Carta abierta al gobernador Newsom reinicia debate sobre la controvertida ley AB5

Por Jamie Joseph
17 de Abril de 2020 2:57 PM Actualizado: 17 de Abril de 2020 2:57 PM

TEMECULA, California—Muchos contratistas independientes se han visto atrapados en una vorágine desde que la controvertida ley AB5 de California entró en vigor el 1 de enero y la pandemia se ha intensificado.

La ley les impidió trabajar por contrato, y significó que tuvieron que encontrar un empleo a tiempo completo en su lugar, algo que muchos de ellos han tenido dificultad de lograr.

La pandemia de COVID-19 y la actual incertidumbre económica lo hacen aún más difícil, y los llamados a suspender la AB5 se incrementan.

Una carta abierta—dirigida al gobernador Gavin Newsom el 14 de abril y firmada por 151 economistas y politólogos, todos con doctorados—está pidiendo una “suspensión inmediata” de la AB5 para permitir que los contratistas independientes trabajen durante la pandemia.

“Esto es tanto un argumento sobre la economía como un argumento sobre las necesidades humanitarias”, dijo el Dr. William Evers, un miembro senior del Instituto Independiente, a The Epoch Times.

“Deberíamos fomentar las oportunidades de trabajo, o de ayuda. No deberíamos bloquear los trabajos”.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


La carta fue iniciada por el Instituto Independiente, que se autoproclama como una “organización de investigación y educación sin fines de lucro, no partidista y de política pública”.

Pero mientras los opositores dicen que la ley ha costado a los contratistas independientes millones de empleos, los partidarios continúan defendiéndola con firmeza, argumentando que la AB5 garantiza beneficios y derechos a los trabajadores que están pendientes desde hace mucho tiempo.

Cuando el representante Darrel Issa (R-California) se unió recientemente al coro de voces que pedían al gobernador Newsom que suspendiera la ley, calificándola de “una sangría económica para nuestra sociedad actual”, una de las autoras originales del proyecto de ley respondió con dureza.

“Se necesita un tipo especial de político para tratar de quitar los nuevos derechos de innumerables trabajadores a la licencia por enfermedad paga, el seguro de desempleo y la atención médica durante una pandemia”, dijo la asambleísta Lorena González (D-San Diego) en un comunicado. “Eso es lo que la suspensión de la AB5 haría en realidad”.

Pero la nueva carta abierta argumenta que la ley ha tenido consecuencias imprevistas, y “ha empujado todos los riesgos y todos los costos de una vibrante economía de pequeños encargos o bajo demanda a los individuos de ingresos bajos y medios”.

“Al prohibir el uso de contratistas independientes como conductores, profesionales de la salud y trabajadores en otras áreas críticas, el AB5 está haciendo un daño sustancial y evitable a las mismas personas que ahora tienen menos recursos y las peores alternativas disponibles para ellos”, dice la carta.

Agrega que el autoaislamiento causado por la pandemia actual ha “creado una necesidad inmediata de formas flexibles y de bajo costo para entregar los bienes a los clientes”—y que estas necesidades podrían ser “atendidas al habilitar a los contratistas independientes que actualmente se ven obstaculizados por el AB5”.

“Los economistas entienden fácilmente el problema”, explicó Evers. “Muchos politólogos también lo entienden, así que ya estaban dispuestos a firmar”.

Pero González sugirió en un tuit del 15 de abril que la ley está funcionando como se pretendía.

Uber y Lyft han sido recientemente golpeados con reclamos de 630 millones de dólares en salarios atrasados, según los informes del tuit, presentados por conductores que dicen que fueron mal clasificados como contratistas independientes. Las prácticas de contratación de ambas compañías contribuyeron a la necesidad del proyecto de ley original, han dicho los partidarios.

Al no clasificar a sus trabajadores como empleados, las compañías evitaron pagar impuestos y beneficios, incluyendo días de enfermedad y seguro de desempleo.

“Si estas compañías tuvieran la más mínima preocupación por sus trabajadores, habrían cumplido con la ley desde el primer día”, dijo Art Pulaski, secretario ejecutivo de la Federación del Trabajo de California, en un comunicado el 15 de abril.

“Al negarse a cumplir con la ley para clasificar a los trabajadores como empleados… estas compañías deliberadamente retuvieron fondos que los conductores podrían estar usando ahora para pagar necesidades como el alquiler y la comida”, añadió.

“Hay un millón de trabajadores más aquí que también están sufriendo, todo porque las compañías para las que trabajan se niegan a llamarlos empleados”.

Aún así, Evers no cree que los legisladores hayan previsto cómo el AB5 impediría que los contratistas independientes, en cientos de industrias, trabajaran. La carta argumenta que “contratar a alguien en un trabajo tradicional, con horas y requisitos de beneficios, es demasiado caro” en la pandemia actual.

“Hay que hacer una montaña de trabajo, entregas que hacer, y la gente que se queda varada en casa ayuda para recibir comestibles y medicamentos”, dice la carta.

“Mientras tanto, los californianos con licencia están a punto de ser eliminados financieramente porque la ley les impide trabajar a tiempo parcial en una variedad de puestos indispensables”.

Muchos grupos diferentes—incluyendo enfermeras, conductores y artistas—están de acuerdo y han comenzado a hacer peticiones en Change.org, con la esperanza de revocar el AB5.

La carta añade: “Mientras que los empleadores no contraten, los trabajadores temporales podrían asumir innumerables tareas necesarias para aplanar los efectos de la emergencia temporal. No importa cuán grande sea el pago, cuán predecible sea el horario, ni cuán generosos sean los beneficios, si la ley impide que exista un trabajo en primer lugar”.

Otro obstáculo al que se han enfrentado los contratistas independientes durante este tiempo ha sido la recepción de fondos de ayuda, ya que no están clasificados bajo ningún empleador.

Pero el 15 de abril, González dijo a través de un tweet que todos los contratistas independientes y los propietarios únicos, incluyendo los trabajadores esporádicos, podrían solicitar la ayuda para el desempleo a partir del 28 de abril. La asistencia sería retroactiva y se aplicaría a todos los “empleados mal clasificados”, es decir, los que trabajan por cuenta propia.

El 15 de abril, el gobernador Newsom confirmó que se había creado un nuevo sitio web para permitir a los contratistas independientes y a los trabajadores esporádicos solicitar el Seguro de Desempleo Pandémico.

Más de 22 millones de trabajadores estadounidenses han presentado solicitudes de desempleo por primera vez en las últimas cuatro semanas. Mientras tanto, el debate continúa y las opiniones divergen ampliamente en las redes sociales.

“La insistencia del gobernador en mantener la #AB5 en su lugar mientras los californianos permanecen en casa desafía la opinión de los expertos, el sentido común y la decencia básica”, escribió el asambleísta Kevin Kiley (R-Rocklin) en un tuit el 15 de abril.

Por otro lado, Sara Flocks, una coordinadora de políticas con sede en Sacramento, escribió en Twitter, “Es por esto que aprobamos leyes que ordenan licencias por enfermedad pagadas. … necesitamos hacer cumplir leyes como la #AB5 … para asegurarnos de que los trabajadores esporádicos tengan las protecciones que otros trabajadores tienen”.

“AB5 no tiene cabida en la vida y las profesiones de los músicos independientes”, respondió el cantante Alex Nester a González en un tuit del 13 de abril. “NOS ESTÁ MATANDO”.

La oficina de González no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

EE. UU.: ¿Cómo será la economía después del virus del PCCh?

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.