Celebraciones masivas estallan en Noruega por el fin de las restricciones por el virus del PCCh

Por Lorenz Duchamps
27 de Septiembre de 2021
Actualizado: 27 de Septiembre de 2021

Los noruegos salieron a las calles durante el fin de semana para celebrar el fin de las restricciones impuestas por el virus del PCCh en el país, después de que las medidas impuestas por el gobierno limitaran las interacciones sociales de la gente durante unos 18 meses.

El gobierno noruego anunció el 24 de septiembre que la mayor parte de las restricciones por el COVID-19 que quedaban serían eliminadas a partir del 25 de septiembre, y que la vida en esta nación de 5.3 millones de habitantes volvería a la normalidad.

“Han pasado 561 días desde que introdujimos las medidas más duras en Noruega en tiempos de paz”, dijo la primera ministra saliente Erna Solberg en una conferencia de prensa. “Ahora ha llegado el momento de volver a una vida cotidiana normal”.

Noruega ya no exigirá a las empresas que apliquen medidas de distanciamiento físico, y también permitirá que los lugares deportivos y culturales, así como los restaurantes, utilicen toda su capacidad, dijo la oficina de la primera ministra. Los clubes nocturnos también pueden reabrir bajo las nuevas directrices.

El virus puede considerarse ahora como una de las diversas enfermedades respiratorias con variación estacional, dijo Geir Bukholm, director adjunto del Instituto Noruego de Salud Pública, según los medios locales. En Noruega, el COVID-19 ha sido clasificado como una enfermedad generalmente peligrosa, pero la clasificación oficial podría cambiar pronto, dijo.

“Ahora estamos en una nueva fase en la que debemos considerar el coronavirus como una de las diversas enfermedades respiratorias con variación estacional”, declaró Bukholm al medio de comunicación VG, refiriéndose al virus del PCCh (Partido Comunista Chino).

Las celebraciones de la nación nórdica europea estallaron el 25 de septiembre, con miles de ciudadanos de toda Noruega saliendo a la calle y festejando hasta la madrugada del 26 de septiembre.

“Hubo una carga de trabajo significativamente mayor que durante el verano. Había mucha gente en la calle ya por la tarde y continuó durante la noche”, dijo Rune Hekkelstrand, portavoz de la policía de Oslo, la capital de Noruega, a la cadena pública noruega NRK.

La policía dijo que respondió a docenas de reportes de disturbios y enfrentamientos violentos en las principales ciudades del país después de que las calles, bares, restaurantes y clubes nocturnos se llenaran de gente que celebraba el fin de las restricciones por el virus del PCCh (Partido Comunista Chino).

Solberg justificó la medida de volver a la normalidad diciendo que los expertos sanitarios noruegos habían apoyado la decisión.

“No tendremos medidas estrictas (contra el coronavirus) a menos que estén justificadas profesionalmente. Hay que dejar que la gente viva como quiera”, declaró Solberg al periódico noruego VG la tarde del sábado.

Cerca del 67% de la población del país está totalmente vacunada, según el Instituto Noruego de Salud Pública.

Noruega es el segundo país de la región nórdica que levanta las restricciones por el COVID-19 después de que Dinamarca lo hiciera el 10 de septiembre.

La vecina Suecia también anunció a principios de este mes que eliminará la mayoría de sus restricciones por el COVID-19 el 29 de septiembre.

Con información de Jack Phillips y The Associated Press.

De NTD News


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS