Ciclistas se detienen para arreglar una rueda y terminan siendo un milagro para un perrito

Por Eduardo Tzompa
12 de Julio de 2019 Actualizado: 15 de Julio de 2019

No solo los humanos pasamos por problemas y sufrimientos, los animalitos son seres sensibles que también sienten dolor cuando pasan pruebas difíciles en sus vidas. Pero los milagros ocurren cuando menos te lo esperas y más los necesitas; lo más importante es mantener la fe firme hasta el final y resistir hasta el último momento. 

Eduardo Reis es un ciclista profesional que lleva varios años dedicándose al deporte, pero el año pasado mientras entrenaba con sus amigos en una tranquila carretera cerca de su casa en Brasil, se encontró ante una cruel escena que le cambió la vida por completo, según informó el medio brasilero Osegredo.

Cuando el grupo de ciclistas pedaleaba en la carretera Bandeirantes, en el estado de San Pablo, uno de ellos pinchó una de las ruedas de su bicicleta y tuvieron que detener su marcha. Mientras los demás tomaban un descanso, Eduardo escuchó el llanto desgarrador de un perrito atado a un árbol en medio de la nada. ¡Lo habían abandonado a su suerte!

Los huesos del perrito sobresalían en su delgado pelaje y su mirada triste conmovió el corazón del joven ciclista. “Cuando me vio, había tanta alegría en él”, dijo Reis según publicó The Dodo. “Saltó de alegría”.

A pesar que los ciclistas hubiesen podido seguir con su rutina, no dudaron en que lo correcto era ayudar al pobre animal y en un instante el frágil cachorro estaba arriba de la bici de Eduardo. Como si fuese un ciclista más, el canino los acompañó por el resto del recorrido.

Eduardo cuidó a Guerrero, como lo apodaron, hasta que pudo encontrar una familia que lo quiera adoptar.

Afortunadamente no pasó mucho tiempo y “una familia rica lo adoptó”, dijo Reis según The Dodo. “Esta muy bien”, afirmó el joven.

Y parece que los ciclistas tienen muchas historias que contar.

Un grupo de ciclistas que pedaleaba por un sendero en Portugal, sacó su cámara para grabar el rescate de un perrito que estaba atado fuertemente a un árbol del bosque por donde transitaban. El pobre animal estaba tan apretado que apenas podía mover la cabeza, y mucho menos escapar.

Los ciclistas, alarmados por la espeluznante escena, se reunieron alrededor para discutir cómo proceder para liberar al animal, cuyo dueño aparentemente lo había abandonado para morir.

Afortunadamente, los jóvenes finalmente liberaron al perro, y aunque no está claro qué fue de él después, según informó el medio La Sexta, el perrito fue asisto por los bomberos de Valongo.

Desde Hope! difundió el video para crear conciencia sobre el maltrato animal, son miles y miles de personas de todo el mundo que han reaccionado hasta triste historia.

Los usuarios de las redes sociales dejaron sus comentarios de admiración por estos valientes rescatistas.

“Tuvo mucha suerte que un grupo de ciclistas lo encontrara y decidiera rescatarlo. ¡Mil gracias!” dijo un usuario.

Y otros indignados comentaron: “Se necesita una persona muy mala para dejar a un animal indefenso como ese, con una cuerda que no le permita acostarse”.

Esperemos que este amigo de cuatro patas se haya recuperado y haya encontrado un dueño digno de su amor. Aunque los actos de abandono animal son reprochables siempre habrá personas de buen corazón para ayudar al mejor amigo del hombre.

¡Mira cómo un grupo de ciclistas sacan una bicicleta de la cerca electrificada!

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

 

TE RECOMENDAMOS