China construye un sitio de misiles en el lago sagrado venerado por cientos de millones en la India

Por Venus Upadhayaya
30 de Agosto de 2020 10:26 PM Actualizado: 31 de Agosto de 2020 8:18 PM

El régimen chino ha establecido un sitio de misiles tierra-aire en las orillas de un lago sagrado, según la prensa india, que afirman que la instalación es una profanación de un sitio religioso venerado por cientos de millones en India.

China comenzó en abril a construir infraestructura militar cerca de un lago que forma parte del sitio sagrado de Kailash-Mansarovar. India Today informó el 22 de agosto que la construcción está completa y que el lugar de peregrinación se asemeja a una “zona de batalla con una fuerte presencia militar”.

El monte Kailash y el lago Mansarovar, conocido popularmente como el sitio Kailash-Mansarovar, es venerado por cuatro religiones y está vinculado a la cultura, el folclore y las escrituras espirituales de la India.

Los hindúes lo veneran como el asentamiento de Shiva y su consorte Parvati. Los budistas tibetanos llaman a la montaña Kang Rimpoche, el “Precioso de la nieve glacial”, y la consideran la morada de Demchog y su consorte, Dorje Phagmo.

Los jainistas llaman a la montaña Astapada y creen que es el lugar donde el primero de sus 24 maestros espirituales logró la liberación. Los Bon, creyentes de la religión prebudista del Tíbet, llaman a la montaña Tise y la consideran el lugar de residencia de la diosa del cielo, Sipaimen.

Los expertos dijeron que colocar un misil en el sitio sagrado, que también es el origen de cuatro ríos transnacionales —Indus, Brahmaputra, Sutlej y Karnali, uno de los principales afluentes del Gange— amenaza a India, que se ha negado a retroceder contra la agresión china en su frontera occidental.

“En mi opinión, en primer lugar, es una continuación de la provocación china del PCCh contra la República de la India, que estamos viendo desde LAC [línea de control real] en Ladakh hasta las áreas fronterizas del sector oriental y medio con la India”, dijo Priyajit Debsarkar, autor y analista geopolítico del grupo de expertos Bridge India, con sede en Londres, a The Epoch Times en un correo electrónico.

India y China han estado involucradas en varias escaramuzas fronterizas en la disputada frontera en Ladakh y Sikkim desde mayo, el último estallido de un conflicto fronterizo de décadas. Una de estas escaramuzas se volvió sangrienta el 15 de junio, con 20 soldados indios y un número indeterminado de soldados chinos muertos.

Desde entonces, a pesar de varias conversaciones de alto nivel, los dos países no han podido resolver su conflicto y sus lazos bilaterales han empeorado entorno a acusaciones de ambas partes.

“Este movimiento, de desplegar un misil tierra-aire en el Tíbet, no debería sorprendernos. Es una pura provocación autoritaria a la India, que se ha negado a retroceder ante las amenazas y agresiones de China”, dijo Debsarkar.

Un mapa de google de las cercanías del lago Mansarovar. El punto rojo es la ubicación aproximada que la prensa india identifica que China ha instalado un misil balístico de medio alcance tierra-aire. (Mapas de Google)

Simbolismo

Aparna Pande, investigadora y directora de la Iniciativa sobre el futuro de la India y el sur de Asia del Instituto Hudson, con sede en Washington, dijo a The Epoch Times por teléfono que al régimen chino no le importa la religión o la cultura.

“Tenemos que tener en cuenta que a los chinos no les importa el cristianismo. No les importa ninguna de las antiguas prácticas chinas. Creen que la religión es el opio de las masas y que la única ideología que les importa es su forma de comunismo”, dijo Pande, agregando ejemplos de lo que está sucediendo con los uigures y los practicantes de Falun Gong en China.

“No les importan los símbolos y el simbolismo, excepto aquellos que están vinculados al Partido Comunista Chino”, agregó Pande.

Harsh Pant, un analista estratégico con sede en Nueva Delhi de Observer Research Foundation, dijo a The Epoch Times en un mensaje escrito que la construcción de infraestructura militar de China en Kailash-Mansarovar solo intensificará el sentimiento anti-China dentro de la India.

“El hecho de que este sea uno de los lugares religiosos más sagrados para los hindúes también es indicativo del desdén que Beijing tiene por los sentimientos indios”, dijo Pant.

“Esto solo acentuará las tensiones en una relación ya problemática y no solo hará que el pueblo indio sea aún más antagonista con China, sino que también hará que los políticos indios estén aún más decididos a enfrentarse a China”, agregó.

La caminata sagrada llamada peregrinación Kailash Mansarovar, que ocurre entre junio y mediados de septiembre y se lleva a cabo bajo el patrocinio del Ministerio de Asuntos Exteriores de India, fue cancelada este año debido al COVID-19, según Times of India.

Los fieles rezan en la montaña Kangrinboqe cubierta de nieve, conocida como Montaña Kailash en el Oeste, 16 de junio de 2007, en el condado de Purang de la Región Autónoma del Tíbet, China. (Fotos de China/Getty Images)

“Podría tener razón”

Girish Kant Pandey, profesor de estudios de defensa en la Universidad Pandit Ravishankar Shukla en Raipur, en el centro de India, dijo a The Epoch Times por teléfono que la base de misiles en Kailash-Mansarovar es parte de la mayor militarización de China de la Región Autónoma del Tíbet (TAR).

“El misil montado cerca de Kailash-Mansarovar se llama DF-21. Es un misil balístico de alcance medio, 2200 kilómetros [aproximadamente 1367 millas]. Su ventaja es que puede cubrir todas las ciudades del norte de la India, incluida Nueva Delhi”, dijo Pandey.

Pandey dijo que el régimen chino está convirtiendo a TAR en una zona militar, y de 2006 a 2010, llevó a cabo 180 proyectos estratégicos que no mostraba en su presupuesto de defensa. Estos proyectos incluyen la construcción de cuatro pistas de aterrizaje grandes, 14 pistas de aterrizaje pequeñas y 17 estaciones de radar en la frontera entre India y China de este a oeste, dijo.

Para el régimen chino, Kailash-Mansarovar no es un sitio sagrado sino una montaña estratégicamente ubicada, y el Himalaya es un obstáculo para su agenda expansionista, agregó Pande.

“Para ellos, el Himalaya no es una cadena montañosa que sea sagrada, que sea cultural, que sea histórica… para ellos, es un impedimento que se les presenta en el camino de intentar crear un imperio que se extienda al sur de Asia. Por eso siempre han intentado conquistar el Himalaya. Nunca han tratado de vivir en paz con el Himalaya”, dijo Pande, y agregó que los chinos también quieren presumir de que tienen todo lo necesario para estar presentes en una ubicación tan estratégica.

“Podría tener razón. Podemos hacerlo. Tenemos el poder, la voluntad para hacerlo y así lo haremos”, dijo Pande mientras explicaba el comportamiento del PCCh.

Dijo que el régimen chino ya ha colocado misiles dirigidos a Japón, Taiwán, Australia, Estados Unidos y los países de la ASEAN.

“Desde su punto de vista, también es importante comenzar a colocar misiles en las áreas donde pueden apuntar a la India y la región del Océano Índico. Entonces Kailash-Mansarovar ayuda con eso”, dijo Pande.

Los fieles religiosos caminan alrededor de la montaña Kangrinboqe nevada, conocida como Montaña Kailash en el Oeste, 15 de junio de 2007 en el condado de Purang de la Región Autónoma del Tíbet, China. (Fotos de China/Getty Images)

Contrarrestar una carretera

Debsarkar dijo que otra razón para colocar un misil en el sitio sagrado es contrarrestar la construcción reciente de India de una carretera hacia un paso del Himalaya de valor estratégico.

Él cree que el sitio de misiles está destinado a amenazar a India porque ésta ha construido una ruta hasta Lipulekh. “Sin embargo, el objetivo de la India es facilitar nuestra peregrinación para visitar Kailash, haciéndolo mucho más fácil, especialmente es peligroso cruzar el camino traicionero preexistente”, dijo Debsarkar.

“La clase gobernante china está en contra de la construcción masiva de carreteras a través de la frontera entre Indochina”.

Lipulekh es un paso del Himalaya; la carretera fue inaugurada por el ministro de defensa de India, Rajnath Singh, el 8 de mayo.

La carretera de 50 millas y 17,000 pies de altura, que no se ha completado, según India Express, se convirtió en un tema de discordia entre India y Nepal. Los expertos indios creen que el gobernante Partido Comunista de Nepal, bajo mandato de China, protestó contra la carretera, reclamando el territorio en el que fue construida.

El jefe general del ejército de la India, M. M. Naravane, dijo entonces que “hay razones para creer” que la objeción de Nepal a la carretera inaugurada por Singh fue “a instancias de alguien más”, aludiendo a China.

Siga a Venus en Twitter: @venusupadhayaya


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

El comunismo declara la guerra a la humanidad misma

Lee la serie completa Cómo el espectro del comunismo rige nuestro mundo

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.