Celine Dion hace llorar a todos cantando “Recovering”: maravillosa historia del único amor de su vida

Por Robert Jay Watson - La Gran Época
08 de Julio de 2019 Actualizado: 08 de Julio de 2019

Para la legendaria cantante Céline Dion, solo ha habido un gran amor en su vida, pero uno que ha perdurado incluso después de que la muerte los separara. Su difunto marido y representante, René Angélil, lo había sido todo para ella, tanto personal como profesionalmente.

Desde la primera vez que René escuchó la voz de Céline, en una cinta de demostración grabada en 1981, cuando la cantante tenía apenas 12 años, hasta su trágica muerte por cáncer de garganta en el 2016, los dos fueron inseparables.

Pero en las horas más oscuras de desesperación, Céline encontró música que la ayudó a expresar sus sentimientos y a comenzar el proceso de curación.

La historia comienza con una voz increíble. René había sido cantante y músico antes de convertirse en representante. Pero cuando este experimentado profesional escuchó a la joven Céline Dion cantar en 1981, supo que ella tenía el potencial para ser una superestrella.

La canción que René escuchó “Ce n’était qu’un reve” (“Nada más que un sueño”) fue escrita por la madre y el hermano de Céline, e incluía el increíble alcance y poder de Céline.

Con el apoyo de René, se convertiría en uno de sus primeros éxitos. Aunque solo tenía 12 años, no había nada pequeño en su voz ni en su talento.

A partir de entonces, René ayudó a Céline a construir su increíble carrera, primero cantando en su francés nativo para el público de Québec, luego haciendo la transición al inglés y ganando los corazones de los oyentes de todo el mundo con su victoria en el concurso de Eurovisión de 1988 en Irlanda.

Mientras los dos viajaban por el mundo junto con su música, fue solo después de que Céline creció y se convirtió en una mujer fuerte e independiente que llegó el romance. En 1999, Céline le dijo a Larry King que ella “estuvo enamorada mucho tiempo” antes de que se convirtieran en pareja. En 1994, los dos se casaron en la basílica de Notre Dame en Montreal.

René Angelil estuvo allí desde el principio y ayudó a hacer realidad los sueños de Céline. (Crédito: Getty Images)

Pocos años después, en 1997, Céline Dion daría a luz a su primer hijo, René-Charles. Ese año trajo el mejor momento de su carrera como cantante, ya que su tema “My Heart Will Go On” para el film taquillero Titanic, se convirtió en uno de los sencillos más vendidos de todos los tiempos.

Céline y René, junto con otros dos niños, Nelson y Eddy, tuvieron éxito tras éxito. Cuando Céline se convirtió en la intérprete exclusiva de Caesar’s Palace en Las Vegas en 2002, hizo un trato asombroso, ¡ganando 500.000 dólares por show!

Pero en medio de todos los triunfos, la tragedia golpeó. A su marido le diagnosticaron cáncer de garganta en 1998, pero lo combatió. Sin embargo, regresó en el 2013, y René luchó una larga y terrible batalla contra la enfermedad, falleciendo en el 2016.

La muerte de René fue particularmente devastadora porque, como explicó Céline en una actuación especial para la recaudación de fondos Stand Up to Cancer en el 2016, “también perdí a mi padre y a mi hermano Daniel a causa del cáncer”. Le dijo a la audiencia: “Extraño a René todos los días y la pérdida será parte de mi vida”.

No solo Céline Dion y René Angélil eran un dúo exitoso en el negocio de la música, sino que eran una pareja y padres felices. (Crédito: Ethan Miller/Getty Images)

Para dos personas que habían compartido tanto de sus vidas, esta pérdida fue nada menos que perder una parte de sí misma. Pero como dijo Céline a Good Morning America en el 2016, “hoy para mí es como si no viviera físicamente con él, sino que vivo con él dentro de mí”.

En medio de esta trágica pérdida, Céline se fortaleció con lo que la había unido a René en un principio: la música. Ella le dijo a la audiencia en Stand Up to Cancer: “Recibí un regalo inesperado de un artista increíble que siempre he admirado, Pink. Me ofreció una canción que expresa el poder de ponerse de pie y mantenerse fuerte, la canción más maravillosa se llama ‘Recovering'”.

Mira la desgarradora interpretación de Céline de esta canción sobre el amor y la pérdida, cuyo final presenta imágenes de su padre, esposo y hermano en la pantalla. Un homenaje al amor y a la fidelidad que te conmoverá y te hará llorar.

Sterling Campbell, baterista de David Bowie, cuenta cómo dejó las drogas en solo 2 semanas

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS