China, Rusia e Irán no manipularon los resultados de las elecciones presidenciales de 2020: DOJ y DHS

Por Jack Phillips
16 de Marzo de 2021
Actualizado: 16 de Marzo de 2021

Varias agencias federales concluyeron el martes que no había pruebas de ninguna interferencia o manipulación de gobiernos extranjeros en las elecciones presidenciales de 2020.

El Departamento de Justicia, incluyendo el FBI, y el Departamento de Seguridad Nacional y su agencia de ciberseguridad, dijeron en un informe conjunto (pdf) que “no tienen pruebas de que ningún actor afiliado a un gobierno extranjero impidiera la votación, cambiara los votos, o interrumpiera la capacidad de contar los votos o transmitir los resultados de las elecciones de manera oportuna, alterara cualquier aspecto técnico del proceso de votación, o comprometiera de otra manera la integridad de la información de registro de los votantes de cualquier boleta emitida durante las elecciones federales de 2020”.

También el martes, la Oficina del Director de Inteligencia Nacional publicó un informe separado (pdf) con conclusiones similares.

Según el DOJ y el Departamento de Seguridad Nacional, se identificaron varios incidentes en nombre de actores afiliados al Partido Comunista Chino (PCCh), a Rusia y a Irán.

“Varios de estos actores reunieron al menos algo de información que podrían haber utilizado en operaciones de influencia, pero en última instancia no vimos ningún material de este tipo desplegado, modificado o destruido”, dice el informe, señalando que “no está claro si estos actores buscaban estos accesos para informar sobre intereses más amplios de política exterior o sobre operaciones específicas de las elecciones”.

Además, las agencias investigaron las alegaciones relacionadas con el fraude electoral posteriores al 3 de noviembre en las que se afirmaba que Cuba, China o Venezuela habían utilizado la infraestructura electoral o habían puesto en marcha un plan para manipular los votos y consideraron que “no eran creíbles”.

“No tenemos ninguna evidencia —ni a través de la recopilación de inteligencia sobre los propios actores extranjeros, ni a través de la seguridad física y la supervisión de la ciberseguridad de los sistemas de votación en todo el país, ni a través de las auditorías posteriores a las elecciones, ni a través de ningún otro medio— de que un gobierno extranjero u otros actores hayan comprometido la infraestructura electoral para manipular los resultados de las elecciones”, añadieron el DOJ y el Departamento de Seguridad Nacional.

En cuanto a Rusia e Irán, hubo campañas dirigidas a infraestructuras críticas que comprometieron la integridad de las redes que gestionaban algunas funciones electorales. En última instancia, no afectaron materialmente a los datos de los votantes, a la capacidad de votar, al recuento de votos o a la transmisión de los resultados electorales, dijeron las agencias.

Y las afirmaciones no divulgadas del régimen iraní que intentaban “socavar la confianza del público” en las elecciones de EE.UU. eran “falsas o exageradas”, según el informe.

La Oficina del Director de Inteligencia Nacional, por su parte, concluyó que ningún actor estatal extranjero trató de manipular los datos de la votación, el registro de votantes, los esfuerzos de tabulación de votos o los resultados del informe.

El presidente ruso Vladimir Putin autorizó “operaciones de influencia destinadas a denigrar la candidatura del presidente Biden y el Partido Demócrata, apoyar al expresidente Trump, socavar la confianza pública en el proceso electoral y exacerbar las divisiones sociopolíticas en EE.UU.”, dice el informe de la ODNI.

E Irán “llevó a cabo una campaña de influencia encubierta en varios frentes con la intención de socavar las perspectivas de reelección del expresidente Trump —aunque sin promover directamente a sus rivales—, socavar la confianza pública en el proceso electoral y las instituciones estadounidenses, y sembrar la división y exacerbar las tensiones sociopolíticas en EE.UU.”, según el informe de inteligencia.

Las conclusiones de las tres agencias no parecen abordar las alegaciones de fraude electoral en varios estados disputados que surgieron tras las elecciones del 3 de noviembre.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS