China arresta a una ciudadana australiana que presenta programa de televisión estatal chino

Por Eva Fu
01 de Septiembre de 2020
Actualizado: 02 de Septiembre de 2020

Una presentadora de noticias chino-australiana de CGTN, el brazo internacional de la emisora estatal del régimen chino, fue detenida en Beijing, en medio de las tensas relaciones entre Canberra y Beijing.

La ministra de Relaciones Exteriores de Australia, Marise Payne, confirmó el arresto de Cheng Lei, una ciudadana australiana naturalizada, nacida en China, y presentadora de un programa de negocios que se transmite en la red estatal china. Beijing notificó al gobierno australiano de la detención de Cheng hace más de dos semanas, según un comunicado del ministerio publicado el 31 de agosto.

“Los funcionarios australianos tuvieron una visita consular inicial con la Sra. Cheng en un centro de detención a través de una videoconferencia el 27 de agosto y continuarán brindándole asistencia y apoyo a ella ya su familia”, se lee.

La ministra de Relaciones Exteriores dijo que el departamento no proporcionaría más comentarios, “debido a las obligaciones de privacidad del gobierno”. Las autoridades chinas no han explicado por qué Cheng fue arrestada.

Cheng, de 49 años, es la segunda persona australiana china detenida por las autoridades chinas desde 2019, ya que las tensiones bilaterales aumentaron por cuestiones como el comercio, el endurecimiento del control de Beijing sobre Hong Kong y el manejo del régimen chino al brote del virus del PCCh.

En julio, Australia advirtió a sus ciudadanos en un aviso de viaje que correrían el riesgo de una “detención arbitraria” si viajaban a China continental, y señaló que las autoridades chinas han detenido a extranjeros por “poner en peligro la seguridad nacional”.

Un oficial de policía monta guardia en la carretera que conduce al Gran Salón del Pueblo, antes de la sesión inaugural del Congreso Nacional del Pueblo (APN), en Beijing, el 22 de mayo de 2020. (Greg Baker / AFP a través de Getty Images).

Después de graduarse de la Universidad de Queensland, Cheng regresó a China para convertirse en analista de negocios para una empresa conjunta chino-australiana en 2001, luego, un año después, comenzó su carrera periodística en la emisora estatal CCTV de China, según su página de perfil CGTN. Desde entonces, el perfil se eliminó del sitio web, junto con los vídeos de los informes anteriores de Cheng.

Después de trabajar como corresponsal de la CNBC de China durante nueve años, comenzó a trabajar en la oficina de CGTN en Beijing, en 2012.

Reporteros sin Fronteras, un organismo de control de la libertad de prensa, calificó el arresto de “alarmante” y expresó “profunda preocupación por este nuevo intento de poner a CUALQUIER reportero de rodillas”.

Cheng escribió por última vez en Twitter el 11 de agosto sobre la apertura de la primera tienda de la cadena de comida rápida estadounidense, Shake Shack, en Beijing, junto con imágenes del personal de la compañía aplaudiendo con música electrónica.

“Hacer batidos, no la guerra”, publicó.

No fue acusada formalmente, según la emisora australiana ABC. Los dos hijos de Cheng están en Melbourne con su familia, quienes dijeron en un comunicado que están “en estrecha consulta con el DFAT [Departamento de Asuntos Exteriores y Comercio] y haciendo todo lo posible como familia para apoyar a Cheng Lei”, según el informe.

En marzo, China acusó formalmente a Yang Hengjun, un académico chino de 55 años que una vez trabajó en el Ministerio de Relaciones Exteriores en Beijing.

Yang, que tiene la ciudadanía australiana, fue acusado de sospecha de espionaje, luego de más de 420 días detenido en China. La ministra Payne expresó una fuerte objeción a la acusación, y señaló que Yang estaba en mal estado de salud y ha sido “detenido en duras condiciones que han sido perjudiciales para su salud física y mental”, sin acceso a representación legal.

En junio, el actor australiano Karm Gilespie fue condenado a muerte en China, siete años después de ser arrestado por primera vez en un viaje a China por, supuestamente, llevar más de 7,5 kilogramos (alrededor de 16,5 libras) de metanfetamina cristalina dentro de su bolsa de equipaje.

Siga a Eva en Twitter: @EvaSailEast


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Funcionario del PCCh huye a EE.UU. para revelar la verdad dentro de China

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS