China acusa a 2 canadienses de espionaje tras detención de Meng Wanzhou, principal directora de Huawei

Por Katabella Roberts
19 de Junio de 2020 8:57 AM Actualizado: 19 de Junio de 2020 8:57 AM

China ha acusado formalmente a dos canadienses de espionaje más de 18 meses después de haber sido arrestados por primera vez, según dijeron las autoridades el 19 de junio, una medida que se ha considerado ampliamente como motivada políticamente.

La Procuraduría Popular del Municipio de Beijing presentó el viernes una acusación contra el exdiplomático canadiense Michael Kovrig por “espiar secretos de estado e inteligencia”. El empresario canadiense Michael Spavor fue acusado por la Procuraduría Popular de Dandong por “espiar y proporcionar ilegalmente secretos de Estado”.

En una declaración publicada en la red social Weibo de China, la Procuraduría Popular de la ciudad de Dandong dijo que los cargos fueron el resultado de un “examen basado en la ley”.

Tanto Kovrig como Spavor fueron detenidos inicialmente en China en diciembre de 2018 en lo que se cree que fue una medida de represalia por parte de China tras el arresto en Canadá de la directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou, por una orden de detención de los Estados Unidos relacionada con múltiples cargos, entre ellos fraude bancario y violación de las sanciones de los Estados Unidos contra Irán.

Meng, hija del fundador multimillonario de Huawei, Ren Zuengfei, está acusada de tergiversar la relación de Huawei con Skycom Tech Co. y de hacer declaraciones falsas a HSBC, poniendo al banco en una posición que podría violar las sanciones de los Estados Unidos contra Irán.

Fue liberada con una fianza de 10 millones de dólares y ha estado viviendo durante el último año y medio bajo arresto domiciliario en Vancouver, donde tiene una propiedad. Meng niega todas las acusaciones.

Sin embargo, en mayo, un juez canadiense determinó que el caso cumple con el umbral de “doble criminalidad” y dictaminó que el procedimiento para extraditarla a los Estados Unidos seguirá adelante.

El gobierno chino calificó el fallo como un “grave incidente político” en una declaración publicada en la cuenta oficial de Twitter de la embajada china en Ottawa poco después.

Kovrig es un exdiplomático canadiense en Beijing que ha trabajado como asesor principal para el noreste de Asia del Grupo Internacional de Crisis (ICG). Spavor es el fundador del Paektu Cultural Exchange, una empresa que ayuda a facilitar los viajes a Corea del Norte. Ha ayudado al exjugador de la NBA Dennis Rodman a viajar a Pyongyang para reunirse con el líder norcoreano Kim Jong Un.

El gobierno canadiense ha calificado repetidamente la detención de ambos como “arbitraria” y, según se informa, los dos canadienses fueron interrogados por funcionarios chinos durante un máximo de ocho horas al día, en malas condiciones y negándoles el contacto con el exterior. Tampoco se ha permitido a los hombres ver a sus abogados ni tampoco han sido contactados por funcionarios consulares canadienses, ni en persona ni virtualmente, desde enero.

El año pasado, Guy Saint-Jacques, que fue embajador de Canadá en China de 2012 a 2016, dijo a la CNN que Spavor está recluido en un centro de detención en la provincia nororiental de Dandong, donde comparte una celda con otros 18 presos. Saint-Jacques añadió que las luces se mantenían encendidas en la celda las 24 horas y que a los reclusos solo se les permitía 15 minutos de tiempo fuera.

El diplomático canadiense dijo que Kovrig estaba detenido en Beijing, y ninguno de los dos ha tenido acceso a su familia desde la primera vez que fueron detenidos.

“En ambos casos reciben visitas consulares una vez al mes durante 30 minutos exactos, y [siempre] había alguien allí observando toda la discusión”, dijo. “Estas sirven principalmente para darles noticias de su familia, y darles libros y otro material de lectura. Es muy difícil para ellos, están esperando y no tienen idea de cuándo y cómo podrían ser liberados”.

Ahora que han sido acusados, es probable que los hombres se enfrenten a un juicio y a una sentencia bajo el sistema criminal notoriamente injusto de China, supervisado por el Partido Comunista Chino, un proceso que podría llevar años.

Las relaciones diplomáticas entre Canadá y China han tocado fondo con los arrestos, perjudicando el comercio entre los países. La embajada china en Ottawa acusó a Estados Unidos de intentar “derribar a Huawei”, y China también ha bloqueado exportaciones agrícolas canadienses por valor de miles de millones de dólares.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra

Pedido para desfinanciar a la policía luego de las protestas en EE.UU. | Al descubierto

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.