Leaders” la semana pasada, reaccionó a la noticia de los problemas de los respiradores canadienses en un tweet.

“Las mascarillas defectuosas son TÍPICAS de China. #DecoupleChina [Desvincular a China] es el camino más inteligente a largo plazo para Occidente. El gobierno chino asesino permitió a sabiendas que los vuelos de Wuhan infectaran al mundo y ahora venden equipos defectuosos para beneficiarse de su FrankenVirus”, escribió Bass.

En comentarios realizados en “American Thought Leaders”, Bass dijo que un aspecto positivo de la escasez de equipos impulsada por la pandemia es que han expuesto el riesgo de dependencia de China para los bienes esenciales.

“La miseria que China ha traído al resto del mundo con este virus ha estado realmente iluminando de forma desinfectante la dependencia de las cadenas de suministro globales. Piense en esto: tenemos democracias occidentales que dependen casi completamente de una cadena de suministro de una nación totalitaria y comunista. En realidad es una locura cuando lo planteas así”, dijo.

Siga a Tom en Twitter: @OZImekTOM


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Fábricas de mascarillas en China carecen de instalaciones estériles

TE RECOMENDAMOS