Cazador de trofeos paga 100.000 dólares para matar una rara cabra en peligro de extinción

Por Simon Veazey - La Gran Época
17 de Enero de 2019 Actualizado: 17 de Enero de 2019

La cabra markhor de cuernos espiralados, que se encuentra en peligro de extinción, podría ser el animal nacional de Pakistán, pero cada año el gobierno otorga licencias para poder disparar a un puñado de estos animales.Los permisos por lo general son otorgados a cazadores extranjeros ricos que pueden pagar 100.000 dólares por el trofeo.

Este año no fue la excepción, con informes de dos cazadores americanos que dispararon a la rara cabra en las montañas del norte de Pakistán.

Los markhors son muy apreciados por sus famosos cuernos, que pueden llegar a medir más de un metro de altura, con el récord de más de 1,5 metros hace más de un siglo. Los cazadores furtivos los matan para vender sus cuernos en el mercado de medicina asiático.

Con una población estimada de sólo unos 6.000 ejemplares en las montañas de Pakistán y Afganistán, los markhors están protegidos por ley.

Un cazador de trofeos estadounidense llamado John Amistoco pagó 100.000 dólares por uno de los cuatro permisos otorgados por el gobierno regional, según reportó el diario local Dawn el 14 de enero. El periódico mostraba una imagen de Amistoco junto al cuerpo de un markhor.

Amistoco es miembro de la organización de caza de trofeos Grand Slam Club Ovis, donde pueden verse viejas fotografías de Amistoco posando con caballos muertos y otros trofeos. El club dijo que es “una organización de cazadores/conservacionistas dedicada a mejorar y perpetuar las poblaciones de ovejas y cabras silvestres en todo el mundo”.

En la cercana región de Chitral, Pamir Times informó que otro cazador estadounidense había pagado 92.000 dólares para cazar un markhor con cuernos de más de un metro.  Otro cazador, de Nueva Zelanda, disparó tres veces pero falló.

Las expediciones de caza son monitoreadas por representantes de las aldeas, así como por funcionarios del gobierno.

El gobierno local de Gilgit-Bunji otorgó licencias para otros animales, incluyendo 14 carneros azules (8000 USD) y 95 íbices (3600 USD), a cazadores de trofeos provenientes de Dinamarca, Turquía, Estados Unidos y España.

Disparar a markhors sin licencia también tiene un precio alto. El año pasado, un cazador furtivo fue condenado a pagar 175.650 dólares de compensación por matar a dos markhors y fue sentenciado a dos años de cárcel, según Dawn.

Parques Nacionales de Pakistán dijo en un comunicado: “Anualmente se otorgan cuatro licencias de trofeos de caza para la caza de markhor y el 80 por ciento del dinero recaudado se distribuye entre la comunidad local, mientras que el 20 por ciento lo conserva el departamento de vida silvestre”.

Las cuatro licencias se conceden para un solo macho y para tres markhors mayores de edad.

Algunos grupos de cazadores afirman que la introducción de la caza autorizada del markhor en 1998 salvó a la debilitada población, incrementándola en 1984 de un punto bajo de 200 ejemplares, cuando los disturbios políticos y la acción militar asolaron a la población ya de por sí disminuida de ese entonces.

Pero algunos grupos de activistas, como Born Free, se oponen a la caza de trofeos. Born Free lo califica de “cruel retroceso a un pasado colonial”, argumentando que perturba las sociedades animales y tiene efectos secundarios ocultos para las poblaciones y los ecosistemas.

Un posteo en Huntshack defiende la práctica de la caza de markhor.

“A pesar de las imágenes de Disney del reino animal, estos machos mayores no viven sus años dorados en paz, muriendo pacíficamente bajo un árbol rodeados de una amorosa manada. En cambio, a menudo mueren de hambre porque sus dientes están tan desgastados que ya no pueden alimentarse adecuadamente, se convierten en presa fácil para los depredadores, o son desafiados, derrotados y asesinados por machos más jóvenes”, se afirma en el sitio web.

Según un informe, Estados Unidos importa legalmente 126.000 trofeos  animales cada año, y la UE entre 11.000 y 12.000.

Los países adoptan diferentes enfoques para la caza legal de trofeos. En Kenia, toda la caza de trofeos está prohibida desde 1977, mientras que en Sudáfrica se permite la caza de trofeos de las cinco especies principales: el león, el leopardo, el rinoceronte, el elefante y el búfalo cafre.

 

Te presentamos:

Una introducción a Falun Dafa

A través de sus principios Verdad, Benevolencia y Tolerancia, es posible mejorarse como persona y elevarse continuamente dentro del ambiente de la sociedad. Más información http://es.falundafa.org

TE RECOMENDAMOS