Flashback: China hackeó las campañas de Obama y McCain en el 2008

07 de Enero de 2017 Actualizado: 07 de Enero de 2017

Aunque actualmente hay reclamos de la comunidad de inteligencia estadounidense de que Rusia infiltró ilegalmente las elecciones de 2016 en nombre de Donald Trump, no sería la primera ocurrencia de un actor estatal.

Documentos internos del gobierno muestran que los ciberataques vinculados con el régimen chino se dirigieron a las campañas de Barack Obama y John McCain en 2008.

En 2013, la NBC News informó por primera vez sobre una infiltración ilegal con respaldo chino la cual robó una cantidad significativa de información de computadoras vinculadas a las campañas de Obama y McCain.

“Basado en todo lo que sé, este fue un caso de ciberespionaje político por parte del régimen chino contra los dos partidos políticos estadounidenses”, dijo Dennis Blair, director de inteligencia nacional del presidente Obama en 2009 y 2010, a NBC en ese momento. “Estaban buscando posiciones en China, además de sorpresas que podrían ser lanzadas por las campañas contra China”.

“Hubo una exitosa exfiltración de informes de agencias gubernamentales (por parte de los chinos) en la Avenida Pensilvania”, agregó Shawn Henry, jefe de la investigación del FBI sobre los ataques del 2008.

Después de la ola de piratería realizada por los actores estatales chinos, no parece que se hayan impuesto sanciones contra China o a su liderazgo.

Sin embargo, justo la semana pasada, a menos de un mes de dejar el cargo, el presidente Barack Obama anunció nuevas sanciones contra Rusia y expulsó a 35 diplomáticos rusos del país.

James R. Clapper Junior, director de inteligencia nacional, celebró una conferencia el jueves, diciendo que el presidente ruso Vladimir Putin, negó la piratería de correos electrónicos al partido demócrata. “No creo que jamás hayamos encontrado una campaña más agresiva o directa para interferir en nuestro proceso electoral que la que hemos visto en este caso”, dijo Clapper, según informó el Wall Street Journal.

En 2015, Obama anunció que él y el líder chino Xi Jinping hablaron durante las conversaciones, diciendo que estarían de acuerdo en detener el espionaje económico cibernético con fines comerciales. “Volví a plantear una vez más nuestra preocupación muy seria por el crecimiento de las amenazas cibernéticas a las empresas estadounidenses y a los ciudadanos estadounidenses”, dijo Obama en ese momento. -Indique que tenía que parar.

En octubre de 2016, la Comisión de Revisión Económica y de Seguridad de Estados Unidos dijo que la inteligencia china frecuentemente accedía ilegalmente a las agencias de seguridad nacional de Estados Unidos y a las cuentas de correo electrónico pertenecientes a funcionarios estadounidenses. Sus espías apuntaban a informes sobre armas nucleares, planes de guerra e investigaciones.

“La inteligencia china ha infiltrado repetidamente las entidades de seguridad nacional de Estados Unidos y ha extraído información con graves consecuencias para la seguridad nacional estadounidense, incluyendo información sobre los planes y operaciones de las fuerzas militares estadounidenses y los diseños y sistemas de armas estadounidenses”, informó el Washington Free Beacon.

Los chinos también intentaron hackear los informes secretos del drone MQ-9 Reaper, el cual es usado por Estados Unidos para realizar ataques aéreos en Irak, Afganistán y Pakistán.

“Entre la información extraída se encontraban 5,6 millones de huellas dactilares, algunas de las cuales podrían ser utilizadas para identificar agentes secretos del gobierno de Estados Unidos o para crear duplicados de datos biométricos para obtener acceso a áreas clasificadas”, agregó el informe.

En el artículo de NBC, se citó un informe de una comisión estadounidense encabezada por el ex director de Inteligencia Blair y el ex embajador de Estados Unidos en China, Jon Huntsman Jr., diciendo que el robo de propiedad intelectual en Estados Unidos le cuesta al país unos 300 mil millones de dólares al año. El informe nombró a China como el principal actor.

TE RECOMENDAMOS