Candidatos a gobernador de California ofrecen una mezcla de promesas

Por Brad Jones
23 de Mayo de 2022 8:27 PM Actualizado: 23 de Mayo de 2022 8:27 PM

Un enfrentamiento político entre las facciones republicanas del establishment pro-Trump “America First” y “Never Trump” está listo para llegar a un punto culminante en las elecciones primarias de California el 7 de junio.

Las tensiones salieron a la superficie en la convención del Partido Republicano de California celebrada el mes pasado en Anaheim, cuando los micrófonos de algunos candidatos pro-Trump fueron cortados durante sus discursos de campaña y se acusó a la cúpula del partido de hacer la vista gorda ante las votaciones amañadas por delegación y las políticas fraudulentas para obtener apoyos.

En la carrera por la gobernación, la contienda primaria ha expuesto las divisiones dentro del partido republicano. El Partido Republicano de California respaldó al senador estatal Brian Dahle, quien se postula contra Jenny Rae Le Roux, quien cuenta con el respaldo de la Asamblea Republicana de California (CRA).

El establishment republicano de California ha tardado en adoptar las políticas de “Estados Unidos primero” del expresidente Donald Trump para reducir la dependencia de Estados Unidos de otras naciones, incluido el régimen comunista de China.

Mientras tanto, los demócratas parecen estar unidos detrás del gobernador de California, Gavin Newsom, quien se espera que gane un segundo mandato. Newsom no enfrenta a amenazas serias dentro del Partido Demócrata o de los Independientes, pero comienzan a mostrarse algunas fracturas entre los liberales tradicionales y el ala progresista “woke” del partido.

Los demócratas “verdes” continúan tocando el tambor de la justicia ambiental afirmando que el cambio climático representa una amenaza existencial. Ese mensaje se ha perdido para muchos californianos que pagan más de USD 6 por galón de gasolina en la mayoría de los surtidores.

Los padres en ambos extremos del espectro político están enojados por la cultura de cancelación y por las cuestiones de la llamada “justicia” social, como la teoría crítica de la raza de raíz marxista y la educación  lesbiana, gay, bisexual, transexual y queer a los estudiantes en las escuelas de California. Muchos demócratas de la vieja escuela han abandonado el partido por la propaganda de la teoría crítica de la raza y el activismo transgénero promovido por los sindicatos de profesores.

La controversia permanente continúa afectando a los demócratas por los mandatos de las mascarillas y las vacunas para trabajadores y niños en edad escolar y por las políticas progresistas que no han logrado reducir el crimen, la crisis de las personas sin hogar y la epidemia de drogas.

Los legisladores demócratas también enfrentan una creciente oposición a la legislación propuesta y las plataformas políticas que apoyan la “atención de afirmación de género” y los bloqueadores de la pubertad para los niños, así como la ampliación de los “servicios de aborto” y los planes para hacer de California un santuario para quienes buscan abortar fuera del estado.

El ala progresista del Partido Demócrata sigue centrada en los problemas sociales en la actual guerra cultural, mientras que se habla poco de la economía del Estado Dorado, salvo que California sigue siendo la quinta o sexta economía del mundo.

En el sur de California, la crisis en la frontera entre Estados Unidos y México sigue creciendo, con la llegada en autobuses de miles de los llamados extranjeros ilegales al estado casi a diario. Al mismo tiempo, los residentes de California se preparan para más recesiones económicas, una inflación asombrosa y una creciente crisis de la cadena de suministro, mientras se enfrentan a los impactos económicos persistentes de los cierres por COVID en todo el estado.

Más de dos docenas de candidatos a gobernador de California prometieron una amplia gama de plataformas conforme los votantes comiencen a emitir sus votos en las primeras elecciones primarias permanentes de voto por correo del estado el 7 de junio.

Bajo el sistema de primarias de la jungla de California, solo los dos primeros ganadores, independientemente de su afiliación partidaria, participarán en la boleta electoral de las elecciones intermedias del 8 de noviembre.

Un total de 26 candidatos—cuatro demócratas, 11 republicanos, ocho independientes y dos candidatos del Partido Verde—se postulan en la carrera para gobernador de 2022.

Los candidatos a gobernador que lideraron en contribuciones de campaña hasta el 23 de abril fueron:

Newsome recaudó USD 1.6 millones en fondos de campaña al 23 de abril. El republicano Brian Dahle, recaudó la segunda mayor cantidad en la contienda y la mayor cantidad entre los republicanos, USD 1.2 millones. Michael Schellenberger, un independiente, recaudó USD 515,000. Le Roux recaudó USD 479,000.

Dahle

Dahle, propietario de un negocio, instó a los votantes que “están hartos del liderazgo fallido que está destruyendo California” a unirse a sus esfuerzos para que el estado “vuelva a encarrilarse”, según su declaración oficial de candidato.

“Lucharé para revertir las políticas que tontamente liberaron a miles de delincuentes de prisión y los devolveré a nuestros vecindarios. Cuente conmigo para derogar las leyes que permiten a los matones robar y estafar sin rendir cuentas”, dijo Dahle. Prometió “tomar medidas enérgicas contra el crimen”.

Criticó a la administración Newsom por gastar miles de millones de dólares para resolver la crisis de personas sin hogar de California, solo para descubrir que “el problema es peor que nunca”. Prometió arreglar el problema y “limpiar el desorden”.

“El alto costo de vida en California supone una enorme presión para los trabajadores y los jubilados. Es casi imposible para los jóvenes comprar una casa. Lucharé para que California sea asequible para las familias”, dijo.

Denunció al estado por los miles de millones de dólares en reclamos de desempleo fraudulentos que pagó a los estafadores, incluidos “criminales alojados en prisiones estatales”.

“Sin embargo, las personas honestas y trabajadoras que se vieron obligadas a quedarse sin trabajo por los cierres por COVID-19 tuvieron que esperar meses para recibir ayuda”, dijo.

Dahle se comprometió a reducir los impuestos, a devolver a los contribuyentes los miles de millones de dólares de impuestos excedentes y a no malgastarlos en “más programas mal gestionados y fracasados”.

Le Roux

Le Roux es propietaria de un negocio, madre y empresaria que promete “revivir el Sueño de California”.

“La gente solía venir a California en busca de libertad y prosperidad. Ahora, los californianos huyen de la pesadilla: la inflación, la escasez de viviendas, los impuestos aplastantes y el crimen que se dispara. Nuestras escuelas tienen un bajo rendimiento. Los incendios hacen estragos, el agua escasea y la electricidad no es fiable”, dijo Le Roux en su declaración como candidata.

Le Roux ha prometido “reducir la regulación y las tarifas para desbloquear la innovación”. Como propietaria de una granja, Le Roux dijo que quiere mejorar la infraestructura para proporcionar agua, energía, carreteras y viviendas más que suficientes para impulsar el crecimiento y encontrar “seguir los datos para soluciones de sentido común”.

Newsom

El gobernador Newsom es el claro favorito del Partido Demócrata. Aunque no ha presentado una declaración de candidato en el sitio web del Secretario de Estado, los californianos conocen bien las políticas progresistas de Newsom.

Es un firme defensor de las políticas a favor del aborto, y recientemente prometió convertir a California un estado santuario para los residentes de otros estados que deseen abortar.

Newsom es un defensor de la reforma de la justicia penal y de políticas progresistas que incluyen el cierre de algunas prisiones de California. Es un defensor del control de armas y apoya a las ciudades santuario, que dificultan que las autoridades federales hagan cumplir la ley de inmigración.

El sitio web de su campaña enumera el cambio climático, la lucha contra la falta de vivienda, la expansión del tratamiento de salud mental, detener la violencia armada y hacer que California sea más asequible como algunos de los puntos principales de su plataforma.

“Bajo el gobernador Newsom, California es líder mundial en convertir nuestra resolución climática en acciones reales. Se está enfrentando a los grandes contaminantes y salvaguardando nuestras costas y tierras públicas para las generaciones futuras”, afirma su página web.

Newsom afirma que su administración está abordando la crisis de personas sin hogar “de frente” con programas de vivienda como Project Roomkey y Project Homekey. Ha lanzado “un esfuerzo único en su tipo para facilitar que las personas en la calle reciban tratamientos de salud mental”.

También señala a la “epidemia de violencia armada” en Estados Unidos, alegando que está “enfrentándose a la NRA [Asociación Nacional del Rifle]” y fortaleciendo las leyes para mantener las armas ilegales fuera de las calles.

“California está haciendo más que nunca para reducir el costo de las necesidades más importantes para las familias: la vivienda, el cuidado de los niños, la jubilación y la educación superior”, dijo.

Newsom sobrevivió a una elección revocatoria el 14 de septiembre con el apoyo del 61.9 % de los 12.8 millones de votantes que participaron en la elección.

Alrededor de 7.4 millones de residentes de California votaron para destituirlo como gobernador. De esas boletas, Larry Elder (R) recibió el 48.4 % de los votos, seguido por Kevin Paffrath (D) con el 9.6 %, el exalcalde de San Diego Kevin Faulconer (R) con el 8 %, el Dr. Brandon Ross (D) con el 5.3 % y John Cox (R) con 4.1 %.

Al declarar la victoria, Newsom sugirió que los californianos le habían dado su aprobación para impulsar sus políticas progresistas.

“Dijimos sí a la ciencia. Dijimos que sí a las vacunas. Dijimos que sí para poner fin a esta pandemia”, dijo Newsom a los periodistas la noche de las elecciones. “Dijimos sí al derecho de la gente a votar sin temor a falsos fraudes y supresión de votantes. Dijimos sí al derecho constitucional fundamental de la mujer a decidir por sí misma lo que hace con su cuerpo, su destino, su futuro. Dijimos sí a la diversidad”.

Los contendientes demócratas de Newsom son Joel Ventresca, Armando Pérez-Serrato y Anthony Fanara.

Schellenberger

Schellenberger, un exdemócrata que se postula como independiente, parece estar ganando terreno en la contienda. Sus principales temas de campaña son el crimen, la educación, la energía, la vivienda, el agua y las personas sin hogar.

“California gasta más per cápita en personas sin hogar que cualquier otro estado y tiene los peores resultados de todo Estados Unidos. La cantidad de personas sin hogar en California ha aumentado un 31 % desde 2010, incluso cuando la cantidad de personas sin hogar en el resto de EE. UU. ha disminuido un 18 %. ¿La razón? El gobernador Gavin Newsom los invitó a venir aquí”, dijo Schellenberger.

Newsom, dijo, sigue empeorando el problema de las personas sin hogar “al ofrecer viviendas gratuitas a los drogadictos y negarse a tomar medidas enérgicas contra los escenarios abiertos de drogas”.

Schellenberger aboga por una política de “refugio primero” y la prohibición de acampar ilegalmente. Sostiene que la vivienda subvencionada debe ganarse, no regalarse.

“Y no son ‘campamentos para personas sin hogar’”, dijo. “Son escenarios abiertos de drogas”.

Schellenberger afirma que en 2020 y 2021 Newsom invitó a adictos de todo el país a California para vivir en ellos.

La afluencia ha provocado “un aumento vertiginoso de la delincuencia, la violencia y las sobredosis de drogas”, dijo. “Los adictos desesperados infringen las leyes para mantener sus hábitos de consumo de drogas. Como resultado, nuestras ciudades son cada vez más peligrosas e inhabitables. Newsom dice ser compasivo. No lo es. Sus políticas son crueles e inmorales”.

Schellenberger se ha comprometido a crear un sistema estatal de atención psiquiátrica y de adicciones llamado “Cal-Psych”, porque el sistema basado en los condados es costoso y derrochador, dijo.

El crimen está fuera de control porque las ciudades de California no están haciendo cumplir la ley, dijo. “Los activistas de la izquierda radical ‘desfinanciar a la policía’ han desmoralizado a la policía”.

“Los californianos no tienen que elegir entre el encarcelamiento masivo y el crimen masivo; necesitan más policía, más libertad condicional y más tratamiento psiquiátrico para los adictos y los enfermos mentales”, dijo.

Schellenberger dijo que las escuelas de California le están “fallando a nuestros niños”. Solo el 30 % de los estudiantes en las escuelas públicas son competentes en matemáticas y menos del 50 % son competentes en lectura.

“Esto es inaceptable”, dijo. “De alguna manera, los sindicatos de docentes y los funcionarios electos olvidaron que se supone que las escuelas son, ante todo, para educar a los niños, no para mimar a los adultos”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.