China obliga a los musulmanes uigures a comer cerdo y beber alcohol durante el Año Nuevo chino

Por Annie Wu - La Gran Época
09 de Febrero de 2019 Actualizado: 09 de Febrero de 2019

Las autoridades chinas están obligando a los musulmanes uigures a comer cerdo, beber alcohol y celebrar la fiesta de Año Nuevo chino, según informes de Radio Free Asia (RFA).

Los uigures son una minoría étnica túrquica, la mayoría de los cuales practican el Islam y residen en la región noroccidental de China conocida como Xinjiang. Tradicionalmente no celebran el Año Nuevo Lunar, y el consumo de carne de cerdo y alcohol está estrictamente prohibido en el Islam.

En los últimos años, las autoridades chinas intensificaron la persecución de la etnia, incluyendo la detención de uigures y su internamiento en centros de detención, donde se les somete al adoctrinamiento político y se les obliga a denunciar a su fe. Las Naciones Unidas estiman que hay alrededor de un millón de uigures y otras minorías musulmanas detenidas en los llamados “centros de reeducación vocacional”.

Exdetenidos relataron abusos de derechos humanos dentro de los centros, tales como tortura, inyección de drogas y violación.

Funcionarios locales de la prefectura de Ili Kazaj en Xinjiang invitaron a los residentes uigures a una cena de Año Nuevo chino en la que se les sirvió carne de cerdo, y amenazaron con enviar a los invitados a los “centros de reeducación” si se negaban a comer, según un informe de RFA del 6 de febrero.

Otro residente le dijo a RFA que los intentos de obligar a los musulmanes a comer carne de cerdo comenzaron a finales de 2018.

Los funcionarios estuvieron pegando versos poéticos de Año Nuevo Lunar en las puertas de los hogares uigures y kazajos y dándoles carne de cerdo, según una mujer llamada Kesay, que pertenece a la minoría kazaja.

“Si no ponemos los versos poéticos o colgamos linternas, dicen que tenemos dos caras y nos envían a campos de reeducación”, dijo.

El último intento para forzar a los musulmanes uigures a desobedecer sus principios religiosos es parte de la campaña del régimen chino para reprimir su fe. El régimen chino utilizó la excusa de luchar contra el terrorismo y la radicalización religiosa para perseguir a los musulmanes uigures.

Dilxat Raxit, portavoz del Congreso Mundial de Uigures, una organización para los uigures en el exilio, dijo a RFA que han recibido informes parecidos sobre lo que estaba sucediendo en los hogares uigures.

“Según nuestra información, el gobierno chino está intensificando su campaña para asimilar a los uigures a la cultura china Han”, dijo. Los chinos Han son el grupo étnico mayoritario en China.

En medio de la crítica internacional a los “centros de reeducación”, Shohrat Zakir, el presidente del Partido Comunista de la región de Xinjiang, hizo estas declaraciones para justificar su existencia.

“Estamos enseñando el idioma común nacional, la ley y los reglamentos para que conozcan el país y el mundo, así como sus derechos, obligaciones y deberes legales”, dijo Zakir a un pequeño grupo de periodistas extranjeros a quienes se les permitió hacer un recorrido por los centros en el sur de Xinjiang a principios de enero.

Además afirmó que los centros fueron construidos para transformar y educar a aquellos que el Partido Comunista Chino considera en riesgo de las “tres fuerzas malignas” del “extremismo, el separatismo y el terrorismo”.

***

A continuación

Cómo el comunismo busca destruir la humanidad

TE RECOMENDAMOS