Casi la mitad de los demócratas apoyaría detener temporalmente a los no vacunados, revela encuesta

Por Isabel van Brugen
19 de Enero de 2022 11:12 AM Actualizado: 19 de Enero de 2022 11:12 AM

Casi la mitad de los votantes demócratas respaldarían medidas que requieran que los no vacunados vivan temporalmente en “instalaciones o lugares designados” por rechazar la vacuna contra COVID-19, según una encuesta reciente.

Una encuesta nacional telefónica y en línea del Heartland Institute y Rasmussen Reports, que encuestó a 1016 probables votantes estadounidenses, encontró que el 45 por ciento de los probables votantes demócratas apoyaría tales medidas para los estadounidenses no vacunados.

También reveló que el 59 por ciento de los entrevistados que dijeron ser demócratas estarían a favor de una política gubernamental que requiera que los ciudadanos “permanezcan confinados en sus hogares en todo momento, excepto en casos de emergencia” si ellos se niegan a recibir una vacuna COVID-19.

La encuesta, realizada el 5 de enero y publicada el 13 de enero, además encontró que casi la mitad de los votantes demócratas piensan que los gobiernos federal y estatal deberían poder multar o encarcelar a las personas que cuestionan públicamente la eficacia de las vacunas COVID-19 existentes en las redes sociales, la televisión, la radio o en publicaciones digitales o en línea.

A su vez el 29 por ciento de los posibles votantes demócratas que fueron entrevistados dijeron que estarían a favor de retirar temporalmente la custodia de los hijos de los padres si los padres se niegan a vacunarse contra COVID-19.

Mientras tales sanciones no se han implementado en Estados Unidos, en otros lugares algunos enfrentarán multas por no estar vacunados contra COVID-19, la enfermedad causada por el virus del PCCh (Partido Comunista Chino).

Grecia impuso una orden de vacunación a personas mayores de 60 años. Las personas mayores que no se vacunen enfrentarán sanciones, comenzando con una multa de 50 euros (57 dólares) en enero, seguida de una multa mensual de 100 euros (114 dólares) después de eso.

El ministro de Salud, Thanos Plevris, dijo que las multas se recaudarían a través de la oficina de impuestos y el dinero se destinaría a ayudar a financiar los hospitales estatales.

“El factor edad es importante por su impacto en el servicio de salud pública”, dijo el domingo Plevris a la televisión privada Open TV.

En Austria, el ministro de salud anunció el mes pasado que el gobierno planea imponer multas de hasta 3600 euros (alrededor de USD 4000) a las personas que no cumplan la orden de vacunación contra COVID-19 que pretende introducir a contar de febrero para todos los residentes mayores de 14 años.

En Canadá, la provincia de Quebec multará a los residentes no vacunados que no tengan una exención médica para recibir una vacuna contra COVID-19.

El primer ministro de la provincia de habla francesa, Francois Legault, anunció el 11 de enero que a los residentes adultos que no califiquen para las exenciones médicas se les cobrará una sanción económica. Según Legault, negarse a la vacuna tiene consecuencias para el sistema de atención médica.

El anuncio de la semana pasada marcó la primera vez en que un gobierno en Canadá anuncia una sanción financiera a las personas que se niegan a recibir la vacuna contra COVID-19.

“Quienes se nieguen a recibir sus primeras dosis en las próximas semanas tendrán que pagar un nuevo aporte de salud”, dijo Legault. “La mayoría pide que haya consecuencias ( …) Es una cuestión de equidad para el 90 por ciento de la población que ha hecho algunos sacrificios. Se los debemos”.

Legault no se extendió en los detalles de la sanción financiera, pero dijo que sería “significativa”.

Con información de The Associated Press


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.