Científicos instan a prohibir a los “robots asesinos” en un escenario ‘futurista’ no muy lejano

08 de Noviembre de 2017 Actualizado: 08 de Noviembre de 2017

Desde hace tiempo, expertos del campo científico y tecnológico vienen advirtiendo que la tecnología de la Inteligencia Artificial (AI) ha llegado a un punto en el que el despliegue de armas autónomas es factible en solo unos años, en lugar de décadas.

En esta oportunidad, más 300 especialistas canadienses y australianos en el ámbito de AI han realizado un llamado a sus respectivos gobiernos para que prohíban los sistemas letales de armas autónomas, sumándose así a otras advertencias similares como la planteada por el CEO de Tesla Elon Musk y el eminente científico Stephen Hawking.

Los expertos alertan que una “militarización de la AI” permitiría que las máquinas decidan quién vive o quién muere.

En dos cartas abiertas, 122 firmantes de Australia y 216 de Canadá urgen a sus respectivos primeros ministros, Malcolm TurnbullJustin Trudeau, a unirse a la campaña contra tales “robots asesinos”.

“La comunidad investigadora de AI de Canadá llama a usted y a su gobierno a hacer que Canadá sea el vigésimo país del mundo en tomar una posición global firme contra el armamentismo de la AI(…) Los sistemas letales de armas autónomas eliminan el control humano”… reza la misiva remitida a Trudeau.  

 Asimismo consideran que desplegar la fuerza letal de estas máquinas es claramente “sentarse en el lado equivocado de una línea moral”.

termminator

(Imagen de la película ‘Terminator’, la película con un escenario futurista en donde los robots creados por el hombre habían conquistado el planeta Tierra)

Por su parte, uno de los activistas australianos, el profesor Toby Walsh, alertó que los robots asesinos llegarán a ser “armas de destrucción masiva” si no se le pone un freno.

Walsh explicó que las armas en cuestión no son ‘Terminators’ de ciencia ficción, sino equipos más simples que actualmente se encuentran en desarrollo en varios países.

“Todas las demás armas de destrucción masiva han sido prohibidas: armas químicas, armas biológicas e incluso nucleares. Debemos agregar las armas autónomas a la lista de armamento cuyo uso es moralmente inaceptable”, añadió el experto.

La siguiente reunión de la ONU para abordar este tema estaba programada para el 21 de agosto, pero fue retrasada por el organismo hasta este mes debido a insuficiencia de fondos.

Recientemente el presidente ruso Vladimir Putin advirtió que los científicos de su país estaban a punto de romper el código genético y podrían convertir a los “súper soldados” en formaciones “peores que una bomba nuclear”.

Por su parte, el famoso emprendedor espacial y propietario de diversas industrias, Elon Musk,  continúa en la misma senda demostrada desde hace un tiempo: mantener la alerta sobre la inteligencia artificial que un día podría superarnos y causarnos problemas, incluso hasta los robots podrían ‘robar’ nuestros empleos.

A pesar de las advertencias y los mensajes de peligro, hay cada vez más interés en desarrollar la AI, incluso se están creando robots similares a seres humanos que los ‘reemplazan’ en sus trabajos e incluso en un país se le otorgó la ciudadanía a uno de ellos.

Si bien los escenarios posibles no son muy alentadores, es posible que se tome verdadera conciencia sobre los principios éticos y morales que se están quebrantando al emponderar a un robot por sobre un ser humano.

TE RECOMENDAMOS