Cerca de 3000 practicantes de Falun Gong fueron acosados en los últimos meses

Por Frank Yue
13 de Septiembre de 2021
Actualizado: 13 de Septiembre de 2021

La policía china acosó a casi 3000 practicantes de Falun Gong en los últimos dos meses, según Minghui.org, un sitio web con sede en Estados Unidos que documenta la persecución del régimen comunista chino a Falun Gong.

Un informe de Minghui dijo que el Partido Comunista Chino (PCCh) acosó o arrestó al menos a 2941 personas a causa de sus creencias. Entre ellos, 884 fueron arrestados, 101 ingresados en centros de lavado de cerebro, instalaciones para hacerlos renunciar a su fe, 34 fueron obligados a hacerse análisis de sangre y 17 fueron obligados a huir de sus hogares.

Falun Gong, también conocido como Falun Dafa, es una antigua práctica espiritual china que consiste en ejercicios de meditación con movimientos pausados y enseñanzas morales que promueven la verdad, la compasión y la tolerancia en la vida diaria. Según estimaciones oficiales, su popularidad alcanzó su punto máximo a finales de la década de 1990 en China, con entre 70 y 100 millones de practicantes. Sin embargo, el PCCh ha reprimido al grupo por motivos políticos desde 1999.

“Campaña Reducción Total”

El PCCh ha llevado a cabo su “campaña Reducción Total”, una política de tolerancia cero contra Falun Gong que apareció por primera vez en la provincia de Guizhou, en marzo de 2020, y en varias provincias del país desde julio y agosto, según informes de Minghui.

En el condado de Linyi, provincia de Shanxi, el comité local de asuntos políticos y legales dirigió a agentes de seguridad, policías y personal gubernamental a hostigar a los practicantes a Falun Gong. Intimidaron a todos los creyentes con el adoctrinamiento político ateo del partido comunista e intentaron coaccionarlos para que renunciaran a sus creencias.

Los principales perpetradores en el condado fueron Wang Shijun, el jefe de la Oficina 610 local, una organización secreta extralegal del partido dedicada a erradicar Falun Gong; el exdirector de la Oficina 610 local, Li Quanzhou; y un funcionario responsable de asuntos de seguridad, Yuan Jianqing.

El 5 de julio, las autoridades locales secuestraron a Yao Kangqiang, practicante de Falun Gong y residente en la aldea de Pingyi, en la ciudad de Beixin. Llevaron a Yao a un centro de lavado de cerebro situado en el hotel Jinguo, tras lo cual el practicante inició una huelga de hambre para protestar por los malos tratos que estaba recibiendo. Dos días más tarde fue liberado, sin embargo, un día después volvieron a capturarlo. Actualmente, se ha visto obligado a huir de su casa para escapar del acoso policial.

Persecución a practicantes de edad avanzada

El informe dijo que 229 de las víctimas de la represión eran personas mayores de 65 años o más.

La practicante de Falun Gong, Jiang Xinying, es una residente de 65 años de la ciudad de Jinan en la provincia de Shandong, en el este de China. El 22 de julio, de siete a ocho agentes de la comisaría de Qianfoshan la secuestraron tras irrumpir en su casa y confiscaron algunas de sus pertenencias.

Jiang ha sido encarcelada dos veces en el sistema de campos de trabajo del PCCh, sumando un total de tres años y medio encerrada. Allí, su salud se desplomó y sufrió de tuberculosis y una severa dolencia en la espalda.

Por su parte, He Wencui, es un profesor jubilado de 86 años de la Facultad de Silvicultura de la Universidad de Beihua, en la ciudad de Jilin, provincia de Jilin. El 16 de julio, siete personas de la comisaría de policía de Taishan Road y el comité vecinal local allanaron su casa. Se apoderaron de sus libros de Falun Gong y materiales relacionados, y lo secuestraron a él y a un compañero, también practicante de Falun Gong, que lo estaba cuidando.

También en la provincia de Jilin, el practicante Ahn Bokja, un profesor jubilado de 82 años, fue enviado al centro de detención de Yanji, a finales de agosto. Hace cuatro años, le dieron una sentencia de 3 años que debía cumplir fuera de prisión. Ahora, se enfrenta de nuevo a un proceso judicial.

En la provincia norteña de Hebei, Zhang Wanxin, un practicante de Falun Gong de 85 años, es un residente de la ciudad de Tangshan. El 19 de agosto, los agentes de policía secuestraron a Zhang mientras hablaba de Falun Gong con los lugareños en una feria local, en el condado de Luannan. El anciano fue puesto en libertad bajo “fianza pendiente de juicio”.

Poco después, sin embargo, fue sentenciado por un tribunal local a un año y seis meses de prisión, con un período de prueba de dos años y una multa de 1000 yuanes (155 dólares).


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS