Caso antimonopolio contra Google es poderoso, dicen expertos

Por Bowen Xiao
22 de Octubre de 2020
Actualizado: 22 de Octubre de 2020

Una nueva demanda del Departamento de Justicia de Estados Unidos contra Google es digna de seguimiento, dicen los expertos, y marca el mayor caso antimonopolio en una generación, comparable a la demanda contra Microsoft Corp. presentada en 1998 y al caso de 1974 contra AT&T, que llevó a la ruptura del sistema Bell.

La demanda, presentada el 20 de octubre por el Departamento de Justicia (DOJ) y 11 estados, afirma que Google, de Alphabet Inc., ha tratado de mantener su condición de guardián de Internet utilizando una serie de negocios entrelazados para excluir a los competidores, asegurándose así como un monopolio.

El Departamento de Justicia afirma que la empresa utiliza miles de millones de dólares de sus anuncios para pagar a los operadores, navegadores, compañías telefónicas y otras entidades para mantener a Google como motor de búsqueda predeterminado.

La acción del Departamento de Justicia obtuvo apoyo bipartidista.

La demanda tiene un estilo similar al del caso Microsoft, y ciertamente “tiene el potencial de serlo en términos de su alcance y efecto en la ley antimonopolio estadounidense”, según Rebecca Allensworth, profesora de derecho de la Universidad de Vanderbilt y experta en antimonopolio.

La demanda hace el mismo argumento básico de Microsoft, que la plataforma dominante utiliza contratos de exclusividad y otros medios para mantener a los rivales alejados de los consumidores, dijo Allensworth, y añadió que es “un argumento fuerte” que tiene una “decente probabilidad de éxito”.

“La queja se centra en una simple historia que encaja perfectamente en la doctrina antimonopolio existente, no requiere la adopción de teorías novedosas de la ley de competencia y evita el problema del ‘fregadero de la cocina’ de enumerar todas las posibles formas en que Google actúa de manera anticompetitiva”, dijo a The Epoch Times.

Según Allensworth, la demanda se reducirá a dos preguntas: ¿tiene Google poder de monopolio y es la empresa que utiliza buenas justificaciones comerciales para los contratos de exclusividad y otras prácticas que el Departamento de Justicia alega son “malos actos”?

La posible ruptura de Google ha sido un tema dividido entre los expertos en política y antimonopolio. También es probable que la demanda tarde años en resolverse.

“Creo que Google tiene un poder de monopolio, pero habrá una gran pelea al respecto”, dijo Allensworth.

Kent Walker, vicepresidente Senior de Asuntos Globales de Google, rechazó la premisa de la demanda, llamándola “profundamente defectuosa” y dijo que “no haría nada para ayudar a los consumidores”, según un posteo de blog el 20 de octubre.

Durante el año pasado, el subcomité antimonopolio de la Cámara de Representantes ha estado investigando a Google, Apple, Amazon y Facebook para decidir si se necesita un cambio en las centenarias leyes antimonopolio de Estados Unidos, o incluso si las empresas deben ser disueltas debido a su poder de mercado. La Comisión Federal de Comercio también está revisando una o más de las empresas.

Una asociación de 50 estados y territorios de Estados Unidos, encabezada por el fiscal general de Texas, Ken Paxton, también ha estado revisando las prácticas de Google.

“Ahora sabemos cuán hostil es la Gran Tecnología para los mercados libres, las elecciones justas y para el estilo de vida estadounidense”, dijo el representante Jim Banks (R-Ind.) a The Epoch Times.

Según Banks, Google es “el más grande, el más poderoso y el más peligroso de todos”, refiriéndose a los gigantes tecnológicos Apple, Amazon y Facebook.

“El DOJ tiene razón en frenar la amenaza número uno a la democracia estadounidense hoy en día”, añadió.

Matt Berman, fundador y director general de Emerald Digital, una empresa de marketing digital, dice que el dominio de Google es tan extremo que su negocio “no tiene otra opción que usar las plataformas de Google para competir”.

“La visibilidad principal en las plataformas de Google es esencial para nuestros clientes de marketing”, dijo a The Epoch Times. “El dominio de Google en la búsqueda orgánica significa que nuestros clientes deben clasificarse para los resultados de búsqueda orgánica, debemos usar inteligentemente los anuncios de pago por clic de Google, debemos utilizar adecuadamente Google Mi Negocio, y la lista continúa”.

Actualmente, Google es una “ventanilla única con una increíble orientación”, dijo Berman, señalando que cualquier cambio, cuando se trata de una posible ruptura, tendría efectos drásticos —tanto positivos como negativos— en la forma en que sus clientes hacen negocios.

Sin embargo, el experto en privacidad digital Ray Walsh, de ProPrivacy.com, acogió con satisfacción la acción contra Google, calificándola de “una victoria masiva tanto para los consumidores como para las empresas”.

“Ya es hora de que las autoridades estadounidenses utilicen los poderes legales de que disponen para desafiar los monopolios manifiestos que las grandes empresas de tecnología como Google están imponiendo a través de sus plataformas”, dijo Walsh a The Epoch Times.

“La posición de Google como guardián de Internet ahoga la innovación, suprime las oportunidades y asegura que para que cualquier empresa tenga una visibilidad rentable en las búsquedas, se debe permitir que Google tome una parte”.

Walsh señala que en Europa, Google ya fue objeto de grandes multas por sus prácticas anticompetitivas.

El año pasado, la Comisión Europea multó a la compañía con unos 1700 millones de dólares por supuestas prácticas abusivas en la publicidad online. La demanda fue la tercera multa antimonopolio de mil millones de dólares que la comisión ha impuesto a Google en los últimos años.

La demanda también sostiene que los acuerdos y la supuesta conducta monopolística de Google “representaron casi el 90 por ciento de todas las consultas de motores de búsqueda general en Estados Unidos, así como casi el 95 por ciento de las consultas en dispositivos móviles”.

Adam Rizzieri, director de marketing de Agency Partner Interactive, dijo que la demanda “no debería haber sido una sorpresa para la gente de mi industria”.

Google y otras grandes compañías de tecnología “están en los bolsillos” de muchos legisladores estadounidenses, y usarán todos los recursos para mantener el status quo, dijo a The Epoch Times.

Por otro lado, algunos rechazaron completamente la premisa de la demanda del Departamento de Justicia.

“La principal implicación de la demanda antimonopolio contra Google es tildar a la compañía de malvada. Sin embargo, no veo eso en absoluto”, dijo RJ Huebert, director de HBT Digital Consulting, a The Epoch Times por correo electrónico.

Huebert dijo que las pequeñas empresas pueden beneficiarse del uso de los anuncios de Google, lo que puede ayudarles a obtener una ventaja en el mercado. Además señaló que ve a Google como un recurso útil para los individuos y las empresas, y como un lugar donde todo lo que necesita uno saber está al alcance de su mano.

“No se puede superar el targeting de los anuncios de Google: apuntas a la persona exacta que deseas mientras ellos buscan con ‘alta intención'”, dijo.

Con información de Jack Phillips y Reuters

Siga a Bowen en Twitter: @BowenXiao


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


¿Sabía?

Google estaría intentando evitar la reelección de Trump

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS