China acusa a canadienses detenidos de robar secretos de Estado

Por Margaret Wollensak - La gran Época
04 de Marzo de 2019 Actualizado: 05 de Marzo de 2019

TORONTO – China ha acusado a los ciudadanos canadienses detenidos, Michael Kovrig y Michael Spavor, de actuar juntos para robar secretos de Estado; un anuncio que se produce pocos días después de que Canadá anunciara que procederá con una solicitud de extradición de Estados Unidos contra una ejecutiva de Huawei.

En una declaración online, la Comisión Central de Asuntos Políticos y Legales (PLAC) del Partido Comunista Chino acusó a Spavor de transferir información de inteligencia a Kovrig. Alegan que Kovrig usó un pasaporte regular y visas de negocios para entrar a China para “robar y espiar información e inteligencia sensible china a través de un contacto en China”.

Alegan que Spavor fue el principal contacto de Kovrig y que le proporcionó inteligencia que relacionó sus casos por primera vez. La información fue publicada por la PLAC y dos medios de comunicación estatales.

Hablando con los periodistas, el primer ministro canadiense Justin Trudeau dijo que está muy preocupado por las acusaciones de China, reiterando que los canadienses han sido detenidos “arbitrariamente”, según un informe de la CBC.

Las autoridades chinas detuvieron a los dos canadienses a principios de diciembre de 2018, poco después del arresto por parte de Canadá de la directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou, quien enfrenta acusaciones de fraude en Estados Unidos.

Meng Wanzhou, directora financiera de Huawei, en un discurso que dio en el Foro Económico “Rusia Calling”, en Moscú, Rusia, abril de 2012. (Captura de pantalla de Reuters)

Spavor es un hombre de negocios que ha trabajado extensamente en Corea del Norte. Kovrig, exdiplomático canadiense, trabaja para el International Crisis Group, un grupo de expertos que se especializa en la resolución de conflictos, y ha negado cualquier implicación en espionaje.

“El trabajo de Michael Kovrig para Crisis Group ha sido totalmente transparente y abierto, como pueden atestiguar todos los que siguen su trabajo”, dijo el vocero de Crisis Group, Karim Lebhour. “Las acusaciones vagas e infundadas contra él son infundadas e injustas”.

A los funcionarios consulares canadienses en China se les ha permitido ver a los hombres por lo menos cuatro veces cada uno desde que comenzó su detención. Sin embargo, fuentes familiarizadas con el caso han dicho que a los hombres no se les ha permitido el acceso a abogados o miembros de la familia. Kovrig está siendo sometido a múltiples sesiones de interrogatorio a lo largo del día y se le mantiene en una celda en la que las luces están encendidas en todo momento, lo que le dificulta dormir. Se conocen menos detalles sobre las condiciones de Spavor en custodia.

La detención de los dos canadienses en Beijing es considerada ampliamente como un intento del régimen de presionar a Canadá sobre el caso de Meng.

El régimen ha exigido repetidamente que Meng sea liberada. Su Ministerio de Relaciones Exteriores reaccionó con enojo la semana pasada cuando el gobierno canadiense aprobó una audiencia de extradición para Meng, calificando su detención como “un grave incidente político”.

David Mulroney, exembajador canadiense en China, dijo que las acusaciones contra Kovrig y Spavor son una respuesta a la aprobación de la audiencia de extradición de Meng.

“Cada paso del proceso será igualado por un paso de China. El deseo es aumentar la presión hasta el punto de que simplemente cedamos”, dijo Mulroney a Associated Press.

Las autoridades canadienses arrestaron a Meng a petición de Estados Unidos el 1 de diciembre de 2018, mientras cambiaba de avión en Vancouver. Las autoridades estadounidenses han presentado cargos contra Meng y el gigante de las telecomunicaciones Huawei. Meng está acusada de fraude bancario y electrónico que infringió las sanciones de Estados Unidos contra Irán.

Meng, que actualmente se encuentra bajo arresto domiciliario después de haber sido puesta en libertad bajo fianza, niega los cargos en su contra. Ha presentado una demanda civil contra el gobierno canadiense, la Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá y la Real Policía Montada de Canadá.

Global Affairs Canada no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios.

**********************************

¿Sabías?

Este dictador de 92 años tiene 209.000 demandas judiciales en su contra y sus crímenes continúan

TE RECOMENDAMOS