China: Xinjiang impulsa más medidas de bloqueo para contener virus, provocando la ira de los residentes

Por Nicole Hao
12 de Agosto de 2020
Actualizado: 12 de Agosto de 2020

En la región noroccidental china de Xinjiang, las autoridades sanitarias han informado continuamente sobre nuevas infecciones mientras luchan por contener el último brote del virus del PCCh .

El gobierno de la ciudad de Urumqi, la capital de la región, anunció nuevas medidas de bloqueo, para disgusto de los residentes locales.

Urumqi ordenó a todos los aldeanos que se quedaran en casa, y que solo el personal designado por el Partido puede hacer compras en su nombre.

“Las nuevas medidas de Urumqi muestran que el brote está fuera de control en la ciudad y que el virus del PCCh se ha extendido de las áreas urbanas a las aldeas”, dijo el comentarista de asuntos de China con sede en Estados Unidos, Tang Jingyuan.

Según las estadísticas oficiales de Urumqi, la ciudad tiene aproximadamente 3,5 millones de habitantes, de los cuales el 18 por ciento vive en zonas rurales, o alrededor de 655,000 personas.

Brote en Urumqi

El 11 de agosto, la Comisión de Salud de Xinjiang anunció que 567 personas fueron tratadas por COVID-19 en hospitales.

El anuncio indicó que 223 pacientes diagnosticados habían sido dados de alta de los hospitales entre el 15 de julio y el 10 de agosto, lo cual significa que al menos 790 personas (567 más 223) habían sido diagnosticadas con COVID-19 en Xinjiang en el último mes. La mayoría de ellos son de Urumqi.

Otras 131 personas fueron identificadas como portadoras asintomáticas (las autoridades chinas las cuentan en una categoría separada), mientras que 15,658 personas fueron aisladas por ser contactos cercanos de los pacientes diagnosticados o portadores asintomáticos.

Sin embargo, los lugareños le dijeron a The Epoch Times en las últimas semanas que creían que el brote fue más severo de lo que describieron las autoridades, según la información que recopilaron de hospitales y otras fuentes.

Mientras tanto, el director de asuntos agrícolas de Urumqi, Li Xiangrun, anunció en una conferencia de prensa el 7 de agosto que “administramos por separado las áreas residenciales y las áreas agrícolas en el campo”, y agregó que a todos los trabajadores no agrícolas se les pedirá que se queden en casa mientras los agricultores se mantendrán aislados en sus tierras de cultivo.

Li dijo que todos los lugares públicos en las áreas rurales estarán cerrados, excepto las tiendas de comestibles y las farmacias. Solo los funcionarios del Partido y los voluntarios designados podían ir a comprar alimentos y artículos de primera necesidad en nombre de los aldeanos. Todos los que necesitan alimentos o medicinas deben solicitar a través de este personal del Partido que les hagan las compras, agregó Li.

La policía china cierra la carretera que conduce al tribunal popular intermedio de Urumqi en Urumqi, región de Xinjiang, al extremo occidental de China, el 17 de septiembre de 2014. (GOH CHAI HIN/AFP a través de Getty Images)

Cierre de todo Xinjiang

Desde que Xinjiang anunció su primera infección por el virus del PCCh en este último brote el 16 de julio, el gobierno local ha puesto en marcha varias medidas de bloqueo en toda la región.

“Si te atreves a salir de tu puerta, te romperemos las piernas. Si te atreves a discutir con nosotros, te arrancaremos los dientes”, fue un mensaje transmitido por altavoces en Urumqi en julio.

Aunque las autoridades solo anunciaron infecciones en Urumqi, Kashgar, Changji, y en el Cuerpo de Construcción y Producción paramilitar regional, toda la región ha sido bloqueada, según los residentes.

Un ciclista ávido posteó en las redes sociales el 30 de julio que estuvo atrapado en una carretera desierta en la prefectura de Tacheng durante tres días. Los oficiales de un puesto de control le impidieron ingresar a algún pueblo o ciudad, citando temores de que pudiera propagar la COVID-19.

Tacheng está al noroeste de Urumqi y es una prefectura fronteriza con Kazajstán. El ciclista condujo su bicicleta a unas 2900 millas de Shanghai a Tacheng y entró a Xinjiang el 1 de julio.

A finales de julio, las aldeas y ciudades de la prefectura de Tacheng establecieron puestos de control y no permiten la entrada a ninguna persona sin permiso de viaje.

El ciclista dijo que les rogó a los oficiales que lo enviaran a un centro de cuarentena y que no le importaría pagar ese costo, pero no lo permitieron. Luego rogó a los funcionarios que lo enviaran de regreso a Shanghai, pero nuevamente fue rechazado. Les rogó que le dieran comida y bebida, pero fue en vano.

El hombre se vio obligado a permanecer allí durante unas diez horas en la carretera. “¿Realmente no puedo entender si están salvando gente [con el encierro] o matando a una persona sana?” dijo. “Estoy esperando la muerte en esta zona desierta”.

Al cierre de esta edición, el ciclista no proporcionó nuevas actualizaciones en las redes sociales. No está claro qué sucedió con él.

Los residentes están hacinados en un sitio de prueba de ácido nucleico COVID-19 en Dalian, China, el 27 de julio de 2020. (Proporcionado a The Epoch Times)

Escala del brote

El 5 de agosto, la ciudad de Hangzhou, en la provincia oriental china de Zhejiang, anunció que un estudiante del condado de Yarkant en Xinjiang fue identificado como portador asintomático cuando intentó someterse a una cirugía ocular en un hospital local.

El personal médico y los residentes del vecindario de Xiasha, distrito de Qiantangxin en Hangzhou, donde vive el portador del virus, dijeron a la edición china de The Epoch Times el 5 de agosto que el estudiante salió de Xinjiang el 13 de julio y llegó a Hangzhou el 15 de julio luego de que él y su madre habían visitado Shanghai durante dos días.

Tanto el estudiante como su madre no tenían síntomas. Ellos estuvieron en el aeropuerto de Urumqi durante varias horas para transferirse de avión el 13 de julio. No está claro si otras personas se infectaron mientras el estudiante y su madre viajaban.

Las medidas de cierre también enfurecieron a los residentes en la ciudad nororiental de Dalian, donde también hay una tercera ola del brote.

El 7 de agosto, el gobierno de la ciudad anunció que la policía de la ciudad castigó a 52 personas involucradas en cuatro casos penales relacionados con el brote y 38 “casos administrativos” relacionados con el brote.

Las autoridades dijeron que las 52 personas no siguieron las reglas de bloqueo del gobierno.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

¿Cuáles son los lazos que unen a Microsoft con China? | China al Descubierto

TE RECOMENDAMOS