Caso de reinfección de COVID-19 provoca el cierre de una aldea en Shandong, China

Por FRANK YUE
17 de Septiembre de 2020
Actualizado: 17 de Septiembre de 2020

Las autoridades chinas bloquearon inesperadamente una aldea en la provincia de Shandong, en el este de China, el 15 de septiembre, después de que se descubriera que un aldeano había sido reinfectado con el virus del PCCh.

La aldea de Jiji, que está sujeta a restricciones, es parte de la ciudad de Wangji, en el condado de Cao.

El paciente, un hombre de 30 años de apellido Ma, es originario de Cao, dijo el Centro de Comando COVID-19 del condado, en un comunicado. El 15 de agosto, un día después de llegar desde Dubai a la ciudad de Guangzhou, le diagnosticaron COVID-19, pero como un caso asintomático.

Recibió atención médica y, luego de su recuperación, fue puesto en cuarentena del 21 de agosto al 5 de septiembre.

En algún momento, Ma fue trasladado a un sitio designado para la cuarentena. Dio negativo el 6 y 7 de septiembre, cuando se sometió a una prueba de ácido nucleico (NAT) y a una prueba de anticuerpos, respectivamente; un segundo NAT que se hizo el 12 de septiembre también resultó negativo.

Sin embargo, el 14 de septiembre, pruebas adicionales de NAT y anticuerpos revelaron una reinfección. Desde entonces, todos sus contactos cercanos fueron puestos en cuarentena, dijeron las autoridades.

La noticia se difundió en las redes sociales de China continental, incluidas Douyin (la versión china de TikTok) y Kuaishou.

Aviso del condado de Cao sobre el reciente caso de reinfección de COVID-19. (Proporcionado a The Epoch Times)

Un aldeano local confirmó el caso de reinfección, en una entrevista telefónica con The Epoch Times. Reveló que toda su aldea todavía está bajo encierro, que los residentes tienen prohibido salir de la aldea y no se permite la entrada de visitantes a la zona. Dijo que una carretera local está vetada y el personal del gobierno está vigilando todos los puntos de acceso a su aldea. Todo el personal que ingrese o salga de la aldea debe usar trajes protectores blancos y recibir desinfección, y todos los aldeanos deben tomar pruebas NAT.

Un internauta que se hace llamar “te atrapo sonriendo” proporcionó más detalles en una publicación en las redes sociales, diciendo que el paciente había recogido a su sobrino en una escuela primaria, había visitado un par de tiendas, incluida una ferretería, y que sus contactos sumaron 128 personas.

Los habitantes de Wangji comenzaron a quedarse en casa, según las publicaciones de los internautas en las redes sociales. Las calles están desiertas y las tiendas locales han cerrado, dijeron.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Le puede interesar

Documental: El encubrimiento del siglo – La verdad que el PCCh ocultó al mundo

TE RECOMENDAMOS