Carrie Lam invoca ley de emergencia para prohibir las máscaras en medio de protestas en Hong Kong

Por Frank Fang
04 de Octubre de 2019 Actualizado: 04 de Octubre de 2019

La líder de Hong Kong, Carrie Lam, flanqueada por una docena de ministros de su gobierno, anunció que ha ejercido una ley de emergencia local para prohibir las máscaras en la afligida ciudad.

Lam dijo en una conferencia de prensa que la decisión se tomó luego de una reunión especial en la mañana del 4 de octubre. Explicó que la decisión de ejercer la ordenanza de emergencia y promulgar una ley anti-máscara no fue fácil, pero era necesaria dado que hubo un “incremento de violencia” recientemente, y se alcanzó un “nivel alarmante” en los últimos días.

“Estamos en grave peligro público”, dijo.

La Ordenanza de Regulaciones de Emergencia, una ley de la era colonial, otorga al director ejecutivo amplios poderes para hacer cualquier regulación, sin pasar por el Consejo Legislativo (LegCo) para realizar arrestos, detener las comunicaciones y emitir castigos en “ocasiones de emergencia o peligro público”.

La ley anti-máscara, también conocida como Reglamento de Prohibición de Cubrirse la Cara, entrará en vigencia a la medianoche del 4 de octubre, dijo Lam. Agregó que habría excepciones a la ley y que solo se centraría en los “alborotadores”.

Las personas protestan contra la prohibición del gobierno de las máscaras faciales en el centro de Hong Kong el 4 de octubre de 2019. (Laurel Chor/Getty Images)

Tanto el gobierno de Beijing como el de Hong Kong han criticado con frecuencia a los manifestantes de Hong Kong, que luchan por una mayor democracia y autonomía del Partido Comunista Chino en la ahora decimoséptima semana consecutiva, llamándolos “alborotadores”.

Lam dijo que se habían introducido leyes similares en otras jurisdicciones de todo el mundo, y que la nueva ley crearía “un efecto disuasorio” contra los “alborotadores” y ayudaría a la policía.

Sin embargo, Lam explicó que la ley anti-máscara no significaba que Hong Kong estuviera “en estado de emergencia” o “entrando en estado de emergencia”. Agregó que la nueva ley se presentará en el LegCo el 16 de octubre para que los legisladores hicieran modificaciones.

El ministro de Seguridad de Hong Kong, John Lee, explicó que según la ley antienmascaramiento, será ilegal usar una máscara si se asiste a una manifestación pública de más de 50 personas, o cuando se participa en una manifestación con más de 30 personas. El uso de máscaras también será ilegal para quienes participen en una asamblea ilegal.

Lee agregó que cualquiera que haya violado la ley anti-máscara podría ser sentenciado a un año de prisión o enfrentar una multa de USD 3188.

Las personas protestan contra la prohibición del gobierno de las máscaras faciales en el centro de Hong Kong el 4 de octubre de 2019. (Laurel Chor/Getty Images)

Cuando un periodista le preguntó si consideraría renunciar o establecer una investigación independiente para reducir las tensiones en lugar de invocar sus poderes bajo la ordenanza de emergencia, Lam respondió que renunciar no ayudaría con la situación. Ella ya ha expresado su oposición a una investigación.

Los manifestantes exigen que se establezca una investigación independiente para investigar los casos de violencia policial.

Lam dijo en la conferencia de prensa que “no estaba 100 por ciento segura” de que la nueva ley antienmascaramiento lograría su objetivo, y si la situación en Hong Kong empeoraba, su gobierno continuaría buscando otras medidas.

Cuando se le preguntó si obtuvo la aprobación de Beijing durante su reciente viaje para promulgar la nueva ley, dijo que no había tenido ninguna discusión sobre la ley con ningún funcionario chino.

La presidente ejecutiva de Hong Kong, Carrie Lam (C) asiste a un desfile militar en la Plaza Tiananmen en Beijing para conmemorar el 70 aniversario de la fundación de la República Popular de China el 1 de octubre de 2019. (GREG BAKER/AFP/Getty Images)

Mientras Lam hablaba en la conferencia de prensa, la Oficina de Educación de Hong Kong envió una carta a las escuelas pidiendo a los padres y maestros que establezcan un “buen ejemplo” y advirtiendo a los estudiantes que no participen en “eventos peligrosos e ilegales”.

Los hongkoneses acudieron a su cuenta de Facebook para expresar su enojo, inundando su última publicación publicada el 27 de septiembre con insatisfacción por su decisión, y algunos escribieron “Cinco demandas, no una menos”.

Joshua Wong, el icónico líder estudiantil del Movimiento Paraguas 2014 de Hong Kong y secretario general del partido prodemocrático Demosistō, acudió a su Twitter para decir que la ley no detendría a los manifestantes.

“#CarrieLam claramente no aprendió de sus errores. Sabemos bien que la ley no disuadiría a los manifestantes de salir a la calle. La protesta pública se intensifica por el gobierno”, escribió.

Antes del anuncio de Lam, miles de manifestantes, muchos de ellos trabajadores de oficina, se pusieron una máscara y salieron a las calles en Central para exigir que el gobierno de Hong Kong cumpla con sus cinco demandas y su oposición a cualquier ley anti-máscara, según los medios locales en Hong Kong.

Si bien no se sabe si Beijing ha expresado su apoyo al gobierno de Hong Kong para promulgar la ley anti-máscara, los medios estatales de China han expresado públicamente su apoyo anteriormente.

El medio extremista de China, Global Times, en un artículo de opinión publicado el 12 de septiembre, declararon que la ley anti-máscara era “imperativa” para Hong Kong, ya que los manifestantes enmascarados tendían a “albergar diseños siniestros”.

Tras la especulación de los medios el 3 de octubre de que el gobierno de Hong Kong impulsaría la ley antienmascaramiento, la gente ha expresado su oposición a ella.

Manifestantes levantan la mano para simbolizar las cinco demandas que los manifestantes están pidiendo, mientras participan en una manifestación a favor de la democracia en el distrito de Tuen Mun de Hong Kong el 21 de septiembre de 2019. (Philip Fong/AFP/Getty Images)

El Frente Civil de Derechos Humanos (CHRF), el principal grupo de oposición detrás de las protestas de Hong Kong, expresó su oposición a la ley anti-máscara en un comunicado, diciendo que invocar la ordenanza de emergencia significaría el fin de “un país, dos sistemas” en Hong Kong, y la ciudad se convertiría en nada más que una colonia china.

Cuestionó la necesidad de la ley anti-máscara, ya que los manifestantes usan máscaras para protegerse, particularmente del gas lacrimógeno de la policía durante las protestas. Pidió a la fuerza policial de Hong Kong que ellos se quitara las máscaras primero para que puedan dar rendir cuentas.

En los Estados Unidos, la Comisión Ejecutiva del Congreso sobre China (CECC) declaró que “Invocar la Ordenanza de Regulaciones de Emergencia para prohibir el uso de máscaras no abordará las quejas subyacentes a los 4 meses de protestas” en Twitter.

“Los presidentes de @CECCgov instan al gobierno de #HongKong a buscar una solución política que aborde las demandas clave de los manifestantes”, tuiteó.

En la mañana del 4 de octubre, el legislador del Partido Cívico Dennis Kwok dijo que la ley anti-máscara sería el comienzo del autoritarismo en Hong Kong, según RTHK.

Video relacionado

¿Terminará Hong Kong como la Plaza Tiananmen?

TE RECOMENDAMOS