Carrie Lam dice que el proyecto de ley de extradición “está muerto”, pero se niega a retirarlo

Por Frank Fang
09 de Julio de 2019 Actualizado: 09 de Julio de 2019

La líder de Hong Kong, Carrie Lam, continuó provocando reacciones negativas hacia su gobierno luego de una conferencia de prensa en la mañana del 9 de julio donde dijo que el controvertido proyecto de ley de extradición del gobierno está “muerto”.

En respuesta a los comentarios de Lam, el Frente Civil de Derechos Humanos (CHRF, por sus siglas en inglés), que organizó las tres marchas en el último mes al que asistieron millones de habitantes de Hong Kong, dijo en la conferencia de prensa que el grupo continuará organizando protestas y asambleas a medida que la líder de Hong Kong siga ignorando las demandas de la gente, incluyendo el retiro total del proyecto de ley de extradición del consejo de mayoría pro-Beijing.

Antes de su declaración en inglés que describía el estado del proyecto de ley, Lam habló en cantonés utilizando palabras ligeramente diferentes para describir el proyecto de ley. Ella dijo que el proyecto de ley ahora es “shòu zhōng zhèng qǐn”, un idioma chino que significa que algo ha llegado a una muerte natural.

Cuando se le pidió que explicara su significado, Lam procedió a repetir un punto señalado anteriormente de que su gobierno no tiene planes de debatir el proyecto de ley suspendido durante la sesión legislativa actual antes de que expire automáticamente en julio del próximo año.

Pero en sus comentarios, Lam fue un poco más lejos esta vez para confirmar las implicaciones detrás de sus palabras cuidadosamente elegidas, diciendo que no usó la palabra “retiro” porque los miembros del consejo legislativo (LegCo) aún podrían devolver el proyecto de ley después de tres meses.

El proyecto de ley de extradición permitiría a cualquier país, incluida China continental, solicitar la extradición de presuntos delincuentes. La propuesta ha generado una oposición generalizada, ya que muchos hongkoneses les preocupa que si el proyecto de ley se aprueba, el Partido Comunista Chino (PCCh) podría presionar al gobierno de la ciudad para que entregue a los ciudadanos de cualquier nacionalidad para ser juzgados en el opaco sistema judicial del régimen, que a menudo no tiene en cuenta el estado de derecho.

“Aún se niega a decir la palabra ‘retiro'”, dijo el CHRF a los medios locales luego de las declaraciones de Lam. “El proyecto de ley de extradición que se presenta en el Consejo Legislativo es un procedimiento legal muy formal.

“Sin embargo, solo dijo que el proyecto de ley está ‘muerto’. No podemos encontrar la palabra ‘muerto’ en ninguna de las leyes de Hong Kong, ni en ningún procedimiento legal en el Consejo Legislativo”.

El CHRF agregó que pronto anunciará los detalles de sus próximas protestas.

Cinco demandas

Durante más de un mes, el CHRF ha pedido repetidamente al gobierno de la ciudad que cumpla con sus cinco demandas, que incluyen el retiro completo del proyecto de ley, la renuncia de Lam, una investigación independiente sobre el uso de la fuerza policial para dispersar a los manifestantes el 12 de junio, que el gobierno se retracte de mencionar a las protestas del 12 de junio como “disturbios”, y para aquellos que han sido arrestados no ser procesados.

El 12 de junio, la policía usó gas pimienta, gas lacrimógeno, balas de goma y bolsas de frijoles en un intento de eliminar a los manifestantes de las calles después de que algunos intentaron romper las líneas de la policía fuera de LegCo.

Lam dijo durante la conferencia de prensa que no era aceptable no continuar con las investigaciones y procesamientos de los “delincuentes” de las recientes protestas. Reiteró que el Consejo Independiente de Quejas de la Policía (IPCC), cuerpo civil de Hong Kong encargado de investigar la conducta indebida de la policía, estaba investigando los incidentes del 9 de junio al 2 de julio.

Los manifestantes vierten agua en un recipiente de gas lacrimógeno durante una protesta en Hong Kong el 12 de junio de 2019. (Anthony Kwan/Getty Images)

El IPCC anunció el 2 de julio que estaría compilando un estudio detallado de las protestas contra el proyecto de ley de extradición. El 9 de junio fue la primera marcha del CHRF que atrajo a 1,03 millones de personas.

Pero el CHRF dijo que su demanda de una investigación independiente sobre la acción policial sigue en pie, y agregó que dicha investigación tendría los poderes adecuados, incluyendo el poder de convocar testigos.

Según el diario de Hong Kong, Apple Daily, hubo al menos 67 arrestos de manifestantes entre el 12 de junio y el 8 de julio.

El CHRF también declaró que es “totalmente impráctico” que Lam ahora quiera tener un diálogo abierto con los representantes de los estudiantes, ya que muchos jóvenes manifestantes ya han sido arrestados.

El presidente del Partido Demócrata de Hong Kong, Wu Chi-wai, también celebró una conferencia de prensa tras los comentarios de Lam, y dijo que estaba “muy decepcionado” con las declaraciones de Lam.

Mientras señalaba cómo Lam había fallado nuevamente en atender las demandas de los manifestantes, Wu dijo que ella evitó un problema central; que es la manera de reconstruir la confianza entre su gobierno y los ciudadanos de Hong Kong.

El partido pro democracia de Hong Kong, Demosistō, emitió un comunicado luego de la conferencia de prensa de Lam. De acuerdo con HK01, un medio de comunicación hongkonese, Demosistō dijo que Lam solo debería decir la palabra “retiro” para mostrar a la gente que no está jugando con las palabras y que no hay posibilidad de que se reviva el proyecto de ley.

Además, instó al gobierno de la ciudad a celebrar dos elecciones abiertas para que las personas puedan elegir directamente a los miembros del LegCo y la de jefe ejecutivo, posición que ahora ocupa Lam.

Joshua Wong, la figura icónica del Movimiento de los Paraguas en 2014, es el secretario general de Demosistō.

Mira a continuación

¿Por qué China se comporta de forma contraria al resto del mundo?

TE RECOMENDAMOS