Canciller mexicano reconoce que la situación migratoria “no se puede mantener como está”

Por EFE
05 de Junio de 2019 Actualizado: 05 de Junio de 2019

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, dijo hoy que detectó una “voluntad de acercamiento” de Washington en su reunión con el vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, y reconoció que es necesario actuar para contener la inmigración porque los flujos de indocumentados hacia el norte están “creciendo demasiado”.

La reunión entre Pence, Ebrard y otros funcionarios de ambos países se cerró sin acuerdo después de más de una hora y media, pero el canciller mexicano la describió como “cordial” y mantuvo su optimismo respecto a la posibilidad de que se pueda frenar la imposición de aranceles estadounidenses a los productos mexicanos.

“Lo importante es que hay voluntad de acercamiento, y el vicepresidente fue muy claro en ese sentido”, dijo Ebrard en una conferencia de prensa en la embajada mexicana tras la reunión en la Casa Blanca.

A esa cita también asistieron el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, y el secretario en funciones de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Kevin McAleenan.

“Vamos a encontrar un punto de acercamiento lo más pronto que se pueda”, añadió Ebrard, que este jueves volverá a reunirse con “el equipo del secretario de Estado” Pompeo y otros funcionarios.

En la reunión no se habló de aranceles, sino solo sobre inmigración, aseguró el ministro, y en concreto de las últimas cifras sobre detenciones de inmigrantes indocumentados en la frontera entre EE.UU. y México, publicadas hoy por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).

“Ambas partes reconocemos que la situación actual no se puede mantener como está, porque se dio el reporte ahí de números y efectivamente, los flujos están creciendo demasiado”, indicó Ebrard.

Ese dato se disparó hasta 132.887 en mayo pasado, frente a las 99.304 de abril, lo que continúa una tendencia al alza en las detenciones que ha rozado récords y que las autoridades estadounidenses califican de crisis.

Si no se llega a un acuerdo en los próximos días, el próximo 10 de junio entrarán en vigor los aranceles anunciados por Trump a todos los productos de México, que empezarán en el 5 % y ascenderán cada mes hasta llegar al 25 % en octubre, a no ser que el país vecino contenga el flujo migratorio a través de la frontera común.

En dos tuits poco antes de la rueda de prensa de Ebrard, Trump había anunciado ya que la reunión en la Casa Blanca se cerró con “avances, pero no suficientes”.

“Mañana -añadió el mandatario- reanudaremos las conversaciones con México con el entendimiento que, si no alcanzamos un acuerdo, los aranceles al 5 % empezarán el lunes, con incrementos mensuales”.

Trump también insistió en que “cuanto más altos sean los aranceles, un mayor número de empresas regresarán a Estados Unidos”.

 

***

Video relacionado

Las caravanas son una invasión a EE.UU. y a México

TE RECOMENDAMOS