Científicos militares chinos se aprovechan de la colaboración en universidades extranjeras, señala informe

Por Frank Fang - La Gran Época
01 de Noviembre de 2018 Actualizado: 02 de Noviembre de 2018

En los últimos 10 años, Beijing utilizó una agenda encubierta para fortalecer su ejército enviando a científicos a estudiar en institutos y universidades de todo el mundo, lo que supone un riesgo para las ventajas estratégicas de Occidente, según un  reciente informe de un grupo de estudio.

El 30 de octubre, el Instituto Australiano de Política Estratégica, un centro de investigación independiente financiado parcialmente por el Departamento de Defensa de Australia, publicó un informe en el que se detallaba el plan de Beijing para enviar científicos vinculados al Ejército Popular de Liberación (EPL) al extranjero, en su mayoría a los países de la alianza “Cinco Ojos” –Australia, Canadá, Nueva Zelanda, Reino Unido y Estados Unidos–, así como a Singapur, Alemania y Noruega.

Entre 2006 y 2017, los cinco principales países de destino de los científicos militares chinos fueron Estados Unidos, el Reino Unido, Canadá, Australia y Alemania, según se desprende del número de publicaciones con los nombres de los científicos como coautores.

El informe estima que desde 2007, más de 2500 científicos e ingenieros militares chinos viajaron al extranjero, a menudo ocultando sus vínculos militares.

Por ejemplo, al comunicar sus afiliaciones académicas, los científicos utilizaban el nombre común de un instituto militar chino en lugar del nombre formal. Por ejemplo, la Universidad Nacional de Tecnología de Defensa (UNTD), una academia militar, era nombrada como Instituto Tecnológico de Changsha.

Los científicos también recurrieron a utilizar como cobertura los nombres de instituciones de investigación inexistentes. A veces, creaban perfiles de LinkedIn con sus falsas afiliaciones académicas con el fin de establecer una identidad falsa creíble. Otros afirmaron estar afiliados a verdaderas instituciones civiles en las mismas regiones que sus unidades militares.

Según el informe, el EPL describe tales estrategias como “recoger flores en tierras extranjeras para hacer miel en China”: adquirir tecnología extranjera para mejorar las capacidades del ejército chino. El informe advirtió sobre el riesgo de espionaje por parte de científicos militares chinos, especialmente aquellos que no dijeron la verdad sobre sus vínculos militares.

La forma en que China envía a sus científicos a programas en el extranjero es diferente de los intercambios militares estándar, en los que se construye un entendimiento, un diálogo y una relación mutua entre China y los ejércitos de los países anfitriones.

Los científicos del EPL tienen muy poca o ninguna interacción con los oficiales militares de sus países anfitriones.

Según el informe, aproximadamente la mitad de los 2500 científicos del EPL son estudiantes de doctorado, van al extranjero para completar sus estudios de doctorado, o pasan hasta dos años en el extranjero como investigadores visitantes. El resto se queda por un período más corto, alrededor de un año, como becarios visitantes.

Los científicos militares chinos suelen estudiar en aéreas con aplicaciones militares, como misiles hipersónicos, tecnología de navegación, física cuántica, procesamiento de señales y criptografía en universidades en el extranjero.

La mayoría de estos científicos son de la academia militar, la Universidad Nacional de Tecnología de Defensa, según el informe. Otras escuelas chinas que enviaron a muchos científicos son la Universidad de Ingeniería del Ejército en la ciudad de Nanjing; el Instituto Noroccidental de Tecnología Nuclear y la Universidad de Ingeniería de la Fuerza de Cohetes en la provincia central de Shaanxi en China; la Academia de Submarinos de la Marina en Qingdao, una ciudad portuaria ubicada en la costa oriental; la Academia de Ingeniería de las Fuerzas Armadas y el Instituto de Defensa Química de la Academia de Ciencias Militares en Beijing.

El informe también identificó los 10 principales destinos universitarios para los científicos militares chinos. El destino más popular fue la Universidad Tecnológica de Nanyang en Singapur, seguida por la Universidad de Nueva Gales del Sur (UNSW) en Australia, y la Universidad de Southampton en el Reino Unido.

Varios científicos militares chinos muy conocidos de la Universidad de Ingeniería de la Fuerza de Cohetes del EPL (UIFC), un importante brazo de investigación de las fuerzas de misiles del Ejército, fueron nombrados en el informe por pasar tiempo estudiando en el extranjero. El Teniente General Hu Changhua, que dirige el centro de pruebas y simulación de misiles de la UIFC, estudió en la Universidad de Duisburg-Essen de Alemania durante cuatro meses en 2008.

Zhou Zhijie y Wang Zhaoqiang, científicos de la UIFC, afirmaron pertenecer al Instituto de Investigación de Xi’an, que al parecer solo existe en papel, cuando eran estudiantes visitantes en universidades de Inglaterra.

Zhu Yijun, profesor asociado de la Universidad de Ingeniería de la Información del EPL de China, afirmó ser del Instituto de Ciencia y Tecnología de la Información de Zhengzhou, otro instituto falso, cuando estudiaba en la Universidad McMaster de Canadá. Según el informe, Zhu estudió tecnología de comunicaciones inalámbricas con una amplia gama de aplicaciones militares mientras estuvo en McMaster.

Para las universidades que decidieron colaborar con científicos militares chinos en la investigación científica, el informe advertía de muchos riesgos y costos, incluyendo que es poco probable que los científicos militares chinos compartan cualquier avance importante de valor militar con sus colegas extranjeros. Además, las universidades podrían arriesgarse a dañar su reputación trabajando con China, que es un ejército no aliado.

En el informe se formularon varias sugerencias: una es mejorar el escrutinio de las solicitudes de visado para que los científicos militares sean identificados y debidamente investigados. Además, deberían establecerse normas para limitar la formación científica que puede recibir el personal militar extranjero mientras estudia en el extranjero.

***

Mira a continuación

¿Por qué China se comporta de forma contraria al resto del mundo?

TE RECOMENDAMOS