Chavismo ofrece petróleo venezolano a Europa a cambio de eliminar sanciones contra régimen de Maduro

Por Alicia Marquez
19 de Julio de 2022 7:18 PM Actualizado: 19 de Julio de 2022 7:18 PM

El número dos de la dictadura chavista, Diosdado Cabello, ofreció el petróleo venezolano a Europa, señalando que tendrían que pagarlo por adelantado y eliminar las sanciones impuestas contra el régimen de Maduro.

Ante la pregunta de una reportera de la prensa estatal sobre los diferentes planes de España para el suministro energético–en los que, según ella, una estarían contemplando reimportar el petróleo venezolano–Cabello dijo que Venezuela estaría dispuesto a ofrecer el crudo.

“Venezuela tiene petróleo, no solo para España, [sino] para Europa”, respondió el funcionario chavista durante la conferencia de prensa.  “Lo único es que tienen que pagarlo, y tienen que pagarlo al precio que es y, dadas las circunstancias, tienen que pagarlo por adelantado”.

“Y dadas las circunstancias, tendrán que pagarlo en un mecanismo que permita a Venezuela usar los recursos (…) si nosotros estamos bloqueados, ¿cómo nos van a pagar ellos con la cuenta de un banco en Portugal, si en Portugal nos quitaron el dinero de PDVSA?”, continuó.

Las circunstancias a las que se refiere son las sanciones económicas internacionales que pesan sobre la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) y sobre el sistema financiero del régimen de Maduro, que restringe a la dictadura la capacidad de realizar transacciones a los países democráticos como Estados Unidos y los países europeos.

El segundo del régimen aseguró también que los países de Europa tienen “una necesidad real” de fuentes de energía, tras las sanciones hacia Rusia por parte de la Unión Europea, luego que el Kremlin decidiera invadir a Ucrania en febrero de este año.

Rusia era uno de los principales exportadores de petróleo crudo en el mundo.

Las sanciones emitidas por Estados Unidos desde 2017 contra Maduro y sus funcionarios evitaban que el régimen se beneficie de operaciones ilegales en minería de oro, de las petroleras estatales u otras transacciones comerciales “que permitan las actividades criminales del régimen y los abusos a los derechos humanos”.

Sin embargo, la administración Biden dejó ver una postura más laxa hacia el régimen, al autorizar las actividades que estuvieran relacionadas con la “exportación o reexportación” del gas licuado de petróleo (GLP) a Venezuela, a través de una licencia emitida el 12 de julio del 2021 por el Departamento del Tesoro de EE. UU. que finalizó el 8 de julio del 2022.

Tal postura le ha costado a la administración Biden una serie de críticas. En marzo, el senador republicano Marco Rubio cuestionó a una funcionaria del Departamento de Estado tras la visita de una delegación estadounidense a Caracas para iniciar negociaciones sobre petróleo con el régimen, haciendo hincapié en que la industria petrolera venezolana se encuentra en ruinas tras años de mala gestión de la dictadura venezolana.

Y en mayo un alto funcionario estadounidense dijo que el país levantaría algunas de sus sanciones económicas contra el régimen de Maduro, entre ellas la prohibición de que la petrolera estadounidense Chevron negocie con PDVSA.

El asistente especial del presidente Biden para el Hemisferio Occidental, Juan González, dijo en junio que Estados Unidos levantaría las sanciones económicas “en base a pasos concretos”, reiterando la importancia de un diálogo genuino entre el régimen de Maduro con la oposición.

Con información de EFE y de VOA.

Siga a Alicia Márquez en Twitter: @AliceMqzM


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.