China busca controlar la cadena de suministro global de autos eléctricos, desplazando a EEUU: Expertos

Por Andrew Thornebrooke
27 de Abril de 2022 10:50 PM Actualizado: 27 de Abril de 2022 10:50 PM

La competencia entre Estados Unidos y China en el ámbito de los vehículos eléctricos y autónomos podría determinar el futuro control de las cadenas de suministro globales de una manera sin precedentes, según un legislador y varios expertos.

“Nuestros competidores, particularmente en China, no se están conteniendo”, dijo el senador Gary Peters (D-Mich.) durante un evento del 27 de abril organizado por el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, un grupo de expertos centrado en la seguridad.

“No podemos quedarnos atrás en el escenario global”.

Peters dijo que el futuro de la industria automotriz estaba en los vehículos eléctricos (EV) y los vehículos autónomos (AV), y que la nación que mejor desarrolle dichas industrias ganaría una gran ventaja en el mercado global.

Con ese fin, el exdirector de inteligencia nacional, el almirante Dennis Blair, señaló que tanto los vehículos eléctricos como los vehículos autónomos se destacaron en el plan industrial “Made in China 2025” de Beijing como parte de sus 10 áreas de alta tecnología principales para tomar el liderazgo. Esto, dijo, demostraba un claro esfuerzo por desplazar a Estados Unidos como el principal controlador de las cadenas de suministro globales y el ecosistema industrial internacional.

“Si Estados Unidos pierde total capacidad industrial en la industria automotriz, y esto significa diseñar los autos, probarlos, construirlos, repararlos, todo el ecosistema, entonces estamos vaciando el sector industrial con el que contábamos para convertirnos en el arsenal de la democracia en la segunda guerra mundial”, dijo Blair.

“El panorama general es el impulso de todo el gobierno de China y la importancia del sector automotriz para la capacidad industrial estadounidense”.

Blair agregó que el actual desacoplamiento tecnológico de China del resto del mundo en términos de sus estándares de datos y sistemas demostraría ser un componente vital de cómo se desarrollaría la competencia chino-estadounidense en el sector.

“Este tipo de desacoplamiento de la economía china del resto del mundo es algo que debes observar en este espacio”, dijo Blair.

“Podría ser que las industrias de IA [inteligencia artificial] y las tecnologías AV por separado crezcan en China y el resto del mundo”.

John Bozzella, presidente de la Alliance for Automotive Innovation, estuvo de acuerdo en que China podría tomar el control de las cadenas de suministro vitales de manera efectiva al tomar la prominencia industrial en las tecnologías EV y AV, lo que empujaría a los Estados Unidos fuera del acceso a tecnologías vitales”.

“Los países que realmente tomen la delantera en el desarrollo de tecnologías innovadoras de vanguardia en el sector automotriz controlarán las cadenas de suministro, establecerán los estándares, establecerán las reglas de funcionamiento y realmente serán los dueños de los mercados globales”, dijo Bozzella.

“Con respecto a los vehículos eléctricos, se ve que la industria estadounidense ya está detrás de China porque estamos compitiendo con un esfuerzo nacional”, agregó Bozzella.

Con eso en mente, Bozzella sugirió que Estados Unidos necesitaría unir mejor los poderes de su industria privada con una estrategia nacional y trabajar para desarrollar los servicios públicos y la infraestructura necesarios para hacer la transición de su base industrial para producir tecnologías EV y AV.

“La historia de China sugiere que este liderazgo del sector privado debería estar respaldado por una estrategia nacional”, dijo Bozzella.

“Estamos compitiendo con el gobierno chino, no con los fabricantes de automóviles chinos”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.